Gerardo Morales: “No se me pasó nunca por la cabeza que Lousteau pueda ser candidato

POLÍTICA Por
El gobernador de Jujuy criticó al ex diputado. “Tiene un perfil de construcción personal”. Se opone a una interna de Cambiemos para presidente.
GERARDO MORALES

-¿Hay otra interna en la UCR, entre los críticos y los cercanos al Gobierno?

-Siempre hay internas entre los radicales. En el marco de una coalición también hay visiones diferentes de la estrategia electoral y del rumbo de algunas áreas de Gobierno. Cambiemos es una fuerza política que vive y se alimenta de las discusiones.

-¿Cuál es su posición sobre una competencia contra Macri en las PASO?

-Es una alternativa que no comparto. Algunos que plantearon buscaron fortalecer a Cambiemos. Otros, con mala fe, la invocaron como una vía para que el radicalismo deje la coalición. Eso es hacerle el juego al pasado y que vuelva el kirchnerismo con más resentimiento y venganza.

 -¿A quiénes acusa de haber tenido mala fe?

-El planteo de (Federico) Storani me pareció mal, pero no quiero dar nombres. Hay claramente un candidato en Cambiemos, que es Mauricio Macri, y por la oposición está Cristina. Son los dos electores fundamentales y lo que tenemos que hacer es fortalecer la candidatura del Presidente.

-¿Tampoco coincide con los que argumentan que serviría para contener votos desencantados?

-Si Macri gana por paliza esa interna... ¿Por qué el desencantado va a seguir votando a Cambiemos? Hay que tener cuidado. Es un momento difícil del país, todavía estamos atravesando una gran crisis y hay un malestar generalizado en muchos sectores de la sociedad.

-¿Cuál es su opinión sobre Lousteau?

-Tiene un perfil de una construcción personal más que colectiva, no se me pasó nunca por la cabeza que pueda ser candidato.

-¿Los radicales más críticos son los más alejados del poder o esa posición se va extendiendo?

-Son los que no tienen muchos votos, lo que no invalida que opinen y formen parte, pero hay que hablar con más responsabilidad. El radicalismo tiene que contribuir a fortalecer Cambiemos, a fortalecerse territorialmente, a mantener la representación en el Congreso y el momento para disputar en el marco de Cambiemos es 2023.

¿2023 porque ahora Macri ganaría por “paliza” según dijo recién? ¿Para no desautorizarlo?

-Estamos en una coalición que tiene que madurar más para supervivir en el escenario político argentino. En 2023 sí estoy convencido de que tiene que haber un candidato de la UCR.

-¿Ve factible que Macri arme la fórmula con un radical?

-Es una decisión del Presidente. No me parece que el radicalismo tenga que ponerse a presionar que sea tal o cual.

-La UCR pidió por tarifas, consumo, pymes. ¿A esta altura qué es lo que más le preocupa de la economía?

-Lo que más preocupa también al ministro de Hacienda, al Gobierno, a todo Cambiemos y a la gente son los efectos de la crisis cambiaria. De noviembre a febrero fueron los meses más complicados y ahora también se están sintiendo las consecuencias en la cadena de pago de las pymes y algunos sectores del comercio. Tenemos que trabajar lo más pronto que se pueda en bajar las tasas de interés.

-El Gobierno lo adjudica a factores externos, la sequía y que pecó de optimista, ¿comparte o ve otros errores?

-Hasta abril veníamos creciendo y nos explotó en la cara la crisis cambiaria. ¿Qué se podría haber hecho? Es fácil con el diario del lunes. Le asigno responsabilidad a la autoridad monetaria del Banco Central, que en 2017 no previó que esto iba a pasar. Pero bueno, ya está. Ya tuvimos que soportar los argentinos la crisis, especialmente la clase media y los sectores más pobres.

-La UCR expresó reclamos. El Presidente insiste en que hay un único camino, ¿coincide o hay que corregirlo?

-Creo que el único camino posible frente a la crisis cambiaria tiene que ver con un presupuesto equilibrado, el esfuerzo del gobierno nacional y las provincias, y fundamentalmente de la gente. Creo también que se pueden hacer muchas cosas y ahora es el turno del ministerio de la Producción en la economía real, las economías regionales, el consumo. Algunas ya está haciendo. Las posibilidades no se agotan en este camino, más allá de que es el único posible.

-¿Cómo evalúa las chances electorales de Cambiemos en este contexto económico?

-Van a mejorar en la medida que la economía se ordene un poco, baje el malhumor y la gente pueda pensar cuáles son los dos modelos en pugna. El de la recuperación de la institucionalidad para que Argentina tenga un futuro o si vamos al de Venezuela.

-¿Como pasó de la relación áspera con Macri a ser uno de los radicales que más lo sostiene?


-En la gestión nos conocimos y he visto un dirigente del tipo de los que prefiero tratar, que te dice la verdad y no anda con vueltas. Tiene honestidad en la relación y ha surgido diría un afecto.

-¿Cómo imagina a la UCR después del 10 de diciembre?

-Con una conducción que ponga proa en la alternativa al 2023, siempre fortaleciendo Cambiemos. Formando parte del Gobierno, Macri va a volver a ganar. A veces los radicales somos temerosos del poder, hay que formar parte y hacerse cargo de las cosas buenas y malas que se hacen.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Martín Bravo

Te puede interesar