Cumbre de Cambiemos en la Casa Rosada para encarrilar la crisis en Córdoba

POLÍTICA Por
La mesa de la coalición oficialista intentará que el sello Cambiemos pueda ser usado en Córdoba al menos en la elección para cargos nacionales.
CUMBRE DE CAMBIEMOS

Con Mario Negri y Ramón Mestre encaminados a ser candidatos a gobernador de Córdoba por separado, arrancó la reunión de la Mesa de Cambiemos en la Casa Rosada. El macrismo convocó la cumbre como un último intento por evitar el quiebre -y no dejarle el panorama aún más allanado a Juan Schiaretti con la división de las ofertas opositoras- o al menos que la marca pueda mantenerse para las elecciones nacionales de octubre. 

Marcos Peña -jefe de Gabinete- y Rogelio Frigerio -ministro del Interior-, dos de los presentes en la Casa Rosada -con Horacio Rodríguez Larreta y Humberto Schiavoni, los cuatro del PRO-, ya buscaron sin éxito convencer a Mestre de archivar la interna. El intendente de Córdoba armó la fórmula con Carlos Briner -jefe comunal de Bell Ville- y Rodrigo de Loredo como aspirante a sucederlo. “Todas las opciones están abiertas, incluso que vayan separados pero mantener Cambiemos para la elección nacional de octubre. Eso es funcional a Schiaretti pero puede ser, en la medida que sea la única solución para no romper el frente”, dijo a Clarín uno de los macristas que estudia las alternativas para morigerar el daño en la provincia determinante para Mauricio Macri en el balotaje de 2015.

Con Héctor Baldassi como precandidato a vice y Luis Juez a intendente de la capital, Negri cuestionó la organización de la interna luego de que Correo Argentino y OCASA rechazaran hacerse cargo del despliegue de urnas y el escrutinio provisorio por falta de tiempo. Mestre decidió avanzar con dirigentes y militantes de los partidos y el apoyo de ONGs. La jueza electoral Marta Vidal convocó a una audiencia de conciliación aunque esa instancia también fracasó. Ambos sectores estiman que la magistrada avalará la elección, aunque el sector de Negri ratificó su decisión de no participar en esas condiciones y esta mañana comenzó a retirar los partidos del marco de la interna, para inscribir en los próximos días -el plazo vence el miércoles- una nueva alianza e ir directo a las generales del 12 de mayo.

Hasta la semana pasada en la Casa Rosada rechazaban un quiebre y la posibilidad de que hubiera dos candidaturas por separado contra el peronismo de Schiaretti. Ahora esa es la posibilidad más firme, con el argumento de que la ruptura estaría limitada al ámbito provincial y Cambiemos competiría en las elecciones nacionales.

“Creemos que Mestre ya no se va a bajar y Negri no quiere que lo bajen, pero vamos agotar las posibilidades. Se puede usar la lista nacional o darle más lugares a determinado espacio”, mantenía el domingo por la noche un funcionario macrista la expectativa de un acuerdo de último momento.

En los últimos días surgió la versión de una oferta a Negri para bajar a la candidatura a la intendencia de Córdoba -y ubicar a Baldassi como vice de Mestre-, lo que provocó la ira del jefe del bloque de diputados nacionales de Cambiemos. “Tiene 64 años, ¿por qué no va Mestre de concejal? Vamos a la elección general, a ver cómo nos va”, ironizaron cerca suyo.

A la cumbre de la mesa nacional en la Casa Rosada no asistió el gobernador y titular del partido Alfredo Cornejo: había avisado que no iría y eludió definiciones en la Fiesta de la Vendimia, al asegurar que no le pedirá a ninguno que resigne su postulación. Por la UCR están Gerardo Morales, José Cano, Luis Naidenoff y Ricardo Colombi. Y Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin por la Coalición Cívica, con la posición de respaldo de Elisa Carrió a Negri.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Martín Bravo

Te puede interesar