En tono electoral, Macri arengó a la tropa PRO y pidió “vencer el miedo”

POLÍTICA Por
Cerró el encuentro partidario con un discurso fuerte y de campaña.
CUMBRE MACRISMO

Sus principales espadas dejaron en claro que va por la reelección, y Mauricio Macri terminó su discurso con una arenga ante las huestes del PRO, golpeando el puño sobre el estrado y con un “¡Vamos Argentina!” al estilo de su exposición ante la Asamblea Legislativa el 1° de marzo pasado.

“Este año va a ser fundacional para la Argentina que soñamos. No estamos acá a ver si ganamos una elección sino para ver si podemos producir entre todos ese cambio que incluya cada día a más y más argentinos”, afirmó el Presidente, orador sorpresa -no concurría hacía años- en el cierre de la cumbre partidaria del PRO, en Parque Norte.

“Es fundamental vencer el miedo y la resignación de los cuáles tenemos muchos predicadores”, sostuvo el Presidente, en una alusión al kirchnerismo, ante decenas de dirigentes, funcionarios y legisladores macristas que integran el Consejo Nacional y la Asamblea Nacional del PRO. En la cumbre, a puertas cerradas, hablaron los principales líderes partidarios, y no se esquivó un duro diagnóstico de la situación económica actual y su impacto social.

La gobernadora María Eugenia Vidal reconoció que “muchos argentinos no llegan a fin de mes” y de cara a la campaña electoral, pidió “que no sea solo un dato” sino “algo que nos tiene que interpelar”.

“Humildad para debatir, por lo que falta hacer. Si no escuchamos lo que nos falta hacer, no vamos a ser escuchados sobre lo que hicimos”, completó Vidal, en uno de los tramos más aplaudidos. A su turno, el alcalde Horacio Rodríguez Larreta también reconoció que “lo peor que podemos hacer es negar la realidad. Tenemos que sensibilizarnos y empatizar con quienes no la pasan bien, debemos estar más cerca que nunca”.

Larreta hizo una defensa de la gestión, dijo que en estos cuatro años se pusieron las bases y comparó con el primer gobierno de Macri en la Ciudad. “La transición no es fácil, pero hoy sabemos dónde estamos parados, tenemos datos. Ya no nos dicen que hay menos pobres que en Alemania”, fustigó por las cifras que daba Cristina Kirchner. Larreta aseguró que “están los que se ven y los que no, como la reconstrucción de instituciones, hoy en día no escrachamos a nadie en “6-7-8 como antes. Hay libertad de prensa, hoy la justicia investiga a la familia del Presidente, hoy hay división de poderes”.

También habló el presidente del PRO nacional, el senador Humberto Schiavoni, y hubo una exposición del canciller Jorge Faurie, con eje en la situación en Venezuela: “Es un caso emblemático de dónde podríamos haber estado pero no queremos estar”.

Tanto el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, buscaron despejar dudas de que no hay plan B, que Macri es la única opción. 

"El eje central de la campaña es reelegir al Presidente, además de retener los cinco distritos que gobernamos”, afirmó Peña. Sostuvo que "las dificultades no nos deben quebrar la voluntad" e instó a que "dejemos la vida de acá hasta el día de la elección". Frigerio sostuvo que “el objetivo principal es la reelección de Macri. Las tensiones son lógicas porque todos queremos ser protagonistas del cambio, pero no hay lugares para todos y además hay compromisos por las alianzas”. Cuando Macri bajaba del estrado, tropezó con una rampa. Alguien llegó a atajarlo para que no se cayera.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Guido Braslavsky

Te puede interesar