"26 equipos, 30 jugadores por plantel: ¿vos decís que no hay ningún homosexual?"

MIRADAS Por
La frase pertenece a Matías Vargas, jugador de Vélez, que se anima a hablar sin tapujos de uno de los temas más controversiales del fútbol.
hoy

Matías Vargas, que juega con la camiseta de Vélez, es una de las figuras del fútbol argentino. Tuvo chances en la selección y será una de las vedettes del mercado de pases de junio. Pero, además, es uno de esos que rompe el molde cuando habla, diciendo lo que otros no se animan.

En una entrevista brindada a TyC Sports, volvió a referirse a lahomosexualidad en el fútbol y dejó una frase muy particular. "¿Cuántos jugadores somos en el fútbol argentino? 30 por plantel, a 26 equipos en Primera División nada más, te da una suma alta de jugadores. ¿Vos decís que no va haber uno que sea homosexual? Esa persona está sufriendo", sostuvo.

Igualmente, no se bajó del barco y confesó que también hace chiste homofóbicos con sus compañeros. "Muchas veces los hago y después me doy cuenta que no está bien, porque estoy ofendiendo a una persona que tiene una elección sexual diferente", agregó.

También reflejó una conversación que tuvo con un compañero y que muestra los miedos y prejuicios que existen alrededor del tópico. "Me dijo: 'Acá todos nos bañamos en bolas y va a estar…'. Yo le dije: 'Loco, no es así. El chabón no te va a venir a tocar. Vos te bañás, él se baña y está cada uno en su mundo. Si te viene a tocar, es un degenerado y un violador'".

No es la primera vez que Vargas se refiere a este tema, y siempre lo hizo con la misma sinceridad. Hace unos meses, en una entrevista con Clarín, habló sin pelos en la lengua sobre algunas situaciones personales y cómo se vive dentro del vestuario.

 "Yo ayudaría a ese compañero, ¿por qué no? Uno de mis mejores amigos de la infancia es homosexual y yo estuve en toda su etapa de aceptación. Sé lo que es el sufrimiento que viven, qué es lo que les pasa a todos cuando uno quiere algo y no es la media. Obvio que si pudiera dar una mano la daría, pero estamos en un mundo tan sexual, todo tan llevado a lo sexual, que el problema es que acá (señala al vestuario) nos bañamos todos juntos, entonces el otro va a pensar 'este me quiere coger porque es puto'. Es un mundo tan sexual. Todos somos hipócritas, todos", afirmó

Fuente: Mundo D

Te puede interesar