Luciana Salazar llevó a su hija al Bailando, se la presentó a Tinelli, pero su reacción fue inesperada

ESPECTÁCULO Por
Luciana Salazar debutó hoy en el Bailando y decidió llevar a su pequeña hija Matilda. Pero la niña tuvo una reacción inesperada cuando Marcelo Tinelli quiso hablarle.

Este martes le llegó el turno en el Bailando a Luciana Salazar. La modelo hizo su debut en el show, y decidió llevar a Matilda, su pequeña hija de un año y medio de edad para que Marcelo Tinelli la conociera. Aunque la pequeña tuvo una reacción inesperada.

Luciana Salazar ingresó junto a su compañero de baile y con su pequeña hija en manos. Ya en la pista, se la alcanzó a Tinelli, quien la alzó y exclamó: “Tremendo, mirale los ojos”. “Qué bien que se quedó con vos”, le comentó la modelo y el conductor le respondió: “Yo ya tengo cinco, se quedan todos conmigo… los míos, los amigos de mis hijos, de 12 meses, de 36…”

A continuación le pidió un abrazo o un beso, pero Matilda se quedó con la mirada perdida. “Es el horario. Pasa que ella se duerme a las 20:30. No sé cómo hizo para aguantar”, le explicó la modelo, quien agregó: “Duerme muy bien. A veces tengo que ir a ver si respira… la verdad es que tuve mucha suerte”. Ante la pregunta de si tenía ayuda para criarla, explicó: “Yo trabajo todo el día, pero mi familia me ayuda. Sobre todo mi mamá me ayuda mucho”.

Tras volver a ponerla en el piso, madre e hija comenzaron a bailar. El conductor se les sumó, lanzándose al suelo y moviéndose alrededor de la pequeña, que miraba sin entender nada. “Lo está mirando a Hoppe. Vaya practicando usted, Hoppe”, comentó el conductor.

Te puede interesar