Alfredo Cornejo dijo que Mauricio Macri podría no ser candidato y hay tensión en Cambiemos

POLÍTICA Por
El jefe radical reiteró antes empresarios su idea de un frente más amplio. Luego discutió el tema en la Rosada con los referentes del PRO.
ALFREDO CORNEJO

El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, volvió a sacudir las entrañas del oficialismo. “No hay que descartar la chance de que Macri no sea candidato, creo que tenemos que estar abiertos a todas las posibilidades”, sentenció el gobernador de Mendoza ante la pregunta del periodista Luis Novaresio.

Ocurrió este miércoles en una entrevista pública en el Hotel Alvear, durante el encuentro de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina. Cornejo tampoco le cerró la puerta a una candidatura de María Eugenia Vidal. "Por supuesto (que Vidal puede ser candidata) y tantos otros. Una PASO que puede ser Macri compitiendo contra otra figura es una opción, que podría ser un plan A. Por qué no competir en un frente amplio”, propuso.

El mandatario mendocino insistió con la propuesta que había lanzado hace dos semanas, cuando pidió que la convocatoria a los consensos básicos con la oposición tuvieran un correlato electoral.

El Gobierno se había apurado en rechazar esa posibilidad, pero Cornejo insistió. "Cambiemos sólo no puede lograr los objetivos, se necesita un poder político mayor al que ha logrado construir Macri. Me parece que (Juan) Urtubey, (Juan) Schiaretti, (Roberto) Lavagna o (Sergio) Massa podrían contribuir a esa ampliación. Quizá con otro nombre, no Cambiemos”, sostuvo.

El mendocino, además, pidió  un nuevo jefe de Gabinete “con el poder suficiente” para ser apoyado por el Congreso a partir del 10 de diciembre.

El mensaje equivalía a afirmar que, si Macri fuera reelegido, el ministro coordinador no debería continuar siendo Marcos Peña. “Necesitamos más (Rogelio) Frigerio y menos (Jaime) Durán Barba”, añadió. En criollo: más política y diálogo con el peronismo y menos marketing político.

Cornejo buscó llevar algo de tranquilidad al afirmar que no habrá ruptura. “Cambiemos no se rompe ni se dobla, pero creemos que quedó chico y hay que reformularlo hacia una coalición más amplia”, insistió.

El gobernador de Mendoza, que buscará llevar esa moción a la Convención Nacional de su partido el próximo 27, en Parque Norte -tal como anticipó Clarín-, terminó con una jornada que lucía tranquila para el oficialismo.

En el Gobierno habían recibido con beneplácito la baja de inflación que se plasmó en el 3,4% de abril; la sanción de la ley de financiamiento y las repercusiones por la decisión de la Corte Suprema de demorar el juicio oral contra Cristina Kirchner.

A las 17.30, Cornejo llegó a la Casa Rosada para discutir su propuesta junto al ministro del Interior; Peña; Vidal; Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

El encuentro en el despacho del Jefe de Gabinete se extendió durante dos horas. Mauricio Macri, que se encontraba en Olivos, no se sumó a la conversación por teléfono. El último en retirarse fue el jefe de Gobierno. Vidal solo atinó a sonreír ante los periodistas.

Ninguno hizo declaraciones. Solo Cornejo, volvió a hablar ante la consulta de Clarín. “Es verdad que bajó la inflación y la decisión de la Corte sobre Cristina termina favoreciendo a Cambiemos. Con eso puede llegar a alcanzar para ganar, pero no va alcanzar para gobernar”, sentenció.

En su entorno sostuvieron que el diagnóstico de abrir Cambiemos fue compartido por los demás referentes del oficialismo, aunque no está clara la forma.

Fuentes de la cartera de Interior admitieron que "se coincide en que Cambiemos puede ampliarse, porque no le cerramos la puerta a nadie".

En el PRO admiten que sólo le tienden una mano a Martín Lousteau y señalan que los consensos servirán "como pista de aterrizaje" para otros dirigentes de cara a un balotaje. 

Fuentes del Ejecutivo confiaron que el encuentro fue tenso y hubo reproches, aunque evitaron dar precisiones. 

En los últimos días, en el Gobierno sostenían que no tienen voluntad en desperfilarse con figuras del peronismo y que son conscientes de que no hay una demanda de la oposición para sumarse al oficialismo.

"Cornejo necesita mostrarse más duro de cara a la Convención para tener más margen para ratificar Cambiemos y al no tener reelección está más jugado", valoraban en la Casa Rosada.  

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Guido Carelli Linch