Diego Román: la segunda autopsia confirma "una muerte violenta, con elementos cortopunzantes"

JUDICIALES Por
"Hubo intervención de personas", afirmó el abogado querellante de la madre del pequeño hallado muerto en un descampado en Recreo
0027290376

Dioniso Ayala, el abogado querellante de la madre de Diego Román - el nene de 12 años hallado muerto en un descampado de la zona rural norte de la ciudad de Recreo en la fría noche del jueves 4 de julio- aseguró que los resultados de la segunda necropsia que fue realizada el 23 de septiembre en la morgue de la Corte Suprema de Justica de la Nación tienen un plano de coincidencia con los resultados de la primera autopsia que fue realizada por el Pascual Pimpinella, titular del Cuerpo Médico Legal dependiente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

Ayala dijo que, de la lectura del informe de los médicos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se desprende que usaron elementos punzocortantes en la faena criminal que terminó con la muerte del menor.

•LEER MÁS: Diego Román: decenas de niños y niñas pidieron justicia

En relación a una de las hipótesis planteadas sobre que el pequeño falleció por el ataque de una jauría, el abogado comentó que el nuevo informe "no señala bajo ningún punto de vista que haya habido intervención de animales, depredadores, ni nada por el estilo".

Consultado sobre cuál habría sido la causa de muerte del menor, insistió: "Es una muerte violenta, provocada por elementos cortopunzantes, es lo que yo considero como abogado querellante. Aquí hubo intervención de personas; no intervención de animales. Pudo haber sido (el ataque de perros) posterior a la muerte de Diego y que haya afectado la integridad del cuerpo"

En declaraciones a la emisora LT 10, Ayala destacó que "independientemente del informe de la necropsia realizada en Capital Federal, es evidente que el Dr. Pimpinella estuvo en lo cierto en su informe preeliminar, en relación a las causales de la muerte de Diego Roman".

 Manifestó que "la investigación se debe profundizar, ya que son personas las que han provocado la muerte de Dieguito Roman". Por otro lado, sostuvo que "el grupo familiar debió haber sido investigado desde el primer momento, a los fines de llegar a un resultado positivo, cierto y concreto. Hoy, a esta altura de los acontecimientos, han pasado muchísimas cosas; se han borrado por el tiempo pruebas tremendamente importantes". A pesar de ello, Ayala afirmó que "vamos a continuar solicitando los pedidos de investigación para que de una vez por todas el Ministerio pública de la Acusación comience a despertarse"

Ensañamiento

El lunes 8 de julio en una entrevista que el hizo la periodista Andrea Scándolo en su programa "Al derecho y al revés", el jefe del Cuerpo Médico Legal del Poder Judicial Pascual Pimpinella relató que nunca vio "un caso de ensañamiento como el sufrido por Diego Román".

Y agregó, "que las marcas de las heridas que fueron observadas en el cadáver durante la autopsia revelaron que hubo castigo físico violento contra el menor, o sea, aplicación de flagelamiento o torturas, además de tener heridas de arma blanca en todo el cuerpo y algunos cortes que son compatibles con el intento de descuartizamiento al que fue sometido el cadáver, como el cercenamiento parcial de los genitales".

Pimpinella, además, dijo que "Román fue asesinado con uno o varios objetos" ratificando que las heridas son con bordes con filos. Y continuó: "Me llama poderosamente la atención el caso, no es como los casos frecuentes que solemos tener debido a la cantidad de lesiones que tenía el cuerpo. Creo que no había ningún lugar de la superficie del cuerpo que no tenga lesiones". Pimpinella agregó que "Román fue asesinado con uno o varios objetos".

Interpretaciones opuestas

Lo cierto es que desde el jueves 4 de julio pasaron 120 días -4 meses hasta este 1° de noviembre- y todavía no quedó claro cuál fue la causa que produjo la muerte de Diego Román. Las dos autopsias de los médicos forenses de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y ahora de la Corte Suprema de Justicia de la Nación describen una muerte violenta.

Mientras tanto, la causa sigue, el chico fue velado, sepultado, 20 días después fue exhumado, su cadáver permaneció varias semanas en la morgue judicial santafesina, luego fue llevado a Buenos Aires y sometido a nuevas autopsias.

Fuente: Uno Santa Fe

Te puede interesar