Macri se involucró personalmente para neutralizar un intento de rebelión en el PRO

POLÍTICA Por
Llamó ayer mismo al titular del PRO mendocino, Omar De Marchi, que había expresado duras críticas a la decisión del Presidente de designar a Cristian Ritondo como jefe del bloque en Diputados. Se reunieron en Olivos
LNSSMCRMOFCR5PEVNLVR5NDUJA
Mauricio Macri llamó a Omar De Marchi y se reunió en la Residencia de Olivos

Mauricio Macri decidió involucrarse personalmente para neutralizar una incipiente rebeldía en el PRO. Es que un sector del partido había reaccionado negativamente a la decisión del Presidente de imponer al diputado electo Cristian Ritondo como próximo presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados y llamó a uno de los más rebeldes, Omar De Marchi, quien había expresado sus críticas por las redes sociales. La reunión se realizó en la Residencia de Olivos, duró 40 minutos y nadie más participó del encuentro.

De Marchi, intendente de Luján de Cuyo y presidente del PRO en Mendoza, se incorporará a Diputados a partir del 10 de diciembre, y anoche publicó en su cuenta de Twitter unos duros mensajes en los que si bien aseguró que “quiero que Mauricio Macri vuelva a ser presidente dentro de cuatro años”, destacó que “es evidente que una de las debilidades que motivaron perder las elecciones fue la subestimación por la acción política”.

De Marchi forma parte del “grupo de afinidad” con Emilio Monzó y Rogelio Frigerio que viene reuniéndose para producir una renovación en materia política dentro del partido que tendrá 55 diputados el 10 de diciembre. En particular, el mendocino tiene una larga relación con Macri, a quien conoce desde 2005, cuando se integró al bloque de diputados del ahora presidente saliente.


De Marchi no ocultó su sorpresa. Primero porque recibió un llamado desde Presidencia para reunirse, pero también porque vio “a Mauricio muy encima de los temas políticos, con mucha información política”. En esa línea, el mendocino aseguró que Macri comprendió la “vehemencia que le hemos puesto a este asunto. Es para que nos tengan en cuenta a la hora de discutir cuál es la mejor forma para mantener la unidad de este 40% que se ve reflejado en los casi 120 diputados que vamos a tener junto a la UCR y la Coalición Cívica”.

Aunque De Marchi no quiso brindar detalles, todo indicaría que Macri le pidió que colabore para evitar que el bloque del PRO se divida y un grupo designe a Sebastián García de Luca como titular de un minibloque dentro del interbloque de Cambiemos. El presidente del PRO en Mendoza contó que Macri está convencido de que “no puede haber bloques diferenciados, hay que trabajar por el consenso”.

Si bien De Marchi representa a un grupo de dirigentes del PRO que pusieron en discusión el eventual liderazgo de Ritondo en Diputados, hay otro sector que se alineó con la decisión del presidente. En ese territorio se encuentra el legislador Waldo Wolff, que en diálogo con Infobae aseguró que “el presidente del bloque va a ser Ritondo porque lo pidió el Presidente y porque tiene volumen propio” y pronosticó que “no va a haber un sub-bloque dentro del PRO”.

El malestar dentro del PRO también llevó a que se reúna el bloque de Senadores del PRO, lo que no sucedía hace varios meses. Incluso se difundió un comunicado de prensa para aventar rumores, donde aseguró que el encuentro fue “para definir su plan de trabajo para el año próximo, durante el cual se desempeñará el rol de oposición" y que “se acordó desarrollar una oposición constructiva frente a la nueva etapa política que se avecina”.

En el partido de Gobierno había trascendido la posibilidad de que el misionero Humberto Schiavoni fuera reemplazado por el porteño Esteban Bullrich al frente del bloque en el Senado, una posibilidad que en algunos sectores del PRO causó preocupación ya que no ven con buenos ojos que ambos bloques, al igual que la titularidad del PRO nacional, que podría pasar a manos de Patricia Bullrich, estuvieran en manos de dirigentes de la Ciudad de Buenos Aires. Macri tomó contacto también con Schiavoni para calmar los ánimos, donde se habría decidido la reunión del bloque de Senadores, donde estuvo presente Bullrich.

Como sea, llama la atención que la presidencia del bloque de Diputados del PRO haya sido definida por el Presidente un mes antes de lo necesario. Evidentemente, temía que los rebeldes cuestionaran la candidatura de Ritondo, que tiene el respaldo de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. “Tenemos que construir la unidad desde hoy mismo y evitar que nos debiliten", fue la explicación que se dio en Gobierno.

Fuente: Infobae

Te puede interesar