Chiquito Bossio se quebró al hablar de la muerte de su mujer: "No la olvido nunca"

DEPORTES Por
Acompañado de su beba, Isabella, el exarquero se refirió al duro momento que sufre desde febrero. "El dolor va a estar siempre", aseguró.

La vida de Carlos Bossio cambió para siempre en febrero de este año. Su mujer, Ana Débora Lucero Bustamante, de 42 años, sufrió un ACV durante el parto y murió mientras daba a luz. La beba, Isabella, nació prematura con siete meses de gestación y afrontó una larga recuperación. Nueve meses después de semejante golpe, Chiquito habló por primera vez en los medios sobre el tema.

"No me está siendo fácil arrancar y hablar. Pero acá estamos. Son 24 horas con ella (por su hija). Todo mi esfuerzo y mi pensamiento va por ella. Superamos complicaciones. Ahora está impecable. Tuve mucha ayuda, me dieron una mano muy grande", comenzó Bossio, exarquero de Belgrano, Estudiantes y Lanús -entre otros equipos, que fue a los estudios de Fox Sports Radio junto a Isabella.

Fue una entrevista muy emotiva. "Chiquito" lucha durante cada minuto para avanzar. Cuando llegó el momento de hablar de su mujer, no pudo evitar ponerse a llorar. Los recuerdos lo invadieron. "Muchas veces uno tiene ganas de estar triste", dijo y se quebró. "De no estar alegre...", siguió, entre sollozos. Sin embargo, reconoció que siempre trata de sonreír por su hija: "Yo con ella me tengo que reír porque no sabe por qué estoy triste. Uno tiene que poner la mejor cara y estar para ella. Sacás fuerza de donde no tenés".

 La muerte de su mujer cambió la perspectiva de Bossio. "Cuando te pasan estas cosas, uno empieza a mirar hacia atrás y se da cuenta de que uno se hace mala sangre por cualquier cosa. Cuando no te pasan estas cosas, no te das cuenta. Te tomás la vida de otra forma. Cambié un montón: antes me puteaba si alguien cruzaba en rojo, ahora ya no me preocupa eso. Las cosas importantes pasan por otro lado", detalló.

Aunque trata de seguir adelante con su vida y la de su familia, no es nada sencillo. "El dolor va a estar siempre. No sé si se supera, pero tenés que acomodarte. Cada vez que la veo a ella me recuerda a su madre. No la olvido nunca", contó. "Sé que mi mujer me hubiera perdona miles de cosas, pero no que afloje con ella. Es una obligación como padre y de responderle a mi mujer", admitió.

Por último, "Chiquito" se refirió a su creencia religiosa: "Creo en Dios, pero estoy enojado. Uno piensa ‘¿por qué, por qué a ella?'. Dejó de ver a su hija, se le truncaron los sueños".

Te puede interesar