Se viene una ola de consumo en Argentina

ECONOMÍA Por
Un estudio privado analiza que ese monto podría volcarse a consumo en lo inmediato si se despeja la incertidumbre macro.
hoy

Si la economía se ordena y se estabiliza el ingreso, hoy sujeto a shocks de inflación y tipos de cambio semanales, habría margen para un aumento inmediato en el consumo familiar equivalente a 0,5% del PBI- aun si no se recupera el poder adquisitivo en el corto plazo– debido sobre todo a las compras de durables postergadas por la incertidumbre, y al regreso de primeras marcas a la canasta de alimentos. Son $104.065 millones de consumos postergados a la espera de un escenario más previsible.
La conclusión es de un estudio de la consultora Elypsis en base a un cruzamiento de datos de consumo con encuestas realizadas a 5.500 jefes y jefas de hogares del país para estimar esta postergación.
Los resultados del análisis sugieren que:
– El 41,5% de los hogares consultados asegura tener algún consumo postergado ya sea por falta de ingresos o por incertidumbre.
– El 60% de las familias consultadas para aumentar su consumo necesitaría más ingresos mientras el 29,3% más certidumbre.
– Entre quienes aseguran tener consumos postergados por falta de ingresos, el monto promedio por familia es $82.532. En las familias donde hay demoras por efecto precaución, el promedio es $ 93.732.
– En base a esos datos y extendiéndolo al total de hogares del país, se estima que: por falta de ingresos, hay consumos postergados por $244.998 millones. Es demanda que según definen, quisieran o necesitan realizar, pero no lo hacen recursos insuficientes.
– Por incertidumbre en tanto, hay consumos demorados por $104.065 millones. Es el margen de aumento inmediato que tendría la economía hoy.
En ese contexto, la síntesis determina que los consumos postergados que deja 2019 alcanzan los $104 mil millones por efecto precaución y $245 mil millones por efecto ingresos.
De la encuesta realizada surge que los consumos más demorados por efecto precaución están liderados por la comida. Más y mejor alimentación encabeza la lista, estimándose gastos pendientes por $19.419 millones. Le siguen gastos vinculados a la vivienda con $15.536 millones que podrían volcarse a ese sector si vuelve la confianza, indumentaria y calzado, con $14.240 millones, y turismo y recreación, con $11.651 millones.
En el último año 62,7% de los hogares bajó su consumo. A su vez, el 27,8% de los encuestados define su ingreso como alto o muy alto, 24% lo define como medio y 48,2% como bajo y muy bajo., un reflejo más del margen pendiente que tiene la demanda interna.
Para dar contexto al trabajo hay que recordar que las ventas de los comercios minoristas cayeron 10% en octubre, en comparación a igual mes de 2018, según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).
Para la entidad “hubo sectores como Mueblería, Electrodomésticos o Indumentaria, donde al revés de la tendencia, muchas familias concretaron consumos aprovechando los importes sin aumentos”. “Se notó sobre todo en el comercio electrónico, que tuvo grandes saltos. A pesar del descenso, los negocios se preparan para la venta de fin de año donde se espera un repunte”, afirmó la entidad.
De esta forma, los precios acumulan en lo que va del año una baja de 12,5%, cuando se compara enero-octubre de 2019 con iguales mes del 2018. Las ventas en locales al público descendieron 11,5% anual y en la modalidad online subieron 0,1% anual.
Sin embargo, a pesar del resultado negativo, los negocios mantienen buenas expectativas para fin de año: en promedio se espera un aumento de 9,1% anual en las ventas. Calzados, Electrodomésticos y Alimentos son los rubros con mayor optimismo.
De acuerdo a lo expuesto por la Confederación, dos factores que restaron ventas en el mes, fueron las demoras en las entregas de mercadería: el 40,5% de los negocios relevados tuvieron problemas para abastecerse en tiempo. A su vez, la mercadería, en esta semana, llegó con incrementos de precios promedio de 8,6%, que en general el comercio irá trasladando recién en los próximos días.
“En la comparación mensual, sin desestacionalizar, las ventas subieron 50%, que se explica porque octubre siempre naturalmente es un mes de mayor consumo. Incide por ejemplo, el Día de la Madre, que es la segunda fecha especial más importante del año”, resaltaron desde la Came.

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar