Viotti quiere ser jefe de la oposición, pero no le da el piné

LOCALES Por
Es evidente que Leonardo Viotti, contagiado en estos cuatro años por el Macrismo, intenta imponer por la fuerza lo que no puede conseguir con los votos
hoy

Al parecer, en los momentos libres, cuando "la play" le da un respiro, Leonardo Viotti se sienta a leer algo, una costumbre no muy arraigada en él, y su autor predilecto es Jaime Duran Barba.

En el Gurú Ecuatoriano encuentra las respuestas que su grupo selecto de intere$ado$ no le pueden dar.

Ahí el otrora pibe maravilla encuentra algunas fórmulas para tratar de avanzar en la política, busca en esos manuales lo que en las urnas no pudo encontrar.

Los viejos Radicales de Boina Blanca, aquellas cabezas que peinan canas se deben sentir avergonzados de lo que hace Viotti.

Amparado por Bottero, se transforman en dos auténticos "peseteros" de la política.

Hay que hacer un poco de memoria para recordar que ambos usufructuaron cargos y puestos con el solo afán de cobrar a fin de mes algunos pesitos, luego, cuando sus jefes entraron en desgracia, no titubiaron en  ir para donde el viento mejor los coloque ($$$).

La actitud de Viotti en referencia a los palos en la rueda que le puso al intendente para formar su gabinete, es de todo punto de vista reprochable, y digna de los totalitarios, no de un político democrático.

Viotti consulta a Duran Barba y se hace un mundo de fantasías, entre play y play le pega una leída, sueña despierto, pero sus alocados sueños chocan con una realidad: PARA SER JEFE DE LA OPOSICIÓN HAY QUE TENER DOTES, PRINCIPALMENTE DEMOCRÁTICOS, Y POR LO QUE SE VE, A VIOTTI NO LE DA EL PINÉ

Te puede interesar