Presidencia del Concejo: Muriel y Bottero dependen de Mársico

LOCALES Por Martín SILVA
En la últimas horas, el Concejal del PDP tuvo innumerables ofrecimientos tanto del peronismo como de Cambiemos. Bottero y Viotti se extralimitaron y van más allá
marsico
marsico

"Germán, si hace falta comprar un auto, lo hacemos, no puede ser que los "peronchos" nos afanen la Presidencia del Concejo", palabras más palabras menos, ese fue el tono de la charla en el día de ayer, asado de por medio en la casa de un dirigente nuevo que nunca fue Radical pero ahora por poco se hace el tatuaje de Irigoyen en la espalda.

"Tranquilízate Leo, se puede arreglar mucho más barato. No te olvides que sin nuestro apoyo, Lisandro no va a poder aprobar ningún proyecto. Para utilizar la Banelco tenemos tiempo". 

Quizá los participantes de esa comida desconocen las cualidades éticas y morales de Mársico, seguramente el dirigente con mejor imagen en la ciudad.

Los peronistas, un poco más modestos, le ofrecen a Mársico puestos legislativos.

¿Cual es la razón por la que todos quieren tener a Mársico de su lado en esta elección de autoridades del Concejo?

Muy simple: Si a los tres votos del Peronismo se suma el de Mársico, la ecuación es perfecta, por que el voto de Bonino vale doble. Se utilizaria la misma formula que consagró a Silvio  Bonafede Presidente del máximo cuerpo Legislativo de la Ciudad.

El Peronismo reclama para si la Presidencia por entender que el partido de Gobierno es el que debe tener ese puesto. Bottero también lo quiere por que está empecinado en conseguirlo.

Es un hecho y no hay dudas al respecto, los tres Concejales Justicialistas van a votar por Muriel. Pascual adelantó que por ningún concepto votaría a un peronista (¿gorila la chica?). Solo resta saber que va a hacer Lisandro Mársico, ya que Bonino encantado de la vida le da su sillón a Muriel con tal de que Bottero, Viotti y compañia no se salgan con las suyas. Las heridas siguen muy abiertas y la actitud de Bottero al manifestarse en los medios con frases como "Con Lalo tengo una charla pendiente" , no le hicieron nada de gracia al único Pro puro que hoy tiene el Concejo. Es más, en círculos íntimos se le escuchó decir a Bonino: "Que Bottero solucioné los problemas legales que tiene en su inmobiliaria y despues que venga a dar clase de moral", o "Yo nunca fui ñoqui, Bottero y Viotti sí" .

Así están las cosas hoy en el Concejo Municipal. Todos se pelean por un cargo que en la práctica no tiene mucha relevancia, pero al parecer la cuestión en el peronismo es más principista que otra cosa.

El peronismo tienta a Mársico con cargos. Bottero y Viotti quieren utilizar la Banelco. En el medio está la intachable reputación de Mársico, que nadie en la Ciudad pone en duda, aunque al "eléctrico", sus amigos ya le dijeron que mejor siga con su auto viejo y por nada del mundo se le ocurra cambiarlo...

Te puede interesar