Amor Ameal ganó las elecciones y es el nuevo presidente de Boca

DEPORTES Por
El dirigente, cuya fórmula integran Mario Pergolini y Juan Román Riquelme, se impuso ante la lista oficialista encabezada por Christian Gribaudo, quien reconoció la derrota. José Beraldi quedó en el tercer puesto de unos comicios que fueron históricos ya que sufragaron más de 38.000 socios
QXX5SV5KFFHCJJZGSC5JHNPRA4

Jorge Amor Ameal se impuso en las elecciones de este domingo y es el nuevo presidente de Boca Juniors. Ejercerá su mandato en el período 2019-2023. Se trata del segundo ciclo del empresario gastronómico de 71 años al frente de la entidad Xeneize luego de haber asumido como mandatario entre 2008 y 2011 a raíz del fallecimiento de Pedro Pompilio.

A pesar de que el recuento no ha finalizado, la diferencia obtenida ya es irreversible según reconoció el candidato oficialista, Christian Gribaudo, quien terminó segundo, por delante de José Beraldi (“Volver a ganar”). Además, Ameal se convirtió en el candidato más votado de la historia de Boca.

Relevadas 90 mesas de las 143, el espacio de Ameal se impone con 11.513 votos (51,05%) contra 7.383 (32,73%) del oficialismo y 613 (16,02%) de Beraldi.

La victoria del flamante presidente se sustenta, en gran parte, en el apoyo que recibió de parte de Juan Román Riquelme, el máximo ídolo de la historia de la institución. El ex futbolista se sumó al armado político del Frente por la Recuperación de la Identidad Xeneize y será vicepresidente segundo, mientras que el empresario y conductor de radio y TV Mario Pergolini será Vice 1°.


38.352 socios (cifra récord) de los 87.000 habilitados se acercaron al club para elegir a las nuevas autoridades por el período que se extenderá hasta diciembre de 2023. A las nueve de la mañana se inauguró la elección que tuvo en la previa la confrontación entre el oficialismo y la oposición. A las 18 cerró la votación y, en los minutos posteriores, solo pudieron ingresar a los cuartos oscuros aquellos que se encontraban dentro del club. Una vez que pasaron todos los socios, se sellaron las urnas y las autoridades de mesa las trasladaron hacia el espacio designado para el conteo.


Una carpa gigante de 320 metros de largo fue instalada en el playón de estacionamiento de la Bombonera, donde 38.352 socios se acercaron a votar al próximo presidente. Con más de un centenar de efectivos policiales y seguridad privada, personal de bomberos, socorristas y dos ambulancias con departamento médico a disposición, se inició el desarrollo de las elecciones en Boca.


La votación comenzó con unos minutos de demora por falta de fiscales y porque el sistema estuvo caído. En la carpa había tres mil personas haciendo fila frente a las mesas. Los apoderados de cada lista se reunieron y decidieron que se tome el voto en planillas. Recién cuando volvió a funcionar el sistema, cargaron los datos de manera manual. Las complicaciones en el sistema informático se resolvieron pasadas las once de la mañana, cuando la multitud se agolpaba y el malestar crecía.


A las 9:20, el presidente saliente Daniel Angelici había ingresado a la carpa para emitir su voto. Cinco minutos después, votó Juan Carlos Crespi, candidato a vicepresidente por el oficialismo. A la hora de haberse iniciado los comicios, Ameal denunció una serie de irregularidades: caída del sistema y boletas truchas con la cara de Riquelme. Fue el mismo Riquelme, quien en diálogo con los medios agolpados en la Bombonera, apuntó contra el oficialismo: “Es una cosa única que en una hora hayan votado diez minutos. Vamos a tener un día que el sistema se va a caer cien veces, van a sacar todas nuestras boletas. Cuando las cosas se quieren hacer bien, se hacen bien".


El candidato a vicepresidente segundo por el espacio “Identidad Xeneize” se refirió a las irregularidades en los comicios: “Pararon la votación tres veces, dijeron que se les cayó el sistema, se quedaron sin sobres. Es la única manera que pueden ganar, haciendo trampa”. Agregó que estos inconvenientes no le sorprenden porque “son tramposos, todo se sabe en la vida” y pidió por la presencia de Mauricio Macri: “Si el Presidente de nuestro país es hincha de Boca, como dice, él tendría que estar acá y poner a los mejores en cada lugar para que sea una fiesta".


También se pronunció Mario Pergolini sobre las complicaciones en la emisión del voto que denunció parte de la oposición: “Está lleno de chiquiteces. Da la sensación que no quieren que la gente vote”. Horas después, Crespi, candidato a vice por parte del oficialismo, salió a responder sobre las quejas en las demoras del sufragio: “Vino a votar a una elección de Boca, no fue a hacer la cola para tomar la hostia en una iglesia. ¿Esperaba una señorita que lo llevara y le diera un sánguche?", dijo en diálogo con TyC Sports. Luego, prefirió bajar las tensiones y no incrementar la grieta.


Pasadas las once del mediodía, más de nueve mil socios habían emitido su voto. Entre ellos, el nuevo Procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zannini. También estuvieron en la carpa, Guillermo Cóppola y ex jugadores del club como Jorge Bermúdez, Raúl Cascini, Marcelo Delgado y Sebastián Battaglia, todos cercanos a Juan Román Riquelme. Con el correr de los comicios, la situaciones de irregularidad que la oposición había cuestionado públicamente mermaron: el sistema empezó a funcionar correctamente y el trámite de votación se agilizó.

La concurrencia superó los 20.000 votantes después de las 12:30 del mediodía. Gribaudo respondió las acusaciones una hora después en diálogo con TN. En sintonía con la posición de Crespi, relativizó el colapso de la carpa, las colas interminables y las demoras: “Como toda elección y hay mucha participación, no venís y votas en cinco minutos, a veces hay que esperar media hora, cuarenta minutos". Respondió a las irregularidades: “La cantidad de mesas que se fijaron y la carpa que se armo lo definió la Comisión Electoral que es un organismo independiente en donde había representantes de las tres listas. Ahora, si venimos a crear sospechas, estamos faltando a la verdad", dijo y agregó: “Hay que evitar crear climas raros, gran parte de la campaña hubo muchos antagonismos, ganas de pelear y generar sospechas. Estamos en La Bombonera, los hinchas de Boca están votando y esto es espectacular”.


Beraldi, voz de una oposición menos beligerante, opinó que se podría haber mejorado el sistema de votación con la colocación de más mesas. “Me ha parado mucha gente, con problemas para votar teniendo la cuota al día que no los dejaban pasar”, expresó.

A las 14:20, Juan Román Riquelme ingresó a la carpa para emitir su voto. Acompañado de canciones en contra de Angelici y del grito “Riquelme es de Boca y de Boca no se va”, revolucionó el recinto. Se retiró escoltado por una multitud y cantando “Dale Bo”.


La elección representó un récord de votantes para el fútbol argentino y para Boca. En las elecciones de 2015 en las que fue reelecto Angelici con el 43,7% de los votos, eligieron presidente más de 26 mil socios.

Fuente: Infobae

Te puede interesar