Para el ministro Matías Lammens, la prioridad es la deuda y no el debate por los “presos políticos”

POLÍTICA Por
“Tenemos que dejar estas discusiones intestinas para otro momento”, aseguró.
MATÍAS LEMMENS

En medio de la tensión en el Gobierno respecto a la figura de los presos políticos en contraposición a las "detenciones arbitrarias", un ministro de Alberto Fernández pidió dejar la discusión para otro momento.

Se trata de Matías Lammens, a cargo de la cartera de Turismo y Deporte, quien se expresó luego de que el Presidente manifestara: "Me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo".

"Si hay o no presos políticos, en este momento de la Argentina que es tan delicado, cuando estamos recibiendo una visita del FMI en estos días, Alberto lo decía, tenemos que dejar estas discusiones intestinas para otro momento y trabajar para esto que es la gran prioridad que tenemos como Gobierno, con un 40% de pobreza, donde 1 de cada 2 chicos son pobres", afirmó el funcionario en Futurock.

El tema produjo una fuerte interna en el Frente de Todos, a horas de la llegada de una misión del Fondo Monetario Internacional a la Argentina, que se extenderá varios días para permitir "un diálogo y un trabajo más profundo" en torno a la negociación por la deuda argentina.

Mientras que algunos detenidos como Julio De Vido y Milagro Sala piden que se resuelva sus situaciones en la Justicia, argumentando que sus detenciones fueron producto de la influencia de la pasada gestión de Mauricio Macri en el Poder Judicial.

El ex ministro de Planificación Federal, que desde diciembre tiene domiciliaria en su chacra de Zárate, fue el más duro y le pidió al Presidente que le diga a su jefe de Gabinete que "guarde prudente y respetuoso silencio ante la persecución política".

Santiago Cafiero fue quien replicó la postura oficial de hablar de "detenciones arbitrarias" y no de "presos políticos". En el Ejecutivo, la discusión generó una grieta.

Por su parte, Lammens destacó que estas diferencias muestran un signo de "fortaleza y no de debilidad" de la coalición de gobierno. Pero evaluó como prioridad "solucionar el problema de la deuda, que es muy compleja, porque si no lo soluciona, Argentina no va a seguir creciendo".

"Por sobre las diferencias y opiniones personales, por sobre este deseo de manifestar la opinión personal está el interés colectivo, y si nosotros no somos inteligentes en cómo y cuando expresamos nuestras diferencias personales puede verse afectado por eso", concluyó.

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar