Arrestados por fraude más de la mitad de los policías de Tráfico de Malta

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
Un total de 37 de los 50 agentes de la isla se anotaron horas extra falsas durante tres años
1581529526_508721_1581529799_noticia_normal_recorte1

Más de la mitad de los policías de tráfico de Malta, incluido su responsable, han sido detenidos por presunto fraude en las horas extra, después de ser delatados por un chivatazo anónimo. Funcionarios malteses han confirmado que 37 de los 50 agentes de tráfico de la isla han sido arrestados ante la sospecha de haberse anotado cientos de horas extra falsas, durante un periodo de tres años.


La pequeña isla mediterránea lucha por limpiar su imagen, salpicada en los últimos años por acusaciones de corrupción generalizada, nepotismo y delitos financieros entre su élite política y empresarial.

El jefe de la policía de Tráfico, Walter Spiteri, es sospechoso de reclamar para sí subvenciones para motocicletas pese a utilizar un automóvil con chófer. "El superintendente a cargo de la sección de tráfico presentó su dimisión ayer [este martes], y ha sido aceptada", ha informado este miércoles la policía en un comunicado. Algunos de los agentes afrontan también acusaciones de malversación de combustible y desvío del mismo a sus propios vehículos.

Los automovilistas de la isla han constatado este miércoles la presencia de escasos agentes, incluso pese a haber sido movilizados otros antiguos para cubrir las vacantes, según fuentes policiales.

El primer ministro, Robert Abela, ha afirmado que es bueno que la policía investigue a su propio personal. "Esto confirma que tenemos una fuerza policial operativa. Si estas investigaciones conducen a procesar a personas o a medidas disciplinarias, eso es lo que sucederá", dijo Abela a los periodistas.

El Partido Nacionalista, en la oposición, aseguró que la policía se ha visto socavada por la misma "cultura de corrupción e impunidad" existente en otros muchos órdenes de la vida maltesa.

Abela fue nombrado primer ministro en enero después de que su predecesor, Joseph Muscat, renunciase al cargo por la gestión de las investigaciones relativas al asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia, que denunciaba en su blog casos de corrupción en la isla.

La investigación a la policía de tráfico se abrió después de que un informador anónimo escribiese al máximo responsable policial de la isla detallando cómo los agentes cobraban tareas que no habían hecho. El diario The Times of Malta se hizo eco del caso este martes.

Fuente: El País

Te puede interesar