Alberto: “No les podemos pagar un peso por 5 años al FMI”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El Presidente dijo que le comunicó esa decisión a Kristalina Georgieva. Advirtió que hoy no hay suficientes respiradores, pero aseguró que estarán listos el próximo mes
ARCHI_720367

"Le dije al FMI que en los próximos cinco años no les podemos pagar un peso", reveló este domingo el presidente Alberto Fernández, que advirtió que por la pandemia de coronavirus se deberá hacer un "esfuerzo mayúsculo para levantar la economía" argentina.

"Antes de la pandemia, yo le había dicho al FMI que no podíamos pagar a costa de nuestro pueblo. Ahora tengo mil razones más", sostuvo Fernández en diálogo con radio Rivadavia.

Inicialmente, había trascendido que el objetivo del Gobierno era refinanciar deudas con el Fondo hasta 2023, pero el jefe de Estado pareció subir la apuesta, al estirar el plazo al menos hasta 2025.

Destacó que el FMI "ha entendido bastante" el pedido de la Argentina y que el país cuenta con el apoyo de la titular del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva, con quien mantuvo una videoconferencia el viernes último junto al ministro de Economía, Martín Guzmán.

Dijo que se ha dado un "paso muy importante" tras la charla que mantuvo con la titular del FMI.

"Hablamos con Georgieva y es muy impactante ver el nivel de coincidencia que tenemos sobre los problemas que la pandemia genera también en materia económica", destacó.

El mandatario aclaró que, antes de la expansión del coronavirus, ya había anticipado al FMI que "no iba a pagar a costa de los argentinos".

Respecto de las consecuencias económicas de la medida de aislamiento social ante la pandemia del COVID-19, anticipó: "Vamos a tener que hacer un esfuerzo mayúsculo para levantar la economía".

El Presidente aseguró que está trabajando con el Ministerio de Desarrollo Productivo para evitar que se siga "abusando" de los precios en medio de la pandemia de coronavirus.

"Estamos en una situación límite. Hoy estuve hablando con el ministro Matías Kulfas y me decía que hemos ya fijado precios máximos de 2.000 productos para que no se abusen de la gente", enfatizó Fernández.

Prevén aumento de los casos positivos

El presidente Alberto Fernández advirtió que en los próximos días "va a haber cada vez más casos" de coronavirus en la Argentina, por lo que destacó que "lo importante es que esos casos se puedan atender" en el sistema sanitario.

Fernández insistió en que el aislamiento social obligatorio dispuesto por el Poder Ejecutivo "no son vacaciones" y reiteró: "Hay que entender que no se puede salir. No es que declaramos un asueto para que la gente salga a pasear".

"Por la idiosincrasia de los argentinos, siempre nos sentimos pícaros", dijo el jefe de Estado, al referirse a quienes desoyeron el pedido de permanecer en sus domicilios.

No hay respiradores suficientes

El presidente Alberto Fernández aseguró que en este momento el país no tiene la cantidad suficiente de respiradores que se necesitarían para atender una crisis sanitaria a causa del coronavirus, pero señaló que estarán listos para el próximo mes.

"No tenemos los suficientes, pero estamos en condiciones de tenerlos en el próximo mes", subrayó el mandatario nacional.

Fernández detalló que "toda la producción de las empresas argentinas de los próximos dos meses está comprada por el Estado".

El jefe de Estado precisó que hay tres fábricas en el país que producen respiradores, que están trabajando a tope, y reveló que el Estado agotó todos los pedidos de producción para los próximos dos meses.

"China nos está donando respiradores y también empresarios privados están haciendo donaciones", señaló el mandatario nacional.

El viaje de Tinelli

El presidente Alberto Fernández evitó referirse específicamente a la actitud del animador televisivo Marcelo Tinelli de viajar a Esquel para pasar la cuarentena obligatoria junto a su familia en una estancia, pero señaló que "lo correcto es que una vez cumplamos las leyes en la Argentina".

Al ser consultado sobre la decisión de Tinelli, que generó una ola de críticas en las redes sociales, Fernández dijo este domingo: "No conozco bien el tema, pero lo que tenemos que hacer, lo correcto, es que una vez cumplamos las leyes en la Argentina".

Y enfatizó: "Si la autoridad dice por ley -porque sacamos un DNU, no es un hecho arbitrario del presidente- ‘todos se encierran en sus casas’, nadie debe salir de sus casas".

"Algunos tienen helicóptero y otros tienen un avión y se van más lejos, pero también hay infinidad que agarran su auto por la Panamericana y se terminan refugiando en countries de Pilar...", añadió.

Fernández reveló que, en principio, había ordenado que en el decreto que dispuso el aislamiento social obligatorio se pusiera como fecha de inicio a las cero hora del sábado 21 de marzo, y luego lo modificó para adelantarlo.

"Cuando yo di la orden de hacer el decreto, dije que tenía que empezar a regir a la cero hora del sábado. Así prepararon el decreto. Cuando empezó la reunión con los gobernadores, entonces yo digo: ‘Este decreto empieza a regir a la cero hora de mañana viernes’. Me miraron todos y me dijeron: ‘Te estás equivocando’. No, no me había equivocado", relató.

Y explicó: "Lo hice así porque, si yo anunciaba el jueves que empezaba a regir el sábado, había infinidad de argentinos que se iba a agarrar el auto para ir a pasar la cuarentena al mar, a cualquier lado...".

"Tomémonos una vez la cosa en serio, porque acá estamos jugando con la vida de la gente. Esto no es un partido de fútbol ni es una elección política. Es la vida de la gente. Tienen todos que entender eso", remató.

Polémica frase sobre los que viajan a Europa

En el tercer día de aislamiento obligatorio en todo el país, el presidente Alberto Fernández aseguró que el coronavirus llegó al país a través de los "privilegiados que pudieron viajar a Europa".

"Ésta es una enfermedad que nos llega a nosotros por los privilegiados que pudieron viajar a Europa", resaltó Fernández en declaraciones a radio Rivadavia.

El jefe de Estado se expresó así en momentos en que el Estado despliega esfuerzos por repatriar a argentinos que se encuentran en el exterior y luego de advertir que, pese a haberse declarado la pandemia el 13 de marzo, más de 30.000 personas desoyeron la recomendación y viajaron fuera del país.

En ese marco, remarcó que los controles serán "inflexibles" y admitió que el caso más complicado de incumplimiento del aislamiento "es la gente que vive en barrios muy humildes y en lugares muy chicos".

"Cuesta mucho hacerles entender que es por el bien de ellos. El sábado hicimos un control muy estricto y también en el tráfico de autos", señaló Fernández.

El fútbol y la pandemia

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aseguró que el "fútbol puede esperar un poco" para regresar a su actividad normal, porque ahora "la prioridad es atender la pandemia" de coronavirus.

"Hay un problema de prioridades: la prioridad ahora es atender a la pandemia, a los que se enferman. El fútbol puede esperar un poco, como los cines, los teatros y otras actividades de entretenimiento", opinó.

En declaraciones al canal Telefe, Fernández ejemplificó con el caso del futbolista cordobés Paulo Dybala, de la Juventus de Italia, infectado con coronavirus.

"Dybala está contagiado y es un jugador de fútbol. Entonces, hay que entender que todos pueden estarlo, cualquier jugador de fútbol de los que está acá", reflexionó.

Y, enseguida, admitió: "No saben lo que extraño Argentinos Juniors. Justo habíamos agarrado una racha de puntos, pero lo que más me importa es que estén sanos. Estamos en un momento de excepción, pero hay que tener paciencia".

El pasado 17 de marzo, luego de que el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, le solicitó a la AFA y la Superliga la suspensión de los partidos de "todas las categorías" del fútbol argentino, las entidades que rigen el deporte en el país acataron el pedido y se adhirieron al protocolo para evitar la propagación del coronavirus.

En las dos cartas que envió Lammens -al presidente de AFA, Claudio Fabián Tapia, y al de Superliga, Marcelo Tinelli- pidió también que se cancelen los entrenamientos, por lo que tanto la actividad profesional como la preparación quedaron suspendidas hasta el 31 de este mes.

"En atención a la comunicación recibida por parte del Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, la Asociación del Fútbol Argentino acompaña lo solicitado y por ello suspende la realización de los partidos de fútbol programados en todas las categorías hasta el 31 de marzo del 2020", indicó la entidad en un comunicado oficial en su página de internet.

Lammens, el último viernes, remarcó que espera que "no sea necesario" que los clubes de fútbol "tengan que ofrecer sus instalaciones" para atender pacientes ante el brote de coronavirus que azota al mundo.

"Esperamos que no sea necesario que los clubes tengan que ofrecer sus instalaciones, para eso son las medidas. Estamos trabajando para adelantarnos ante una eventual crisis, pero los clubes, una vez más, demuestran su nivel de solidaridad", expresó el funcionario nacional.

Al hablar acerca de la vuelta de los campeonatos tras la cuarentena obligatoria que dispuso el Gobierno nacional, el integrante del Gabinete indicó que "es difícil aventurar una fecha de regreso para el fútbol".

Fuente: Cadena3

Te puede interesar