Hace tres meses que nos vienen engañando

OPINIÓN Por Carlos ZIMERMAN
Pareciera que la cuarentena y el coronavirus le vinieron al Gobierno Nacional como "anillo al dedo", ya que pudieron hacer cosas que en otras circunstancias no lo hubiesen logrado
cristina-alberto

Cuesta creer que tengamos un gobierno tan perverso como para aprovechar este momento y sacarle rédito, beneficio político a un tema tan grave como es esta pandemia que está azotando al mundo entero y dejando tantos muertos.

Cundo hace ya más de tres meses el Presidente de la Nación decretó la cuarentena, la misma tuvo el consenso generalizado del conjunto de la sociedad y de prácticamente todo el arco político. 

El miedo, el desconocimiento y las terribles noticias que venían de Europa llevaron a que casi nadie se opusiera al aislamiento obligatorio decretado por Alberto Fernández.

Fuimos muy pocos los que levantamos la voz y exigimos que se respete la Constitución Nacional y las Instituciones del Estado.

Cuando hace tres meses navegavamos  contra la corriente, pedíamos que no se pisoteara nuestra Carta Magna y denunciábamos que se había instalado un Estado policíaco, muchos nos criticaban con dureza. Estábamos convencidos de lo que decíamos y no nos interesaban los números que los encuestadores difundían sobre la imagen presidencial.

Hoy a más de tres meses, tiempo suficiente para organizar el sistema de salud, argumento fundamental para decretar la cuarentena de manera tan temprana en Argentina, podemos decir que lamentablemente teníamos razón y que con el pretexto de la pandemia el gobierno se preparaba para aprovechar el momento y asestarle un duro golpe a la Democracia misma que tanto trabajo nos costo conseguir a todos los Argentinos en 1983. Las Instituciones no se respetaron y no se respetan desde hace tres meses, se violan garantían fundamentales consagradas en la Constitución Nacional y dos de los poderes del Estado no funcionan.

Desde hace más de tres meses que el sistema judicial en la República Argentina lisa y llanamente está ausente. Lo mismo pasa con el poder legislativo, que mal funciona en forma online, más por un capricho de quien en la practica conduce los destinos del país, Cristina Kirchner, que por una razón lógica y coherente. Resulta vergonzoso que Diputados y Senadores en más de 100 días no hayan arbitrado los medios para sesionar en forma presencial. 

En medio de esta cuarentena el Gobierno de Alberto Fernández perpetró daños irreparables al sistema republicano y manejo a su gusto el Estado mismo, teniendo casi la suma del poder público, perpetrando por ende un delito más que grave que oportunamente deberá ser analizado y juzgado por quienes tienen la obligación de hacerlo que no son otros que los fiscales y jueces de la Nación.

No hace falta enumerar todas y cada uno de las arbitrariedades cometidas, basta con decir que quedaron en libertad muchos condenados que de otra manea estarían tras las rejas y que funcionarios enjuiciados por actos de gobierno cometidos en la presidencia de Cristina Fernández hoy gozan de beneficios inauditos, para darnos cuenta que lamentablemente la pandemia le vino muy bien al gobierno y que seguramente hicieron uso y abuso de la misma.

El caso Vicentin seguramente es el primer eslabón de un programa de gobierno basado en cuestiones ideológicas que no fueron expresadas en la campaña electoral por parte del Presidente de la Nación.

Nadie puede poner en duda el flagelo de la pandemia, nadie podría discutir que se vienen momentos excepcionales y que es menester arbitrar todos los medios posibles para disminuir la cantidad de muertos, pero todo se tiene que dar en el marco de la ley, de la Constitución Nacional y del Estado de Derecho, de lo contrario será peor el remedio que la enfermedad.

Por que estoy convencido que hace tres meses que nos vienen engañando. Simplemente por que es ya público y notorio que las decisiones que se toman no tienen el resultado esperado y no lo tienen por que se está improvisando.

Como bien dije anteriormente, el Gobierno Nacional tuvo tiempo de organizar el sistema de salud, pero al parecer poco y nada hicieron, los muertos cada día aumentan más y los contagios también.

Seguramente llegó la hora de buscar otras alternativas, otros asesores, sumar más gente y salir del encierro en el que está el Señor Presidente.

Es necesario que un equipo multidisciplinario asesore con otra mirada. El país está absolutamente quebrado y la economía también mata. Hay que salir del falso dilema vida o economía, ya que van de la mano y son alternativas que no se pueden separar.

Hace tres meses nos vienen mintiendo, es hora de que se nos respete y ese respeto se logra siendo honestos. La honestidad es actuar a favor del pueblo, solucionarle los problemas a la gente y no como pasa en Argentina que desde que comenzó la cuarentena los únicos que se vieron beneficiados nos los Boudou, las causas judiciales de Cristina, Echegaray, etc, etc, etc.

Hace tres meses que nos mientes, las mentiras tienen patas cortas y en este caso lamentablmente vienen acompañadas de muchas muertes

Te puede interesar