Venir a Rafaela a escuchar la realidad, es como querer hacer el amor con una prostituta

POLÍTICA Por Carlos ZIMERMAN
En su peor momento, Perotti vino a buscar "aire fresco". Rafaela es su ciudad y por más que las críticas hacia su gestión también se hacen escuchar, los adulones de siempre le endulzan el oído por poca plata.
multimedia.normal.920fc18ad3049c4b.6e6f726d616c2e6a7067

El Gobernador de la Provincia pasa su peor momento desde que asumió la gobernación, el caso Vicentin lo alejó de algunos amigos que lo apoyaron y en su entorno aseguran que su estado de ánimo no es bueno.

En ese marco, Omar Perotti se "inventó" una actividad oficial, Rafaela es su ciudad y por más que las críticas hacia su gestión también se hacen escuchar, los adulones de siempre le endulzan el oído por poca plata.

En su entorno dicen que no está bien, que como nunca tiene momentos de angustia muy severos y que por primera vez se vio obligado a recurrir a un profesional que lo apoye.

Perotti pasa momentos de mucha incertidumbre, su rol en el caso Vicentin lo dejo mal parado y las aspiraciones desmedidas se esfumaron de la noche a la mañana.

Un Perotti diferente pasó por Rafaela, vino a buscar "aire fresco", pero difícilmente en nuestra ciudad pueda encontrar un parámetro realista que le diga que desde que asumió todo lo está haciendo mal y que aún falta lo peor.

La pandemia dejó de lado la inseguridad que se vive en toda la provincia y el desacierto de poner un ministro como Saín que poco y nada aporta y que con declaraciones rimbombantes intenta jugar para Saín Fútbol Club y no para la provincia, menos para Perotti.

Vino a Rafaela en busca de oxigeno para su gestión, se fue de la misma manera, igual de desorientado, Rafaela es poco lo que le puede aportar. Venir a Rafaela a escuchar la realidad, es como querer hacer el amor con una prostituta

Perotti atraviesa su peor momento, la provincia está en muchos aspectos a la deriva y solo el coronavirus lo puede disimular.

Que Dios nos ayude....

Te puede interesar