Tarjetas de crédito: todo lo que hay que saber antes de refinanciar el pago que vence en septiembre

ECONOMÍA Por Matías BARBERÍA
El Banco Central volvió a decidir una renfinanciación automática de los resúmenes de tarjetas de crédito, como ya había hecho en abril. La tasa será del 40%, pero IVA, impuestos provinciales y seguros de vida lo hará mucho más costoso
WLXXGVQADFFEVHQKUT6ESRVXKU

El Banco Central (BCRA) reeditará en septiembre su iniciativa de inicios de la cuarentena, cuando ordenó a los bancos refinanciar en forma automática los vencimientos de tarjeta a un año, con 3 meses de gracia y 9 cuotas fijas. Como en la primera edición, esto le da la posibilidad a familias que tienen problemas para pagar el resumen de patear para más adelante esas obligaciones. Pero aunque la entidad conducida por Miguel Pesce fijó una tasa nominal del 40% para esas refinanciaciones, IVA, impuestos provinciales y seguros de vida llevarán el costo financiero total a cerca del 50%.

Los resúmenes de la tarjeta de crédito que venzan entre el 1 y el 30 de septiembre se podrán financiar en doce meses, con tres de gracia y nueve cuotas fijas, a una tasa de 40% más IVA, informó ayer el BCRA.

“El plan de financiamiento tiene carácter automático y en el caso de que se ejecute algún pago (por ejemplo, por débito automático) hay un plazo de 30 días para pedir al banco la reversión de la operación”, detalló el comunicado. “Las personas podrán cancelar anticipadamente total o parcialmente, en cualquier momento y sin costo, excepto el interés compensatorio devengado hasta el momento del pago”, agregó.


Voceros del BCRA dijeron a Infobae que si bien la decisión del directorio impide a los bancos sumar cualquier otro recargo a la financiación, la tasa que finalmente terminan pagando quienes acepten la refinanciación incluirá también IVA, impuestos provinciales y seguro de vida, cargos sobre los que no puede regular.

La iniciativa, ideada en abril pasado durante la cuarentena más estricta, está pensada como un alivio para familias que vieron caer sus ingresos por el parate económico que acompañó a la pandemia. Pero luego de los primeros tres meses sin pagos, muchos clientes que no habían pagado la totalidad de sus resúmenes de aquel momento se sorprendieron en agosto con la aparición de la primera de las 9 cuotas por sobre los consumos que continuaron haciendo cada mes.

 

Antecedente de abril

Los costos financieros que terminaron pagando los deudores refinanciados llegaron a rondar tasas del 60% al 70% en algunos casos. Y por la extensión de la cuarentena, mucho más allá de lo que se podía estimar en aquel momento, los ingresos de los hogares continuaron sufriendo y las tarjetas cargándose.

Si bien el BCRA había prometido que la cuota sería de $147 cada $1.000 de deuda refinanciada, en muchos casos los montos fueron muy superiores, a tal punto que el propio BCRA debió salir a realizar una investigación de oficio para detectar abusos.


Los usuarios que hayan recibido cuotas superiores a las dispuestas por la normativa deben presentar el reclamo correspondiente ante el banco por la vía que éste lo permita. Si la respuesta del banco no fuese satisfactoria, pueden denunciarlo a través de la web del BCRA, http://www.bcra.gov.ar/BCRAyVos/reportes.asp.

 

El verdadero costo financiero

Esta nueva refinanciación para los resúmenes de septiembre tiene una tasa nominal anual 3 puntos menor a la de abril.

“En septiembre se recortó la tasa nominal al 40%, pero con los otros costos estamos hablando de un costo financiero total de al menos 49%”, dijo Victoria Giarrizo, de la consultora CERX. “Siguiendo ese esquema que aplicó el BCRA para el refinanciamiento de tarjetas de abril, sobre cuotas mensuales de $ 1.000 se terminarían pagando entre intereses, impuestos e intereses devengados en los tres meses de gracia $1.490”, agregó.
La refinanciación puede resultar atractiva para clientes que tengan un problema puntual con el vencimiento de septiembre, ya que se puede pagar en 9 cuotas a un año de plazo o precancelar sin costos en caso de que se disponga del dinero en cualquier momento del año.

Sin embargo, es importante aclarar que al ser automático, existe el riesgo de entrar a la refinanciación de manera involuntaria. No será necesario solicitarla al banco o a la emisora de la tarjeta de crédito.

 

Qué hacer si no se quiere refinanciar

Aquellos resúmenes en los que no se cancele el pago total ingresarán a la refinanciación aunque el cliente nunca lo haya pedido. Esto se aplica también a quienes hagan el pago mínimo u otro pago parcial. Por ejemplo, si el resumen de la tarjeta de crédito de septiembre tiene un pago total de $100 y el cliente paga $80, los $20 restantes ingresarán a la refinanciación en forma automática en las condiciones antes descriptas.
La única forma de evitar la refinanciación es pagar el resumen completo en el mes de septiembre. O, en todo caso, en un segundo pago, cancelar el monto pateado hacia adelante.

Otro punto a tener en cuenta es que aunque hay tres meses de gracia, tampoco ese plazo será gratis. No habrá pagos pero sí se generarán intereses durante los meses de octubre, noviembre y diciembre. Y con el resumen de enero llegará la primera cuota, con el agregado de que la totalidad de su importe estará incluido en el pago mínimo, por lo que la deuda no podrá ser refinanciada nuevamente.

Fuente: Infobae

Te puede interesar