Messi libre

DEPORTES Por Omar EDEN
La Pulga no se presentó en el Barsa para los testeos y se irá. Se filtró la letra chica del contrato que lo beneficia, y quiere tener cuanto antes un nuevo club. Mirá.
-0HfunPQB_1256x620__2

Los fogonazos invaden las calles de Barcelona. Pese a que aún no se sentaron a dialogar para encontrar una salida pacífica, ni Lionel Messi retrocederá un paso ni el Barcelona cederá en su postura. Cadena Onda Cero de España hizo público parte del supuesto contrato que los letrados del jugador pondrán arriba de la mesa para sacarlo ya del club culé. “Esta indemnización no aplicará cuando la resolución del contrato por la decisión unilateral del jugador tenga efectos a partir de la finalización de la temporada 2019/2020”, dice parte del documento exclusivo.

¿Entonces? El jugador y la gente que maneja sus asuntos legales están convencidos de que está en libertad de irse desde el momento en que finalizó la Champions. No hay nada que negociar, tampoco nada que haga que la Pulga cambie de idea para que se quede a ver cómo transcurren los últimos meses de la presidencia de Josep Bartomeu. La decisión está tomada: ya se despidió. Y el rosarino quiere tener un nuevo club cuanto antes. Sí, acelera a fondo.

Claro que la historia comenzó más temprano en Europa. Porque el caso Messi no para de sumar condimentos. Y también más invitados al banquete celestial. Cuando parecía que era un conflicto de dos partes, el jugador y el Barcelona, se metió la Liga para tratar de ayudar al club y así la cancha cada vez se embarra más... Aunque la postura del futbolista no se modifica: quiere irse por las buenas, más allá de que entiende que tiene razones legales para partir sin buscar una salida consensuada.

Los mensajes van de un lado a otro, y cada uno cuida sus intereses. Basta un breve repaso de las últimas 24 horas. 1) los abogados de Messi le avisan al club que Leo no se presentará a las pruebas médicas porque ya mandó la rescisión unilateral. 2) Bartomeu mantiene su postura mediática y dice que solo se juntará a hablar si es para renovar. 3) La Cadena Ser cuenta que accedió al contrato de las partes y que la última temporada es opcional, que Leo no debe pagar la cláusula -700 millones de euros. 4) Efectivamente, Leo no se presentó a los estudios médicos porque ya se siente afuera del Barcelona. 5) La Liga larga un (extraño) comunicado diciendo que el contrato sigue vigente y que si el jugador se quiere ir, debe pagar la cláusula. 6) Onda Cero coincide con Cadena Ser pero agrega un párrafo del contrato hasta ahora inédito.

Hay momentos en que las escenas del culebrón son difíciles de seguir, que parecen sólo para especialistas. Pero hay lecturas que son bastantes sencillas. La Liga salió a apoyar al Barcelona porque sin Messi, el negocio se le achica tremendamente. Ya se fueron Cristiano y Neymar, si se va Leo, le queda un torneo vacío de grandes figuras.

Pero la advertencia de La Liga no es más que eso. Como tiene acceso a los contratos puede hablar de vigencia (termina en junio de 2021, pero al final de esta temporada el rosarino tenía posibilidad de salida), aunque no puede interrumpir la carrera de Leo. Si no encuentra eco, podrá jugar en otro club en la campaña 20-21 mientras la Justicia laboral define quién tiene razón.

Los pasos a seguir se piensan entre sentimientos y abogados. Por ahora, Jorge Messi se mantiene en Rosario, aunque en los próximos días viajaría a Barcelona para destrabar la situación. Mientras tanto, Leo este lunes no asistirá al primer entrenamiento de Koeman, por más que desde el club señalen que puede tener sanciones económicas. Esto podría pasar siempre y cuando el contrato tenga validez y no que se haya cortado cuando se mandó el burofax, como afirman del lado del jugador.

La legalidad o no de lo que está haciendo Messi, sólo tiene una incógnita. Que tenía la posibilidad de salir al final de la temporada 19-20 no hay dudas: alcanza con mirar el video de las declaraciones de Bartomeu que se viralizó en las últimas horas, donde ratifica en el canal oficial del club (en septiembre de 2019) que el jugador podía irse. Lo que empieza a correr es la letra chica: según el Barcelona, esa chance de avisar venció el 10 de junio y por eso dicen que no tiene validez la carta documento. Pero lo que afirma esa parte del contrato que se filtró en España, es que dicho lapso de tiempo no existe y por eso el Barsa no tiene nada para reclamar.

¿Y qué pasa si no triunfa la idea de Messi, de que el club comprenda que no tiene razón, y que entienda que su ciclo está cumplido? Si ninguno se baja de su posición actual, todo lo terminará dirimiendo la Justicia, algo que Leo quiere evitar. Pero su carrera no se corta. El jugador podrá negociar con el club que le parezca (Manchester City, PSG o Inter son los que tienen más chances en ese orden), ya que para la FIFA prima el derecho laboral del futbolista y por eso podría pedir el CTI, el Certificado de Transferencia Provisoria. El problema para la institución que desee incorporarlo es que si el juicio lo gana el Barsa, el monto establecido por la Justicia lo deberá pagar el equipo donde esté Leo...

En caso de no ponerse de acuerdo, todo terminará en la Justicia laboral de Cataluña. El Barsa se ata a la cláusula de 700 millones de euros para liberarlo. Y Messi, a que eso no corre más. Aunque Leo desea que al club le entre algo en compensación. Eso sí, la Pulga quiere que esto se termine urgente porque quiere definir lo más pronto posible qué equipo se llevará su enorme talento. Va por más.

Fuente: ole.com.ar

Te puede interesar