Von der Leyen redobla su apuesta por la ‘agenda verde’ para la reconstrucción económica y social de la UE

INTERNACIONALES Por Lluís PELLICER
La presidenta de la Comisión Europea llama a los países miembros a “reconstruir la confianza” para afrontar la emergencia sanitaria y migratoria
Coronavirus-Enfermedades_infecciosas-Infecciones-Impacto_coronavirus-Union_Europea-Comision_Europea-

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha optado por la sobriedad para su primer discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo. Von der Leyen ha redoblado su apuesta por la economía verde y la agenda digital para preparar el terreno a la salida del entorno de “fragilidad” e “incertidumbre” en el que todavía está instalada la UE. La jefa del Ejecutivo comunitario se ha compromedido a reducir las emisiones de dióxido de carbono en “al menos” un 55% de cara a 2030. La alemana ha apelado, además, a los países miembros en varias ocasiones para reconstruir la “confianza” y cerrar las crisis más urgentes: la emergencia sanitaria, el derrumbe económico y la cuestión migratoria.


Von der Leyen ha acudido arropada por todo su gabinete a la Cámara que hace apenas un año dio luz verde a su nombramiento por un estrechísimo margen. En este tiempo, la jefa de la Comisión ha debido lidiar con la peor crisis que atraviesa el proyecto europeo por el impacto de la pandemia, que ha provocado una crisis sanitaria, social y económica. “La pandemia, y la incertidumbre que la acompaña, no ha terminado. Y la recuperación aún está en una primera fase”, ha advertido.

Sin embargo, la presidenta de la Comisión ha recordado que los europeos quieren “salir de este mundo del coronavirus, salir de la fragilidad, salir de la incertidumbre”. “Estamos preparados para el cambio y para seguir adelante”, ha añadido. En otras palabras, ha abogado por hacer de la necesidad virtud. Se trata no solo de “reparar” o “reconstruir”, sino de “dar forma” a algo mejor.

Tras rendir homenaje a los sanitarios europeos, Von der Leyen ha expuesto su plan para llevar a la UE a una nueva etapa. Lo ha hecho sin épica ni apenas frases grandilocuentes. Para Von der Leyen, los fundamentos del edificio comunitario den ser los mismos: la democracia, en cuyo “valor universal” ha dicho creer, la igualdad y la economía social de mercado. Y sobre ellos, ha añadido, se trata de impulsar un “proyecto generacional” basado en la agenda verde y digital.

La jefa del Ejecutivo comunitaria ha afirmado ser consciente de las dificultades que ese salto hacia la descarbonización de la economía plantea para muchos países. La Comisión Europea ha decidido decantarse por la franja más elevada de las opciones de reducción de emisiones que barajaba y pasar el 40% al 55%. “Es una meta ambiciosa, alcanzable y beneficiosa para Europa”, ha sostenido. Bruselas tiene en su mano, además, una herramienta de primer orden para sacar adelante su agenda verde: un plan de recuperación de 750.000 millones de euros. La alemana, en esta ocasión también parca en grandes anuncios, ha afirmado que el 30% de la deuda que emita la UE se articulará mediante bonos verdes.

Von der Leyen se ha dirigido también en varias ocasiones a los países miembros para “restaurar” la confianza entre ellos y con las instituciones comunitarias. Y ha sacado pecho por el papel de Bruselas al deshacer varios bloqueos en fronteras, circulación de mercancías o cooperación sanitaria. La alemana incluso ha pedido competencias en el área sanitaria, recordando el papel de Bruselas en la compra conjunta de vacunas con las grandes farmacéuticas. La pandemia puso en riesgo, además, uno de los activos más valorados por todos los países: el mercado único. La alemana ha llamado a restaurar “las cuatro libertades tan pronto como sea posible” y ha anunciado que formularán una nueva estrategia para Schengen.

Pero también les ha pedido “confianza” para sacar adelante un paquete migratorio que la Comisión Europea aprobará la semana que viene para tratar de desencallar un debate que la UE arrastra desde 2015. “Adoptaremos un enfoque humano. Salvar vidas en el mar no es opcional. Y aquellos países que cumplen con sus deberes legales y morales o aquellos más expuestos que otros deben ser capaces de confiar en la solidaridad de toda la UE", ha señalado.

 

Brexit

Esa misma “confianza” ha juzgado necesaria para sacar adelante una de las carpetas más inmediatas que la UE tiene sobre la mesa: el Brexit. La presidenta del Ejecutivo comunitario ha reconocido que hay pocas posibilidades de sellar un nuevo acuerdo comercial con el Reino Unido tras la decisión del Gobierno de Boris Johnson de romper unilateralmente con algunas de las cláusulas del Acuerdo de Retirada con la UE. “Es una cuestión de ley, confianza y buena fe... La confianza es la base de cualquier asociación sólida”, ha dicho.

Y si bien sus palabras tal vez no tienen impacto en Londres, Von der Leyen se ha referido a las que en 1975 pronunció Margaret Thatcher ante el Partido Conservador. “Gran Bretaña no viola los tratados. Sería malo para Gran Bretaña, malo para las relaciones con el resto del mundo, y malo para cualquier futuro tratado de comercio”.

Von der Leyen también ha hecho mención de la tensión que se vive en el Mediterráneo Oriental entre Turquía, Grecia y Chipre por la prospección de recursos enérgicos en la zona y ha advertido a Turquía que, aunque sea un socio clave en la acogida de refugiados, eso no justifica los “intentos de intimidar a sus vecinos”. La presidenta de la Comisión también se ha referido a Rusia, recordándole que no hay oleoducto que vaya a cambiar su posición.

 

Estado de Derecho

Durante el discurso, Von der Leyen ha reseñado la importancia de defender los valores europeos y se ha mostrado totalmente reacia a la política del Gobierno polaco de apoyar a las ciudades que se autoproclaman “zonas libres de LGTBi”, o lo que es lo mismo, donde la comunidad LGTBi es estigmatizada. “No se pueden tolerar estas infracciones al Estado de derecho”, ha afirmado entre aplausos de la Cámara.

La presidenta se ha mostrado igualmente comprometida contra el racismo y ha anunciado la creación de una nueva figura encargada de la coordinación antirracista. Del mismo modo, ha lamentado el aumento del antisemitismo en la UE.

Fuente: El País

Te puede interesar