La primera jornada de la Asamblea General de la ONU escenifica un mundo totalmente polarizado

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
Los principales líderes globales intervienen en un encuentro virtual marcado por la pandemia y la tensión entre Trump y Xi
IBLN7ZQCG5AVLKVWVEU3J34FVQ

El primero en hablar hoy será el mandatario brasileño, Jail Bolsonaro. El segundo, Donald Trump. Después su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan. Seguido del presidente chino, Xi Jinping. También del líder del Kremlin, Vladímir Putin. Las últimas intervenciones de la mañana (según la hora local de Nueva York) serán para el mandatario iraní, Rohan Hassani, y su homólogo francés, Emmanuel Macron. Durante seis horas, el primer debate de la Asamblea General de la ONU dará voz a los principales jugadores del tablero geopolítico mundial; una mesa donde la estrategia multilateral brilla por su ausencia y que escenifica el híper liderazgo de unos mandatarios enfrentados entre sí. Como demuestran las continuas tensiones entre Pekín y Washington, que esbozan un escenario que recuerda a la Guerra Fría, con Rusia como factor desestabilizador de Occidente; el desafío turco en el Mediterráneo oriental; o el anuncio de la Administración estadounidense de imponer nuevas sanciones a su enemigo iraní.


Por primera vez en los 75 años de historia de la ONU, los líderes mundiales no se verán las caras en directo, en la sede de la organización en Nueva York, sino que debido a la pandemia será una sucesión de discursos anteriormente grabados de una duración máxima de 15 minutos. Este inusual formato, que no da pie a improvisaciones, tendrá como uno de los principales temas la gestión mundial de la covid-19, una pandemia que ya ha dejado casi un millón de muertos en todo el planeta.

“La calamidad climática acecha. La biodiversidad está colapsando. La pobreza crece de nuevo. El odio se expande. Las tensiones geopolíticas escalan. Las armas nucleares siguen en una alerta de gatillo sensible. Las tecnologías han abierto nuevas oportunidades, pero también nuevas amenazas. La pandemia de la covid-19 ha dejado al descubierto las fragilidades del mundo. Solo podemos afrontarlas juntos”, dijo este lunes el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, durante el acto de inauguración en el que se conmemoró el 75º aniversario de la organización multilateral.

Un acto al que solo se le permitía la entrada a un diplomático de cada país, con pocos periodistas que se encontraban en las salas de reuniones apagadas, las cafeterías cerradas, sin corrillos de las delegaciones internacionales en los pasillos de esta maraña de plantas y despachos que es la sede de la ONU, afincada en el East River de Manhattan.

Fuente: El País

Te puede interesar