Nuevo Ahora 12: qué recargo va a haber que pagar por comprar en hasta 18 cuotas

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
El plan para comprar en cuotas empieza el jueves próximo y suma 3 meses de gracia para los plazos más largos. Excluye a celulares y permite un recargo del 20% por financiarse
5JMRPZOTJNAQBHCXFJSRYNQHB4

El jueves 1° de octubre empieza la nueva edición del programa “Ahora 12”, la iniciativa que forma parte del paquete de 60 medidas con las que el Gobierno pretende reactivar el consumo y la actividad. Las novedades del plan de pagos financiado están en que agregan tres meses de gracia a las 12 y 18 cuotas, al tiempo que limita en algo menos de un 20% el recargo que pueden cobrar los comercios por sobre el precio de lista. También que no incluirá celulares. El Banco Central amplió el margen que concede a los bancos para liberar encajes no remunerados con el fin de fondear estos préstamos a un costo financiero total de entre el 22% y el 26% anual, según el plazo.

El cambio fundamental del nuevo programa es que los consumidores tendrán tres meses de gracia para empezar a pagar lo que compren en 12 o 18 cuotas. Esto quiere decir que si una persona efectúa una operación hoy recién empezará a pagarla en enero de 2021, con lo que el consumo se termina de pagar a los 15 y 21 meses, respectivamente. Una compra hecha a principios de octubre se empezará a pagar en enero.

Qué recargo pueden cobrar los comercios

La cuota mensual será de $ 66,33 por cada $1.000 financiados en el caso de los 18 pagos, lo que lleva el pago total nominal en todo el período de financiamiento a $1.194 a lo largo de los 21 meses.

En el caso de las 12 cuotas, se pagan $95,33 por mes para un pago nominal total que terminará siendo de $1.144 a lo largo de 15 meses.

El período de gracia de 3 meses no correrá para los pagos de Ahora 3 y Ahora 6. En esos casos, por cada $1.000 financiados el consumidor pagará 3 cuotas de $343,66 para un pago total de $1.031 y 6 cuotas de $176,83 que suman un total nominal de $1,061.

Las tasas de interés del programa se mantienen sin cambios, y rondan el 22% a casi el 26% anual -de acuerdo al plazo-, en términos de costo financiero total. Se trata de tasas reales negativas, esto es tasas por debajo de expectativas de inflación para los próximos 12 meses, que están en 51,2% según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central. Así, en términos financieros, son costos subsidiados para el consumidor.

Cómo se paga el costo financiero

Más allá de los números y límites, el programa Ahora 12 no impide que los comercios y los bancos que financian tomen medidas para reducir el peso de ese subsidio financiero.

Por el lado de los bancos, el Banco Central estableció este jueves un beneficio que les permite reducir el peso de estas financiaciones en su operatoria. A través de la Comunicación A 7114 amplió del 35% al 50% el porcentaje de las financiaciones que otorguen dentro del marco del programa que pueden deducir del requisito de efectivo mínimo Dicho más sencillo, la entidad conducida por Miguel Pesce les va a permitir a los bancos que 1 de cada $2 que presten puedan salir de encajes. Se trata de dinero que el Central fuerza a inmovilizar a tasa cero a los bancos y que, al pasar a obtener un rendimiento de casi 26% mejora en el margen el resultado de los bancos.

El resto del costo financiero depende de la política comercial de cada comercio. En principio, al poder recargar hasta un 20% nominal al precio final del producto -15% en el caso de ahora 12, 6% en el caso de Ahora 6 y 3% en el caso de Ahora 3- ahí ya hay un primer traslado de parte del costo financiero al consumidor.

Pero además, como el programa indica cuál es el recargo que se puede cobrar por sobre el precio de contado o de lista, los comercios tienen mucho margen de acción para mover ese valor al contado. Es decir, si un comercio decide subir 10%, 20% o el porcentaje que fuera al precio de lista, el programa oficial le permite agregar hasta otros 20% encima de eso a las cuotas.

De esa manera, el costo financiero se puede disfrazar dentro del precio al contado. De ahí que al comparar los precios del mismo producto en plataformas de comercio online o negocios distintos se encuentren precios de lista tan diferentes.

De cualquiera manera, explican en el sector retail, la decisión de compra de los consumidores suele estar definida no por el costo financiero sino por el tamaño de la cuota. Y así como los comercios pueden mover prácticamente a gusto el precio al contado para cargar mayores costos financieros, también ocurre que los comerciantes de acuerdo a sus necesidades de liquidar stock a veces también bajan el precio de lista y absorben mayores costos financieros si necesitan liquidar stock.

A modo de comparación, los planes de financiación con tarjeta vigentes a 18 cuotas fijas por fuera del programa Ahora 12 tienen un costo financiero total del 138,06% en una de las principales empresas de pagos, lo que lleva al pago total por cada $ 1.000 financiados a $1.839,16 distribuidos en 18 pagos de $ 102,18. En en el nuevo Ahora 12 las mismas 18 cuotas mensuales que se terminan de pagar dentro de 21 meses son de $ 66,33 y en total se terminan pagando $1.194.

Si se parte de precios de lista idénticos -algo difícil de encontrar- el costo del programa oficial está muy por debajo del mercado.

Qué se puede comprar

La otra novedad del programa Ahora 12 que empieza a regir el 1° de octubre y dura hasta el 31 de diciembre es que no se podrá usar para pagar celulares. Tanto la producción local, que depende de insumos del exterior, como la importación cuesta dólares al Banco Central, en momentos en los que trata de cuidar sus reservas. Subsidiar la compra de esos electrónicos, entendieron en el Gobierno, puede no ser la mejor idea con consumidores argentinos muy bien entrenados en detectar formas de dolarizarse hasta con bienes.

Más allá de la exclusión de los celulares, el programa incorpora nuevos rubros.

-Servicios educativos (cursos de idioma, relacionados con informática, deportivos y actividades culturales). No están incluidos las escuelas ni las universidades.

-Servicios de reparaciones (servicio técnico de electrónica y electrodomésticos para el hogar, además de talleres de reparación de autos y motos).

-Servicios de cuidado personal (peluquerías y centros de estética).

-Servicios de instalación de alarmas.

-Servicios de balnearios.

-Servicios de organización de eventos.

Todos estos bienes y servicios se sumarán a los ya existentes: alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza; medicamentos; perfumería; anteojos; indumentaria; calzado y marroquinería; línea blanca; televisores; pequeños electrodomésticos; computadoras, notebooks y tablets; muebles; colchones; artefactos de iluminación; materiales y herramientas para la construcción; juguetes; libros; artículos de librería; instrumentos musicales; servicios de preparación para el deporte; bicicletas; motos; neumáticos, accesorios y repuestos; turismo; equipamiento médico y máquinas y herramientas.

También para esta edición se suma la posibilidad de hacer pagos digitales dentro de Ahora 12. Estará disponible para operaciones con QR, link de pago, Point y tiendas online que cobran con Mercado Pago, la empresa de Mercado Libre.

De acuerdo con las cifras de Comercio Interior, hasta julio se realizaron 29.503 operaciones con “Ahora 12” por un monto total de $279.998 millones. En julio, específicamente, se concretaron 4.570 operaciones por un total de $ 53.634 millones, lo que representó un 20% más de ventas que el mes anterior. A su vez, el ticket promedio ese mes fue de $ 11.735 y los rubros más requeridos en julio fueron: línea blanca con 30% de ventas; indumentaria, con 16% y materiales de la construcción, con 12%.

Sanciones para los que no cumplen

Con la actualización del Ahora 12 se estableció un régimen sancionatorio para quienes incumplan con el espíritu del programa.

Las infracciones se aplican cuando la adhesión de los proveedores y comercios no se realice en conformidad con el reglamento del programa, cuando se le otorgue un uso indebido a la señalética de Ahora 12, cuando se ofrezcan bienes que no sean de producción nacional o servicios que no sean prestados en el territorio nacional (excepto las lámparas y tubos de iluminación con tecnología LED) y también cuando se ofrezcan bienes o servicios que no estén incluidos en el programa.

La autoridad de aplicación será la Dirección Nacional de Políticas para el Desarrollo del Mercado Interno, que depende de la Secretaría de Comercio Interior, y graduará las sanciones en base a la gravedad de la infracción, el daño causado a los consumidores y la reincidencia del infractor.

Las sanciones pueden ser un apercibimiento, una suspensión de la adhesión al Programa Ahora 12 por un plazo de hasta tres meses y, finalmente, la expulsión e inhabilitación para poder adherirse nuevamente por un plazo de hasta un año.

Asimismo, si las infracciones no respetan la Ley de Defensa del Consumidor, el infractor podrá ser investigado y sancionado por dichas normas y bajo el procedimiento que corresponda a cada una de ellas.

 

 

Con información de www.infobae.com 

Te puede interesar