Maduro paga envíos de gasolina a la dictadura de Irán con aviones repletos de oro

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica persa, sostuvo que los lingotes son llevados a Teherán en aviones “para evitar cualquier incidente durante el tránsito"
W4ZAE7WCJRCABEJBSQPFN3XWL4

Venezuela e Irán ya no esconden su estrecha relación política, económica y militar. Y lo que se venía denunciando hasta hace un tiempo, ahora fue confirmado por Teherán: la dictadura de Nicolás Maduro paga la gasolina iraní que llega a Venezuela para hacer frente a la crisis energética con aviones repletos de lingotes de oro.

Así lo confirmó Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, quien además dio detalles de los movimientos entre ambos países para concretar las transacciones.

"Le dimos gasolina a Venezuela y recibimos lingotes de oro que trajimos en aviones a Irán para evitar cualquier incidente durante el tránsito”, dijo el asesor del comando general de la milicia iraní durante una ceremonia denominada “Continuación de la Sagrada Defensa en el Frente de Resistencia”, que se llevó a cabo el domingo en Teherán.

Safavi subrayó que la colaboración con la dictadura venezolana no se limita al sector petrolero, sino también se da en el ámbito militar, tal como ha venido denunciando la comunidad internacional: “Queremos trasladar la experiencia de guerra santa no sólo a las naciones islámicas, sino también a otras naciones como Venezuela”.


“Hoy los venezolanos son comunistas, pero ellos se han enfrentado a los estadounidenses y por eso los ayudamos dándoles softwares e ideas, por ejemplo, diciéndoles cómo movilizar a la gente y cómo repeler ciberataques”, agregó, de acuerdo a las declaraciones recogidas por la agencia local Mehr.


El mayor general de la Guardia Revolucionaria aclaró, no obstante, que toda colaboración que presta Teherán, independientemente de la afinidad ideológica, no es gratuita: “Todas las veces que hemos ayudado a los iraquíes, hemos recibido pago de dólares en efectivo (...) Estamos trabajando para profundizar la defensa de Irán contra nuestros enemigos transregionales como Estados Unidos y los sionistas”.

El pasado mes de abril, Estados Unidos denunció estos pagos con oro de Caracas a Teherán. “Estamos viendo a Irán enviando más y más aviones a Venezuela, particularmente esta semana. Y creemos que se les paga con oro, que los aviones que vienen de Irán que están trayendo cosas para la industria petrolera están regresando con los pagos por esas cosas: oro”, afirmó Elliott Abrams, principal funcionario norteamericano para asuntos venezolanos.

Además de los aditivos, piezas y técnicos de gasolina que han llegado a suelo venezolano en vuelos de la aerolínea persa Mahar Air -sancionada por Washington- para ayudar a recuperar el sector petrolero, el régimen persa también ha enviado buques con combustible. Entre mayo y junio pasado, envió cinco buques con 1,5 millones de litros de gasolina. Y se espera que en los próximos días arriben al país sudamericano los tanqueros Forest, Faxon y Fortune con más barriles.

“Están pagando esa gasolina con oro de sangre, sin contratación y sin aprobación del Parlamento nacional”, expresó el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en mayo. Ese mes, los funcionarios del régimen venezolano cargaron unas nueve toneladas de oro, una cantidad equivalente a unos USD 500 millones a bordo de aviones con destino a Teherán.


Para Irán, los buques representan una forma de recolectar dinero para su régimen y de contrarrestar la presión de Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump ha llevado a cabo campañas contra ambas naciones.

Aunque Venezuela tiene las mayores reservas probadas de crudo del mundo, su industria petrolera está seriamente afectada por la corrupción y la falta de inversión en mejoras y mantenimiento, según analistas y la oposición venezolana. Los envíos desde de Teherán y la escasez crónica de combustible ilustran la imposibilidad del régimen de Nicolás Maduro de producir combustible.

El año pasado, Estados Unidos impuso sanciones a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) como parte de los esfuerzos de la administración Trump para golpear a Maduro, a quien más de 50 países dejaron de reconocer como mandatario legítimo luego de que orquestara unas elecciones presidenciales fraudulentas. En ese contexto, Estados Unidos y docenas de otras naciones reconocieron a Guaidó como presidente interino.

Fuente: Infobae

Te puede interesar