El populismo y la impunidad

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El MNMR que lidera Luis "Changui" Cáceres, rápidamente salió a fijar posición en referencia al pedido de juicio político efectuado por el kirchnerismo al Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Carlos Rosenkrantz
hoy.jgp

El populismo nunca fue republicano. Es una involución del orden democrático. Su naturaleza autoritaria se concibe como una “lógica horizontal de la equivalencia”: Individualiza un enemigo común, trazando una  linea divisoria entre “ellos” y “nosotros”. Esta designación de un enemigo del pueblo no se apoya solamente en la comprobación de una oposición de intereses o de una contienda por el poder, es sencillamente una dimensión instintiva a la que desprecia. Esa es la postura que persiguen los populismos de derecha y de izquierda

En 1946, el Presidente Juan Domingo Perón ordenó al Congreso la inmediata puesta en marcha del juicio político a los miembros de la Corte Suprema de Justicia.

En 1989, El Presidente Carlos Menem amplió la CSJN de cinco a nueve miembros que pasó a la historia como “la Corte Menemista”, que justificó y convalidó su ambiciosa y controvertida "reforma del Estado".

El Presidente Nestor Kirchner logró que tres de sus miembros renunciaran y dos fueran destituidos. 

La Senadora Cristina Fernandez de Kirchner, en su momento, motorizó desde el Senado reducir el número de miembros de ese cuerpo de nueve a cinco. Ahora, frente a la aceptación del “per saltum”, por unanimidad de sus cinco miembros, ha vuelto a agitar la idea de ampliar la Corte, con nuevos integrantes que tengan mayor empatía hacia el Gobierno, sumado a la reforma judicial  y la influencia de la "comisión Beraldi”

No esta sola. Existe una postura contradictoria de todo el arco oficialista. La reciente presentación de un proyecto de resolución exigiendo el juicio politico al titular de la Corte, por “mal desempeño” y “eventuales delitos” en el ejercicio de sus funciones, por parte de una diputada de la nación perteneciente al bloque kichnerísta, se inscribe dentro de sus precedentes históricos.

El populismo no es amigable con los principios republicanos que se asientan en la división e independencia de los poderes. Rechaza el control institucional que se deben entre sí, constitucionalmente, el Poder Legislativo que traza la norma, el Poder Ejecutivo que debe aplicarla y el Poder Judicial que la interpreta. Ello explica la decisión del gobierno de insistir con Decretos de Necesidad y Urgencia a pesar de la prohibición constitucional; la resistencia a sesionar presencialmente las Cámaras del Congreso y el fastidio que les genera alguna de las recientes decisiones del Poder Judicial, en las que, además del per saltum, una de las Cámaras de Casación, que no le es adicta, confirmó el procesamiento de la actual Vicepresidente, por cohecho en la causa por la cartelización de la obra pública, que se desprende de la investigación de los cuadernos de las coimas.

El populismo participa y alienta democracias minimas que justifiquen, en etapas de emergencia, sus virajes totalitarios del poder. No han asumido que la democracia consiste sustancialmente en procesar las diferencias mediante negociaciones, conformando acuerdos imprescindibles para gobernar porque nadie tiene la mayoría absoluta (todavia).

Se torna imperioso recordar el artículo 36 de nuestra Constitución Nacional, que condena a quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, asimilando su conducta a un atentado contra la democracia.

El MOVIMIENTO NACIONAL DE LA MILITANCIA RADICAL (M.N.M.R.) que ayer celebró su CONVENCION NACIONAL, en forma virtual, con más de cuatrocientos convencionales de todas las provincias y CABA, debatió por más de seis horas, la actual coyuntura nacional, alentando la busquedas de consenso interno, denunciando al gobierno en su voluntad de erosionar los principios republicanos, EXHORTA A TODOS LOS CIUDADANOS:

1.- A PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN LOS PARTIDOS POLITICOS PARA REVITALIZARLOS; EN LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES PARA MOVILIZARLAS.

2.- A INSTAR AL PODER JUDICIAL, EL DICTADO DE LAS SENTENCIAS QUE POR DERECHO CORRESPONDA PARA TERMINAR CON LA MANIFIESTA INCERTIDUMBRE DE LOS SOSPECHADOS DE CORRUPCION, FORTALECIENDO LOS PRINCIPIOS ETICOS.

3.- A EXIGIR A LOS LEGISLADORES, SESIONES PRESENCIALES EN TANTO HAN SIDO EQUIPARADOS COMO SUJETOS ESENCIALES, PARA GARANTIA Y CONTROL DEL ESTADO REPUBLICANO

4.- A RESISTIR Y COMBATIR EL POPULISMO, ACRECENTANDO EL NUMERO DE LEGISLADORES RADICALES EN LAS PROXIMAS ELECCIONES PARA PONERLES FRENO A QUIENES SE EMPECINAN EN EROSIONAR LA REPUBLICA Y LA DEMOCRACIA.


        COMISIÓN DE ACCIÓN POLÍTICA DEL MNMR

Te puede interesar