Juan Grabois sobre el conflicto con Etchevehere: «Esto es el poder del derecho contra el poder fáctico»

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El dirigente social denunció que los «matones» del ex funcionario macrista atentan contra los miembros de su espacio que cuentan con el respaldo de Dolores Etchevehere.
Juan-Grabois-3

El conflicto entre la familia Etchvehere sobre la tenencia de una estancia en Entre Ríos acumula tensión y cada se suman más actores a la disputa. En la mañana de este jueves, el referente social Juan Grabois, al que Luis Miguel Etchvehere calificó como impulsor de las tomas, sostuvo que desde el grupo que respalda al exministro de Agroindustria se impulsa «el odio contra los pobres y las mujeres».

En diálogo con Radio 10, el representante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE)se refirió a la toma que se desarrolla en el campo de la familia y reafirmó que Dolores Etchevehere cedió el terreno para el desarrollo agrícola. «Ella decidió -les guste o no les guste- compartir su propiedad privada con los ‘negros de mierda’ a quienes ellos quieren matar», sostuvo.

De la misma manera, destacó que el reclamo es aún más arduo por el «odio» del ex funcionario macrista al movimiento que el representa. «No le gustan los pobres ni las mujeres. Si Dolores se hubiese llamado Damián acá no habría ningún problema. Lo que hay acá hay una cuestión de abuso de poder», sostuvo. A su vez, destacó que Dolores Etchevehere está «recontra plantada» y no teme ninguna represalia.

En este sentido, sostuvo que la mujer y su entorno fue víctima de agresiones durante la jornada del miércoles. Según denunció, los artífices de los actos violentos fueron «matones de Luis Etchvehere» y con vínculos cercanos a protagonistas del último gobierno de facto en Argentina. «Fueron el hijo y la nieta de un ministro de Jorge Videla«, precisó Grabois. «Esto es el poder del derecho contra el poder fáctico», concluyó.

El cruce de Dolores Etchevehere con rurarlistas

Dolores Etchevhere tuvo una madrugada intensa con un grupo de ruralistas que, según precisaron, representaban al ex funcionario. Estos le brindaban la posibilidad de un «salvoconducto» arreglado supuestamente de forma previa con la Policía de Entre Ríos a fin de que «se puedan ir sin ningún problema».

Ante esto, la mujer respondió: «Me vienen a dar un consejo de lo yo hago en mi casa? No entiendo por qué yo les tengo que dar una explicación. Yo hablo con el expediente. Nos encontramos en Tribunales. No voy a arreglar en negro acá nada».

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar