¿La oposición va a seguir dando lástima?

LOCALES Por Carlos ZIMERMAN
En una ciudad en donde hay plata para hacer rotondas pero el Hospital no tiene alcohol ni vendas, el silencio cómplice de la oposición marca la mediocridad de la clase política
20200404114829_42111240_0_body

El Intendente Castellano se queja que no hay médicos que quieran trabajar en el Hospital y que ese es el gran problema que hoy tenemos en Rafaela.

En principio es una mentira, por que no es que solo falta material humano, el Hospital de Rafaela carece de recursos y el faltante de insumos es denunciado a diario y en voz baja por los propios empleados.

En lo que respecta a los médicos, hay mucho también de engaño, ya que la responsabilidad principal es del propio intendente que no destina recursos municipales para abonarle a los médicos, cosa que perfectamente puede hacer como hacen otros jefes comunales más allá que la provincia sea la principal responsable.

En Rafaela hay plata para hacer rotondas a gusto de los amigos y no para ayudar a que los médicos y personal sanitario ganen más y justifiquen de alguna manera los riesgos que corren al estar en el frente de batalla.

Que nadie se rasgue las vestiduras y no me vengan con vocación de servicio y juramente hipocrático, bienvenidos los que lo tienen y lo demuestran día a día, que seguramente son la gran mayoría de los médicos y personal sanitario que con valentía arriesgan su vida y la de su familia, pero cuando hay que ir al supermercado hay que pagar con plata, no con elogios. Los mismos que exigen abnegación de los médicos son los que cobran suculentas sumas de dinero todos los meses.

En medio de todo esto tenemos una oposición inocua e insulsa, que denuncia en los medios y no hace lo que realmente tiene que hacer.

La oposición en Rafaela demostró estar para las cosas pequeñas y no para lo que realmente necesita el Rafaelinos.

El Covid desnudó las grandes falencias estructurales del Estado y en Rafaela se notan y mucho.

Con una oposición inexistente, Castellano poco y nada hace. Quizá mucho más no se le pueda pedir, su incapacidad manifiesta se demuestra en circunstancias adversas y la que estamos pasando ahora es de suma gravedad.

Rafaela está a la deriva en materia sanitaria y la oposición es cómplice por omisión, quizá también estén inscriptos como el intendente en el grupo de los incapaces que en circunstancias adversas poco y nada pueden hacer....

Te puede interesar