Herido de bala un cura ortodoxo en una iglesia de la ciudad francesa de Lyon

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
El agresor, que se ha dado a la fuga, ha disparado al religioso hasta en dos ocasiones
KJS2AO4I2BHZHLQRTZGGZVRUK4

Un cura ortodoxo ha resultado herido de bala este sábado en un templo ortodoxo griego de la ciudad francesa de Lyon, en el este del país. Su agresor se ha dado a la fuga, según indican medios locales. El religioso, que ha indicado que no conocía al atacante, ha recibido dos disparos alrededor de las 16.00 mientras estaba cerrando la iglesia. Está siendo tratado por heridas en el abdomen y su vida “corre peligro”, según indican fuentes policiales, que aseguran que han detenido a un sospechoso aunque no pueden confirmar aún que sea el asaltante. De momento, la Fiscalía antiterrorista francesa no se ha hecho cargo de la investigación, aunque el Ministerio Público de Lyon no descarta ninguna hipótesis.


“Una persona que puede corresponder a los elementos dados por los primeros testigos ha sido arrestada”, ha indicado el fiscal Nicolas Jacquet, que ha señalado que el individuo no estaba armado en el momento de la detención. La zona, que se encuentra acordonada por las fuerzas del orden, está situada en el distrito 7 de la ciudad, en el barrio conocido como Jean Macé. El Ministerio de Interior, que ya ha indicado que se está realizando una intervención y tras instalar un perímetro de seguridad, ha lanzado una alerta a la ciudadanía en su cuenta de Twitter para recomendar a la población que evite transitar por la zona y que responda a las indicaciones de las autoridades.

El primer ministro francés, Jean Castex, que estaba de visita en Rouen, ha avanzado que regresará a París para evaluar la situación. El ministro de Interior, Gérald Darmanin, ha dicho en Twitter que abrirá un gabinete de crisis, con Castex y el presidente de Francia, Emmanuel Macron. “Evite el área y siga las instrucciones. Apoye a nuestras fuerzas de seguridad y rescate en el lugar. Vuelvo a París y abro la unidad de crisis, junto con el presidente de la República y el primer ministro”, ha escrito. Hasta el momento se desconoce el motivo de esta agresión, aunque los ministros del Gobierno ya advirtieron que podría haber otros ataques causados por islamistas.

El ataque se produce dos días después de que tres personas fueran degolladas en una basílica católica de Niza, lo que llevó al Gobierno francés a reforzar la seguridad en templos religiosos en vísperas de la festividad cristiana de Todos los Santos. Días antes fue la decapitación por parte de un extremista solitario del profesor Samuel Paty en un centro escolar francés que mostró a sus alumnos caricaturas de Mahoma para explicar la libertad de expresión. Tras este asesinato, el presidente francés reiteró el derecho, en nombre de la libertad de expresión, de hacer, publicar o mostrar caricaturas de Mahoma, lo que causó malestar en los países musulmanes, cuyos líderes han condenado el ataque de Niza.

El medio Al Jazeera ha publicado este sábado una entrevista con Macron en la que ha defendido que su posición respecto a los dibujos había sido malinterpretada y que nunca apoyó la publicación de caricaturas consideradas insultantes por los musulmanes, pero sí el derecho a la libre expresión. “Entiendo y respeto el hecho de que la gente pueda estar escandalizada por estas caricaturas, pero nunca aceptaré ninguna justificación para los actos de violencia por estas caricaturas”, ha declarado al medio.

Fuente: El País

Te puede interesar