Melconian: “Con descalabro fiscal, un dólar que no es ridículo y un signo de interrogación en política el auto no arranca”

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
El ex presidente del Banco Nación comparó el recurso a la emisión monetaria en 2020 con el exceso de colocaciones de deuda del Gobierno de Mauricio Macri
E3SSJ35TWNGNFPUSI3543GVXGU

El economista y ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, dijo que a pesar de las señales de relajación momentánea en el frente cambiario “el auto no arranca”. El ex funcionario de Cambiemos valoró las recientes señales del ministro de Economía, Martín Guzmán, pero dijo que en la Argentina históricamente la economía progresa de a ratos y sólo cuando se alinean las condiciones fiscales, cambiarias y políticas, algo que en el presente no se verifica. También, inscribió el proceso actual en una larga serie de políticas económicas fallidas que “se fuman” recursos existentes y terminan con desenlaces no deseados.

“En la Argentina los conflictos tienen desenlaces. Entre 2008 y 2010 cuando no te da el cuero, te gastás el superávit y te fumás a las las AFJP. Cuando en 2011 a 2015 no te da el cuero, te fumás las reservas. Cuando entre el 2016 y el 2019 no te da el cuero, te fumás la deuda. Cuando en 2020 no te da el cuero, te fumás la emisión monetaria”, resumió en declaraciones a Radio Con Vos.

“En el período 2016-2019 terminás con USD 55.000 millones de deuda. En el 2020 con 8 puntos del PBI en emisión monetaria. No me encasillen ni en pesimista ni en optimista”, señaló.

Respecto de las últimas medidas de Guzmán -la relajación de los controles a los dólares financieros, la intervención en esos mercados para bajar las paridades cambiaria, la emisión de un bono dollar-linked para reducir las necesidades de financiamiento monetario y la señal respecto a una cierta moderación de la emisión monetaria dada el lunes- Melconian se mostró positivo, pero dijo que no se pondría en el lugar que ocupa hoy el ministro de Economía.

“Tipos como Guzmán me parece que tienen doble mérito, encima un tipo que está en el exterior en una Universidad, hay que venir a meterse a este conjunto de sinsabores, ganar mal, siempre te comés el garrón de alguien porque donde ponés un dedo siempre pisás a alguien”, evaluó.

Pero consultado respecto a si hubiera tomado medidas muy distintas, dijo que eso no era lo relevante.

“Yo en lugar de él hoy no estaría, porque para mi el formato de tomar un ministerio requiere ser parte de, haberlo mamado, no caer como un aviador. (Mauricio) Macri cometió un error, ganó Capital, Provincia y Nación todo al mismo tiempo y por la ventana entraron 200 aviadores (...)Porque el equipo de ministros de un presidente es algo muy selecto, con gran lealtad (...) Estás consustanciado con un programa de Gobierno donde el ministro de Economía se circunscribe a lo suyo pero tiene injerencia en el resto de los temas”, dijo.

“¿Ser Ministro de Economía en un Gobierno que no tiene claro el derecho de propiedad?”, ironizó.

“Argentina es un país complicado que progresa de a ratos. Eso no genera que un tipo venga a enterrar un dólar, ni siquiera un argentino”, dijo.

“Nosotros hicimos un trabajo en el que mirábamos la tasas de inversión. Inversión y empleo son la tasa futura de crecimiento del país, y vienen derrumbados", dijo.

Respecto de los conflictos políticos en los que se enreda el Gobierno de Alberto Fernández –casos como la toma de Guernica, el conflicto de la familia Etchevehere, el intento de estatización de Vicentin y otros– sostuvo que tienen un costo muy alto para la política económica, independientemente de las decisiones técnicas que se tomen.

“Son recontra costosos (...) El mandamiento número uno del capitalismo es la propiedad privada. Si vos te fijás lo de la deuda siete meses, para darte cuenta que con la brecha a 30% o 40% hay vida y arriba de 100 no, siete meses. ¿Siete meses por el Fondo? Cuando las cosas salen por resignación no son lo mismo", dijo.

En cuanto a las perspectivas que puede tener la economía Argentina en los próximos años y a qué tan acertadas son las políticas de Guzmán, Melconian fue mucho más atrás en el tiempo.

“En los 2000 el chanchito latinoamericano hizo la casita de cemento. El de acá la hizo de paja, viene el huracán y te lleva puesto”, dijo. “Me preguntás si haría lo que hizo Guzmán, yo hubiera hecho la casita de cemento en los 2000”, agregó.

Para adelante “berreta está asegurado, vas a una cosa berreta en el mejor escenario. Uno mira al frente y quiere que este país tenga problemas pero a 25.000 dólares de PBI per cápita, no a 8.000 per cápita”, comentó.

“Vos tenés que juntar la macro, el dólar y la política. Sobre eso trabajás. Hay períodos donde se alinean los tres mal, hay períodos donde se alinean los tres bien. Ahora tenés descalabro fiscal, no tenés un dólar ridículo, pero un recontra signo de interrogación en la política, y entonces no arranca el auto”, comentó.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar