Cuánto costará guardar los dólares: el Central autorizó un aumento en el precio de las cajas de seguridad

ECONOMÍA Por Pablo WENDE
Una de tamaño mediano cuesta $ 25.000 por año. Ahora se habilitó un aumento del 9% en enero y 9% en febrero, que llevaría el costo a unos $ 30.000. En las sucursales hay lista de espera por la demanda.
ONGE4N6Q3BDIBNAZIWCA7YZCF4

Si un producto bancario tuvo un inusitado aumento de la demanda a lo largo de la pandemia fue el de las cajas de seguridad. El fenómeno coincidió con la reducción de los depósitos en dólares, porque la gente busca dejar los billetes en un lugar seguro. Ahora este servicio, que ya era de lejos el más caro que ofrecen las entidades, se encarecerá todavía más. Esto se debe a que el BCRA autorizó un aumento de las comisiones bancarias, que incluye a las cajas de seguridad.

Según dispuso el Central ayer, las entidades podrán incrementar los costos en un 9% en enero y un adicional de 9% en febrero. No se especifica qué podría suceder en los meses subsiguientes, es decir en lo que resta de 2021. Los valores de las cajas de seguridad se mantienen congelados por decisión del Central desde febrero, al igual que el resto de los servicios bancarios.


Una caja de seguridad mediana se ubica en alrededor de $ 25.000 anuales, incluyendo el IVA. El pago se realiza en forma trimestral, lo que representa unos $ 6.250 cada tres meses. Ese precio pasaría a casi $ 30.000 por año luego de los dos aumentos programados. El tamaño más chico se ubica en unos $ 16.000 y pasaría a cerca de $ 19.000. Eso si el cliente tiene suerte de conseguirla: en los bancos hay lista de espera ante el gran aumento de la demanda, que coincidió con el millonario retiro de depósitos en dólares del sistema financiero.


Ahora, se dispuso un primer descongelamiento en los distintos servicios bancarios, pero que será gradual. Esta misma modalidad se aplicó ya a la medicina prepaga (aumentará 10% en diciembre) y lo propio se definirá con los precios de alimentos y bebidas (hoy congelados dentro del programa Precios Máximos) y las tarifas de servicios públicos. Incluso ayer el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció que la política para salir de los congelamientos de precios será “muy gradual” para reducir el impacto en el bolsillo.

Junto con las cajas de seguridad también se volverá a cobrar por el uso de cajeros automáticos (aunque muchos clientes lo tienen bonificado si cobran cuenta sueldo y siempre y cuando utilicen la red propia de la institución). Durante casi todo el año fue gratis, ya que el Banco Central interpretó que por la pandemia debía facilitarse el uso de redes electrónicas. Además, los bancos funcionan con turnos y se busca desalentar el ingreso a las sucursales. También aumentará el costo de reemisión de tarjeta de débito, crédito y el uso de la cuenta corriente, en todos los casos con la misma fórmula: 9% en enero y otro tanto en febrero.

El costo de la caja de seguridad es un factor que habrá que tener cada vez más en cuenta a la hora de retirar depósitos en moneda extranjera. Un plazo fijo en dólares no tiene costo alguno, los bancos pagan una tasa de interés mínima (inferior al 1% anual) y están exentos de Bienes Personales. En cambio, si el dinero se saca del sistema financiero empieza a tributar este impuesto.

Claro que muchos ahorristas prefieren retirar el dinero del banco, ante el temor de no recuperarlo. Estos temores resultaron infundados, teniendo en cuenta que los bancos poseen altos encajes por las colocaciones en dólares. Desde agosto del año pasado, luego de las PASO, se fueron del sistema más de USD 17.000 millones. Una parte sustancial pasó a cajas de seguridad.

Fuente: Infobae

Te puede interesar