Alberto: "Queremos jueces probos que no corran detrás del poder de turno"

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El presidente, Alberto Fernández, volvió a repartir críticas hacia el Poder Judicial y a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia. Consideró que es parte de "las deudas pendientes" de su Gobierno.

El presidente, Alberto Fernández, volvió a apuntar con críticas al Poder Judicial y a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia al manifestar que la sociedad desea "jueces dignos, honestos y probos que hagan Justicia y no corran detrás del poder de turno", durante un acto de balance de gestión en la ciudad de La Plata.

"Nos quedan temas pendientes: nos queda de una vez por todas, si queremos ser una República, hacer que uno de los tres poderes funcione como tiene que funcionar", comenzó el jefe de Estado el pasaje dedicado al tema durante su discurso en el estadio Único.

“Algunos piensan que el malestar con la Justicia es un problema puntual de alguno de nosotros”, señaló antes de agregar que se trata de "un problema conceptual" de todos los argentinos que desean "jueces dignos, honestos y probos que hagan Justicia y no corran detrás del poder de turno".

Fernández también remarcó que otra necesidad es "una Corte Suprema que diga cómo entiende las cosas" y le pidió a ese organismo que explique "por qué hay gravedad institucional cuando se traslada los tres jueces desconocido y no hay gravedad institucional cuando hay procesos abiertos contra el gobernador, la vicepresidenta, contra el presidente del Banco Central, con el ministro de Producción de la Provincia".

"No me lo van a explicar porque no tiene explicación”, adelantó en modo irónico y recordó: "Por eso esas son deudas que siento que todavía tenemos pendientes".

Semanas atrás, en diálogo con el canal de noticias C5N, el máximo mandatario había manifestado críticas hacia los ministros de la Corte al indicar: "“¡Basta! la Justicia solo reacciona cuando la tocan a la Justicia. Cuántos casos de gravedad institucional hubo en los diez años y, sin embargo, nunca reaccionaron”.

Como ejemplo, fundamentó: “En diez años hubo dos per saltums. Uno contra la democratización de la Justicia, y el segundo contra el traslado de los jueces”.

A su vez, propuso: "Hay muchas cosas de la Justicia que debemos tomarla como una cuestión de Estado y sería espléndido que la Justicia se sume a la corrección".

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar