Nueva cepa: El mundo en alerta máxima, Argentina no se enteró

CORONAVIRUS Por Agencia de Noticias del Interior
Mientras el mundo entero se está cerrando a causa de la nueva cepa aparecida en el Reino Unido, en nuestro país los políticos no hacen referencia alguna y están en absoluto desconocimiento de los últimos acontecimientos
_116197443_hi064902117
Los Aeropuertos del mundo se están cerrando por la aparición de l nueva cepa de Covid

A finales del pasado mes de enero, cuando el coronavirus se expandía por China pero no había llegado aún a Europa, British Airways decidió suspender todos sus vuelos con el país asiático. Fue la primera aerolínea en tomar esta medida, que iba a prolongarse en principio hasta el mes de marzo. Para entonces el virus ya había campado a sus anchas por Europa, y hoy, un año después y en medio de la segunda ola de la pandemia, es el país británico el que queda prácticamente aislado del mundo por culpa de una nueva cepa originada en su territorio.

El Gobierno de España ha decidido hoy sumarse a la veintena de países que, entre ayer y hoy ayer, han suspendido los vuelos desde Reino Unido. Restringirá también el tráfico a partir de mañana martes, salvo para ciudadanos españoles y residentes, según ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación.

Es decir, los vuelos en general no se prohíben, pero si la entrada de personas salvo las excepciones citadas, explican desde Exteriores. Aena tenía programados para hoy unos 200 vuelos con salida o destino a Reino Unido en alguno de los aeropuertos españoles que gestiona. Para Canarias, sobre todo, es un mazazo, pues uno de cada dos turistas que recibe en estas fechas (está en temporada alta) es británico.

La medida, que pretende evitar que la nueva cepa originada en el país se extienda por Europa, se ha tomado de manera concertada con Portugal. España había expresado ayer en Bruselas la necesidad de tomar medidas coordinadas con la UE a la hora de prohibir vuelos o cerrar fronteras, para evitar lo que ocurrió en la primera ola, pero finalmente no ha podido consensuarse. España había reforzado desde ayer el control de pruebas PCR a los viajeros que llegan de Reino Unido.

Hoy mismo la vicepresidente primera del Gobierno, Carmen Calvo, había hecho un llamamiento a la tranquilidad asegurando que España "lleva protegida mucho tiempo" por la exigencia de presentar una prueba PCR negativa para entrar en nuestro territorio. Ésta se pide desde el 23 de noviembre, es decir, desde hace sólo un mes.

AISLAR LA CEPA
 

En cuestión de 24 horas Reino Unido ha quedado ya prácticamente aislado, después de que ayer suspendieran vuelos Italia, Alemania, Países Bajos y Bélgica. Actualmente son ya más de una veintena de países los que han adoptado restricciones a los vuelos y transportes procedentes del país.

Son, además de los citados, Francia, Irlanda, Austria, Suiza, Portugal, República Checa, Bulgaria, Letonia, Lituania, Estonia. Todos han anunciado medidas para impedir la entrada de la nueva cepa. Alemania solo permitirá los transportes de carga y Grecia ha impuesto una cuarentena a los ciudadanos que vengan de este país.

España ha sido de los últimos en tomar la medida. También reforzará el control fronterizo con Gibraltar, donde se ha confirmado un caso de esta cepa.

También han suspendido la entrada de pasajeros desde Reino Unido Rusia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Suecia, Suiza, Finlandia, Estonia, Croacia, Macedonia, Canadá, Hong Kong y Turquía.

TRÁFICO CON EUROPA
Además, algunos países han restringido el tráfico aéreo con Europa. Es el caso de Arabia Saudí, que suspendió desde el domingo los vuelos internacionales y las llegadas por tierra o mar durante una semana, prorrogable a dos, informa AFP.

Perú ha suspendido los vuelos de Europa mientras que Israel también decidió hoy vetar la entrada de extranjeros, además de ordenar que todos los israelíes que vuelvan del exterior sean puestos en estricta cuarentena en hoteles.

El corte del tráfico aéreo con Reino Unido tiene un impacto directo en el sector aéreo. El impacto económico de la primera ola de la pandemia comenzó, de hecho, antes de que llegase a Europa, con la citada suspensión de los vuelos a China por parte de British, que pertenece al grupo IAG, también propietario de Iberia. Las acciones del grupo hispanobritánico se han desplomado hoy en Bolsa más de un 8%.

Fuente: El Mundo de Madrid

Te puede interesar