Jorge Ferraresi aseguró que en el nuevo Procrear, los sorteados podrán tener «una parrilla y un garaje»

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat remarcó que las viviendas social que se han entregado en algunos casos son «pequeñas y precarias».

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, afirmó que las viviendas sociales que son pequeñas «no permiten crecer» a las personas y por eso en el nuevo Procrear se construirán las casas de una manera distinta. Además, el funcionario nacional contó que se debe dar solución habitacional a 264 mil familias que están en una situación compleja en cuanto a su vivienda.

En una entrevista con el diario Tiempo Argentino, el ministro habló sobre las dimensiones de las casas que se les han entregado a las personas y la dificultad de agrandar la familia si así lo quisieran los dueños informó la Agencia Télam. «Una vivienda que se entrega a una persona que se encuentra en una situación económica mala, desde un Gobierno peronista, aspira a que el día de mañana tenga una situación mejor», destacó.

«Y entonces tenga la posibilidad de ampliar un dormitorio, de tener un auto y poder guardarlo, de invitar a su familia o a sus amigos a comer un asado», contó el funcionario que viene destacando que en el nuevo Procrear las personas podrán tener su garage, un patio y habitaciones más grandes. Además, habló sobre el porcentaje de los sueldos que aportarán esas personas para tener su casa.

«Todos, absolutamente todos, van a pagar un porcentaje de sus ingresos para generar un fondo solidario que nos permita seguir construyendo viviendas», destacó Ferraresi que agregó «nosotros no creemos que haya dos clases de argentinas». Asimismo, el ministro contó que esta clase de programa social no debe estar atado a una cuestión de recuperación financiera, sino de una social.

Sin embargo, Ferraresi criticó las construcciones pequeñas y precarias que se entregaron en algunas ocasiones simplemente para resolver las condiciones habitaciones mínimas. «Una vivienda social no permite crecer. El tipo de vivienda social es aquella donde en el dormitorio no entra un placard o donde por los pasillos no pasa una silla de ruedas. Tiene un diseño que, por ejemplo, no permite tener un espacio para un auto o no tiene una parrilla», aseguró.

«Es un concepto que viene desde hace muchísimo tiempo en función, quizás, de construir más cantidad. Pero la verdad es que no se termina construyendo más. Se termina construyendo de mala calidad y no termina siendo algo positivo. Todos los argentinos tenemos los mismos derechos», afirmó el funcionario que habló sobre el impulso que le da a la economía esta clase de programas.

Por último, explicó que se está trabajando para crear nuevos instrumentos con la Bolsa de Valores, el Banco Central y otra entidades para poder generar herramientas financieras «pero que no tengan que ver con la usura o la capacidad económica de cada uno». Además, enfatizó que «no es una recuperación financiera sino que es una inversión social que tiene que ver con un derecho, que a su vez tiene una potencialidad de dinamizar la generación de puestos de trabajo».

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar