Imputan por homicidio culposo al psicólogo de Diego Maradona y a dos enfermeros

ESPECTÁCULO Por Julia VOSCO
La Fiscalía de San Isidro, encargada de la investigación por la muerte de Diego Maradona, imputó por homicidio culposo al psicólogo del ex futbolista y a dos enfermeros.
XKKAKQHLSRDU7OZGXISAUL7CVM

A dos meses de la muerte de Diego Maradona continúan avanzando las investigaciones para esclarecer las causas del deceso y si la atención médica que recibió el crack argentino en sus últimos días de vida habría tenido alguna implicancia por mala praxis.
En la tarde de este lunes 8 de febrero la Fiscalía General de San Isidro, encargada de las indagaciones del caso, imputó por homicidio culposo por negligencia u omisión a Carlos Díaz, psicólogo que trató a El Diez en los meses antes de su muerte.

La decisión judicial también incluye a dos enfermeros. Se trata Dahiana Gisela Madrid, quien reconoció que mintió a la empresa que la contrataba al señalar en su reporte que había controlado a Diego Maradona, y Ricardo Almirón, quien estuvo presente el fatídico 25 de noviembre, día en el que murió ex jugador.

La calificación contra Díaz es la misma por la que también investigan a neurocirujano Leopoldo Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov. Sin embargo, para los fiscales del caso la participación del psicólogo en la atención de la salud del astro del fútbol fue preponderante.

De acuerdo a las pruebas recolectadas, se determinó que el Díaz se sumó al equipo médico de Diego Maradona en septiembre pasado, tomando un papel fundamenta en sus cuidados. Según recoge Infobae, las pericias telefónicas a las que tuvo acceso el medio, Luque y Cosachov tendrían cierto recelo contra el psicólogo.

“Díaz fue anoticiado de que se inició una investigación en su contra, es la misma situación que Luque y Cosachov. Todavía no están definidas las indagatorias. Para eso esperaremos más pruebas como por ejemplo lo que diga la junta médica”, indicaron a Infobae fuentes de los Tribunales de San Isidro.

Con respecto a Madrid. En las primeras declaraciones tras la muerte de Maradona, la enfermera sostuvo que no había entrado al dormitorio del paciente, ni tampoco lo había escuchado cuando se levantó a orinar a las 7.30. Sin embargo, en un reporte interno a la empresa de salud en la que trabajaba había señalado que sí había ingresado a la habitación del ex jugador a controlar sus signos vitales.

Cuando fue nuevamente citada por los fiscales nuevamente, luego de descubrir las inconsistencias en sus declaraciones, ella confirmó que había mentido a su empresa. “Escribí en el reporte que le intenté controlar signos vitales, lo cual no es cierto. Lo puse por una indicación del coordinador”, sostuvo.
Días atrás, en medio de las polémicas y las imputaciones a los médicos, se filtró un video de Maradona tras su última operación y en el que asegura que estaba “abollado”.

Te puede interesar