Gerardo Morales advirtió que un indulto presidencial a Milagro Sala no tendría efectos sobre las condenas de Jujuy

POLÍTICA 18 de febrero de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
El gobernador sostuvo que la amnistía solo aplicaría a las causas radicadas en el fuero federal. Además, contó el diálogo que mantuvo con Alberto Fernández sobre el tema
YQ7VY3VV75F6VLYS4ADYDPJTOY

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, rechazó el pedido de un sector del kirchnerismo para que el presidente Alberto Fernández indulte a Milagro Sala y otros referentes del oficialismo que están acusados en causas de corrupción. Y apuntó que una amnistía de ese tipo tampoco tendría efectos jurídicos en casos como el de la dirigente de la Tupac Amaru, ya son trata de denuncias penales radicadas en la Justicia provincial sobre las que no tiene competencia.

“Lo que el kirchnerismo duro está pidiendo le haría mucho daño al país”, indicó el gobernador. “El Presidente ha dicho que no va a indultar, no corresponde, tienen que repasar la Constitución”, se pronunció.

La discusión sobre los indultos presidenciales fue reimpulsado estos días por un sector del Frente de Todos luego de que la Corte Suprema de Jusitica dejara firme una condena a dos años de prisión por amenazas a policías dictada contra Milagro Sala, en el marco del caso conocido como “Causa de las Bombachas”, en el que en un principio había resultado absuelta.

En ese expediente, se acusó a la líder de la Agrupación Tupac Amaru de llamar por teléfono a una comisaría y amenazar los policías para que abortaran un procedimiento contra otra dirigente social. El caso está vinculado a un altercado en una feria en la capital jujeña, cuando María Belén Vargas denunció que otra mujer vendía ropa interior robada a su madre. Sin embargo, fue la denunciante quien quedó detenida.

A pedido de la madre de Vargas, Milagro Sala intercedió para que la liberaran, oportunidad en que, según denunció la comisaria Ángela Cabero, la amenazó telefónicamente con “hacer volar la comisaría”.

Según Gerardo Morales, un indulto no tendrían efectos en la “Causa de las Bombachas” y otros expedientes que se tramitan en Jujuy porque “son causas provinciales”. Milagro Sala cuenta con 16 acusaciones penales en su contra, la mayoría de ellas impulsadas después de que el dirigente de la UCR asumiera como gobernador en Jujuy.

En esa línea, Morales aclaró que en sus conversaciones institucionales con el Poder Ejecutivo “Alberto Fernández no ha puesto la situación de Milagro Sala a cambio de algún tema de gestión”.

“La única posibilidad de indultar del Presidente es en las causas de la Justicia Federal”, sostuvo en una entrevista con radio Rivadavia. Y manifestó: “Tenemos una Corte Suprema que funciona bien a pesar de lo que dicen sectores del Gobierno, están dadas las garantías. Hay que dejar que funcione el sistema de división de poder”.

Un fallo que tensiona el frente judicial

El fallo de la Corte Suprema contra Milagro Sala fue interpretado por el presidente Alberto Fernández como un desafío del máximo tribunal a su autoridad, según supo Infobae. En declaraciones publicas, el jefe de Estado subrayó que la situación de la líder social e indígena es un caso del “lawfare por antonomasia” y que “fue perseguida por la justicia jujeña” con una “finalidad política”. Por eso, había sugerido al máximo tribunal que “revise con cuidado y atención lo que ha pasado en el caso Milagro Sala”.

Sin embargo, los magistrados adoptaron una decisión radicalmente opuesta a las pretensiones del oficialismo. Por unanimidad, los jueces Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda ya tenían definida la condena firme antes que el presidente les formulara su pedido público.

Desde entonces, un sector del Frente de Todos reimpulsó su reclamo a que se indulten a los “presos políticos” durante la gestión de Mauricio Macri o bien se impulse una ley de amnistía. En ese grupo aparecieron la abogada de Cristina Kirchner y funcionaria del Senado, Graciela Peñafort, el ex juez de la Corte Suprema y actual magistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Raúl Zaffaroni, y el dirigente social Luis D’Elía.

Una voz cercana a la vicepresidenta de la Nación y que respalda la hipótesis del lawfare se manifestó reacio a esas alternativas. “A mí no me gusta el indulto ni la amnistía, creo que aún quedan recursos en la Justicia”, sostuvo el senador Oscar Parrilli en El Destape Radio. La apuesta legislativa en el entorno de Cristina Kirchner es avanzar en una reforma judicial y el desplazamiento de jueces y fiscales acusados de mal desempeño por el kirchnerismo.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar