Ben Hur, a la final con goleada

DEPORTES Por Omar EDEN
El Lobo fue una aplanadora en Paraná y goleó al local Atlético por 4 a 0 para quedarse con la Región Litoral Sur. Los goles fueron de Ochoa, Acosta y Bustamante (2). El domingo, en San Francisco, define el ascenso al Federal A ante Racing de Córdoba.
multimedia.normal.ba0d0df36d93a656.6e6f726d616c2e6a7067

Ni el más optimista hincha benhurense imaginaba un resultado tan cómodo. No es común que en cualquier torneo, al margen de la categoría que sea, una semifinal tenga cuatro goles de diferencia. Pero este 4 a 0 ante el "Gato" entrerriano confirmó que el Lobo venía de menor a mayor en este Regional Amateur, y con total merecimiento se clasificó a la final por el ascenso ante otro equipo con historia del interior del país, como Racing de Córdoba.

Salvo los primeros 20 minutos, donde en la calurosa tarde paranaense el Decano manejó la pelota sin mayor profundidad, Ben Hur no tuvo preocupaciones en el aspecto defensivo. La ausencia de Mathier (fue preservado por la molestia que sufrió el domingo) no se notó por el correcto desempeño de Ybáñez para ser parte de una línea casi de 5 que no dejó espacios y que de arriba también fue muy sólida, especialmente con Yuste y Martín Zbrun. Por eso Ben Hur lleva tres partidos y casi mitad del otro sin recibir goles (el último fue Braian Noriega de 9 de Julio, de penal, en el clásico).

En esos primeros minutos el local forzó algunos corners donde la visita defendió bien. Las proyecciones del lateral derecho Galetto eran la única sorpresa a la que apelaba en ofensiva.
Pero de a poco, Ben Hur fue ganando metros en la cancha. Acosta mostraba sus pinceladas sobre la derecha, tratando de asociarse con Ochoa y Núñez intentaba sacar a los centrales del área.
Después de la media hora, en la primera jugada hilvanada a fondo por el equipo de Trullet, llegó la apertura del marcador. Joaquín Castellano avanzó con pelota dominada, buscó a Acosta que se hizo el espacio en la derecha, ganó unos metros y tiró el centro preciso para la entrada por el medio del área de Ochoa, que tocó al gol ante un Vergara desprotegido.

A partir de ese momento hubo tranquilidad y la posibilidad de tener una mejor lectura de cómo seguir atacando en la BH, porque Paraná -pese a que le quedaba mucho al partido- se adelantó varios metros y dejó mucho terreno libre del medio hacia atrás.
Hubo una jugada muy clara en este aspecto, porque tras un corner que controló Astrada, el arquero le puso una pelota bárbara a Ochoa que quedó mano a mano con un defensor, pero finalmente tras abrirse su remate fue hacia donde estaba el guardavalla. Y en otras oportunidades falló el último pase, cuando estaba la oportunidad de quedar cara a cara con el arquero.

La salida de Ochoa (luego se confirmaría que fue por un golpe de calor) generó cierta preocupación, pero Bustamante finalmente tendría su gran tarde, sobre todo el segundo tiempo.
Apenas arrancado el complemento se terminarían, viendo el desarrollo del encuentro, las pocas chances de reacción del Gato. Se equivocó groseramente Vergara al querer salir jugando ante la presión de Bustamante, la pelota rechazada de forma imprecisa le quedó a Castellano que remató, hubo un rebote y entrando Acosta en el área chica finalmente puso el 2 a 0. Iban sólo 17 segundos.
Con la diferencia ampliada, la BH empezó a tener mayor circulación de balón y a manejar a voluntad el ritmo. Castellano y Acosta, fundamentalmente, se encargaban de eso.

No obstante, en el cuarto de hora llegaría lo que terminaría de definir el pleito. Proyección de Besaccia por la derecha, centro fuerte que no puede retener el arquero, y Bustamante con olfato de goleador, ante una defensa abatida, sólo tuvo que empujarla para el 3 a 0.
En la media hora restante, sólo quedó anotar cambios. En el local que no cambiaron nada y en BH que sirvieron para ir administrando energías, y para darle dinámica con Hang por la izquierda, tenencia con Valsagna en el medio, y la oportunidad para Matías Zbrun arriba.

Cuando el partido se acercaba al minuto 90 llegó el doblete para Bustamante, luego de un corner, con un certero cabezazo. Ya Paraná se había quedado con uno menos por la expulsión de Olechar.
Luego del pitazo final de Balmaceda (de correcto arbitraje) hubo un festejo mesurado. Otro paso más hacia el sueño del ascenso. El domingo quedará la parada más importante en San Francisco.

Fuente: diariolaopinion.com.ar

Te puede interesar