Martín Soria: “La vicepresidenta quiere que la misma Justicia la libere de culpa y cargo”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
El ministro de Justicia de la Nación dijo que está preocupado sobre el funcionamiento de la Corte Suprema. Afirmó que algunos integrantes del Poder Judicial “se pasaron de la raya”, y que el procurador general Eduardo Casal está “atornillado” a su cargo
ORDFVC6KHRAQVKWZDHXMJ2FFSU

En su primera declaración pública tras su confirmación como ministro de Justicia, el diputado nacional Martín Soria, afirmó este martes que una de sus “aspiraciones” como titular de esa cartera “es terminar con el ‘lawfare’” y negó que se busque la impunidad en las causas en las que es investigada Cristina Kirchner, ya que “la vicepresidenta quiere que la misma Justicia la libere de culpa y cargo”.

“Conmigo no van a contar para recibir a escondidas a jueces y fiscales”, dijo Soria en declaraciones en Radio 10.

En una de sus definiciones más destacadas, el funcionario designado apuntó contra el funcionamiento de la Justicia en general y se mostró alerta por las acciones de la Corte Suprema de Justicia “que es la cabeza de ese Poder Judicial”. “Desde ya que nos preocupa. Tenemos una Corte que fue complaciente cuando algunos camaristas tiraron todas las teorías jurídicas que aprendimos en la facultad por la ventana, como las prisiones preventivas”, aseguró.

 
“Decir que van por la impunidad (de Cristina Kirchner) es el caballito de batalla de siempre. Acá no hay ningún cambio de causas ni fiscales en ninguno de los proyectos que se presentaron hasta ahora, no existe la más mínima posibilidad de cambiar los jueces. Además, conociendo a la vicepresidenta es lo que menos querría, es la verdad”, añadió Soria.

En tal sentido, agregó: “Ella quiere como cualquier ciudadano que no tuvo nada que ver o que es inocente y que la acusaron mediática y judicialmente, porque eso es el lawfare, que sea la misma justicia que la libere de culpa y cargo, que es lo que corresponde cuando uno no hizo nada”.

“Diferente es cuando te condenan desde lo medios, te arman una causa, reciben a jueces y fiscales en un despacho del presidente y avanzan. Eso fue la mesa judicial y lo que pasó en Argentina, por eso la decisión férrea de nuestro Gobierno en avanzar en estos cambio. Por eso la oposición desmesurada, perversa, que no quiere siquiera debatir los proyectos”, enfatizó en una entrevista con el periodista Pablo Duggan en el programa “Buenos Vecinos”.

La reforma del Ministerio Público Fiscal

En sus primeras declaraciones públicas tras ser oficializado como ministro de Justicia, Martín Soria se mostró de acuerdo con avanzar en el reemplazo del Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, porque es un “procurador interino que nadie eligió y está atornillado” en su cargo. Y volvió a cuestionar al bloque de Juntos por el Cambio por no debatir las propuestas de designación de Daniel Rafecas como procurador y la iniciativa reforma del Ministerio Público Fiscal.

“Desde el primer día, la ex ministra (Marcela Losardo) trabajó en medio de una pandemia para presentar estos proyectos y revertir esta situación, tenemos una oposición que no está dispuesta a dar el debate sobre los cambios que el Poder Judicial necesita urgente”, consideró sobre las iniciativas judiciales que impulsa el Gobierno.


Acerca de la propuesta legislativa sobre el Ministerio Público, el dirigente rionegrino reconoció que la modificación del método de selección de la jefatura de los fiscales por un criterio de mayoría simple es el aspecto “más discutido” de la reforma, pero llamó la atención que la bancada de Juntos por el Cambio “no alzó la voz cuando Macri designó a dos miembros de la Corte” Suprema por decreto.

“Desarmar la mesa judicial”

A lo largo del reportaje, Martín Soria reiteró que su intención es “desarmar la mesa judicial que funcionaba en el despacho de Mauricio Macri”, al recordar el discurso de Alberto Fernández en la apertura de las sesiones legislativas, donde se pronunció para que “Nunca Más haya una Justicia que persiga los vientos políticos de turno”.

En esa línea, el futuro ministro de Justicia aclaró que “no todos los jueces y fiscales se sentaron a ese juego perverso en el despacho de Macri”. La referencia apunta a su denuncia penal contra el actual presidente de la Cámara Federal de Casación, Gustavo Hornos, por haber ingresado a la Casa Rosada durante el gobierno anterior con el supuesto objetivo de coordinar acciones contra ex funcionarios y dirigentes del kirchnerismo. La prueba aportada a la causa de “la mesa judicial” son los registros oficiales y públicos de esos ingresos.

“Hay personajes en el Poder Judicial que se pasaron de la raya y se olvidaron el rol de Justicia que están llamados a cumplir”, sentenció.

Para su nuevo rol en Justicia, Soria aclaró que busca mantener una “relación institucional, transparente y de ida y vuelta” con los jueces y fiscales federales de Comodoro Py, quienes suelen intervenir en los expedientes que tramitan acusaciones por corrupción. “La relación no tiene que ser a escondidas de la sociedad y del código de procedimientos”, remarcó, nuevamente en alusión a su denuncia penal contra el camarista Hornos.

Acerca del perfil de futura gestión, el aún diputado nacional rechazó “barbaridades” como la opinión de que el oficialismo “va a estar persiguiendo a jueces y fiscales por los pasillos”. “Es de locos, apretar jueces lo hicieron ellos”, apuntó Soria a la oposición. “En la ‘mesa judicial M’, los propios jueces de Cámara prestaron testimonio en la causa y contaron cómo los apretaron autoridades del gobierno de Macri para que sacar algún fallo. Esos mismos, hoy, dicen que los vamos a perseguir. El Presidente fue contundente en lo que dijo que no vamos a responder con las mismas herramientas y artilugios”, concluyó.

Fuente: Infobae

Te puede interesar