Máximo Kirchner avanza en su carrera política: todo lo que "logró" en un año y medio

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
¿Qué peso tiene que Máximo Kirchner sea el principal referente del PJ bonaerense? De mínima desde ese lugar va a aspirar a ser candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires
f848x477-1023745_1081548_4040

Máximo Kirchner aterriza en el PJ bonaerense
Viene con un equipo que tiene que ver con la lista que encabeza. ¿Cuál es el perfil de esa lista, es variado o monolítico? Quedó distribuida casi parejamente entre intendentes y La Cámpora, aunque no con todos los jefes comunales. Fernando Grey apeló a la Cámara Federal porque entiende que las elecciones fueron convocadas para el 2 de mayo de modo ilegal, por WhatsApp, sin ningún órgano oficial del oficialismo interviniendo, porque no piensa que haya necesidad de hacer las elecciones ahora. Recordemos que cuando la oposición de manifestó por el vacunatorio VIP, ese sábado, a las 6 de la tarde a través de un zoom general y por WhatsApp se hizo la convocatoria. 
La ley se interpreta, no se cumple. A tal punto que Ramos Padilla dijo que no hay lugar al recurso de amparo planteado por Grey. Ahora, cuando vos desnudás quién es Ramos Padilla, que a 10 días de haber desembarcado en el Juzgado Nacional de La Plata le toca esta resolución, tal vez comprendés que efectivamente la política está mancillando a la Justicia para conseguir su beneplácito a los apetitos de ciertos sectores, en este caso de Máximo Kirchner.
¿Qué peso tiene que Máximo Kirchner sea el principal referente del PJ bonaerense? De mínima desde ese lugar va a aspirar a ser candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires para suceder a Axel Kicillof, con quien no tiene una buena relación. De máxima, buscará ser una opción electoral para una eventual fórmula presidencial o ser en 2023 el candidato a senador por el espacio y llegar a la Cámara Alta.
En un año y medio y en pandemia, Máximo Kirchner, que hasta la elección de 2019 era un residual, que entró quinto como candidato a diputado en la provincia y nadie lo tenía como lo que hoy es, desembarca presidiendo el PJ, no habiendo siquiera vivido en la provincia de Buenos Aires. No es menor.
Alberto Fernández, el acuerdo con el FMI y en medio los empresarios
Alberto Fernández acaba de confirmar explícitamente que finalmente la mayor urgencia del gobierno no es acordar con los acreedores, sino otras cuestiones como la construcción de viviendas, atender la pobreza, etc.
Efectivamente puede no ser prioritario acordar con los acreedores, pero es una condición necesaria aunque no suficiente para tener una economía más sana, para buscar un financiamiento afuera que de lo contrario hay que tratar de buscarlo acá quitándole accesibilidad al crédito al sector empresario o imprimiendo billetes. En un mundo que además presta a tasas casi nulas, muy baratas.
Sorprende el diagnóstico. Y todo esto Alberto Fernández lo dice a una semana del viaje de Martín Guzmán para convencer a la flamante titular del Tesoro de los Estados Unidos, mediante quien el ministro busca demorar el acuerdo.
El problema es entender la integralidad. Ahora hay un estadío de 6 meses de impasse, sin acceso al mercado financiero internacional y tratando de hacer lo que puedas, comprar tiempo, tratar de que el rebote sea lo suficientemente importante, ponerle mucho inflador al consumo y con una estructura del Estado tratando de controlar costos y precios, para eso la creación del Sipre. Así no se arregla, porque el control desde un escritorio de precio y cantidad fracasó en el mundo, no hay un caso de éxito.
El problema de la escasez y el faltante no está dado porque el empresario no quiera vender, sino porque no hay negocio. Tienen retraso de precios, muchas compañías están perdiendo plata hoy. Argentina tiene inercia inflacionaria, imprevisibilidad e inseguridad jurídica y un esquema donde el funcionario de turno cree que puede hacer magia. las cosas no se arreglan así, el mundo no tiene esas reglas.
Ahora están trabajando algunas entidades empresarias, desde la Copal, para pedir la inconstitucionalidad del programa Precios Máximos, porque entienden que están metiendo la mano en la estructura de costos de una empresa y por lo tanto no hay libertad empresaria. Cuando vos fijás Precios Máximos no es de acuerdo con las empresas, eso es Precios Cuidados, el primero es el Estado diciéndote vos no podés vender a más de este precio aunque de costo tengas más.
La inflación no se controla metiendo precios a gerentes generales de compañías. El intervencionismo puede ser muy útil cuando regula, fiscaliza y controla, sin embargo un intervencionismo inútil pidiendo estructuras de costos, que pasen precios, cuánto les falta vender y cuánto tienen, creo que es un sobre costo adicional a la multiplicidad de costos con los cuales lidian los empresarios hoy, que no son pocos por el contrario son bestiales.

Fuente: MDZ

Te puede interesar