Caso Podio Barreiro: Olor a podrido en un enredo de polleras, sexo y política

RAFAELA 10 de abril de 2021 Por Ramiro FORTIS
El caso Podio Barreiro es el ejemplo más claro y concreto de la imagen que el MPA de Rafaela tiene. Ahora el abogado del imputado apeló el abreviado oportunamente arribado y los fundamentos de la misma son valederos. Esto en nada obsta que el imputado pueda ser un violento
descarga (4)

El caso Podio Barreiro es el ejemplo más claro y concreto de la imagen que el MPA de Rafaela tiene. Ahora el abogado del imputado apeló el abreviado oportunamente arribado y los fundamentos de la misma son valederos. Esto en nada obsta que el imputado pueda ser un violento, pero lamentablemente, el accionar de la justicia, en este caso de los fiscales en particular y la presencia del fiscal Vigo, siendo parte absolutamente interesada, le dan un descrédito vergonzoso a todo el accionar de la investigación. Una nueva mancha, de una institución que tendría que ser ejemplo pero que en realidad deja mucho que desear.  

"El Fiscal Regional Vigo se tendría que haber apartado de entrada de la causa en donde era parte su actual pareja"

Lo cierto es que la causa tiene mucho olor a podrido y que el Sexo, las polleras y la política tienen mucho que ver.

LA NOTA DE RADIO RAFAELA AL ABOGADO DE PODIO BARREIRO

En diálogo con Radio Rafaela, el Dr. Juan T. Lewis, abogado defensor de Carlos Podio Barreiro, brindó detalles de la causa que involucra a su defendido. En estos momentos, apelaron la sentencia de la justicia.

Los detalles de esta causa generaron polémica en la ciudad. Se trató de un escándalo por una denuncia que involucraba a funcionarios judiciales dejaba al MPA en la calle.

Procedimiento abreviado
En cuanto a la apelación, el abogado explicó: “La sentencia que estamos recurriendo es a la que se arriba luego de lo que se llama a un procedimiento abreviado que es en el cual el imputado reconoce su culpabilidad y se dicta sentencia sin pasar por el juicio. Es una forma de evitar el juicio y lograr condena que tiene la fiscalía”.

“Uno podría pensar que se trata de un procedimiento excepcional ya que es exigido por la propia constitución. Sin embargo, se ha transformado en la regla para procesar casos penales, e incluso se ha ido más allá al punto de establecerse un mecanismo habitual de condena que tiene el procedimiento penal santafesino”, sostuvo.

“La corte con los precedentes que hay en la materia dictó algunas orientaciones para tener en cuenta para que, si bien se utilice este mecanismo en algunas cuestiones, que no se abuse y se convierta en una herramienta extorsiva. Esos lineamientos nosotros creemos que están incumplidos en la causa Podio. A Podio Barreiro se llega a la condena estando el en prisión preventiva sin tener antecedentes, sin haber sido detenido en flagrancia, habiendo sido imputados por delitos como la propia condena después del juicio abreviado demostró era un delito que amerita estar en libertad estando condenado”, aclaró el profesional.

“Lo meten en prisión preventiva en una forma que parece hasta cierto punto intimidante. Pero no solamente eso se da, sino que durante la prisión preventiva dos veces lo subieron, sin antecedentes y sin experiencia en el tránsito por el sistema penal, a un patrullero. Lo llevaron hasta unas cuadras antes de llegar a la cárcel de Las Flores, lo volvieron a dejar en la comisaría, en alguna medida indicándole que podía terminar en Las Flores, que es un ámbito mucho más violento para una prisión fugaz como lo es una preventiva que una comisaria”.

“Además de esto, la fiscal le indica a la defensa de Podio Barreiro que iba a pedir pena de cinco años y la prórroga de la prisión preventiva. Y lo hace en vísperas del comienzo de la feria. Ante esta situación, Podio acepta las imputaciones que se le hacen y efectivamente recupera su libertad, pero condenado”, relató el abogado.

“En el marco de ese procedimiento abreviado no se siguieron los procedimientos. Justamente para evitar esta clase de presiones en la voluntad de la persona que se va a declarar condenada, exigen que se haga una muestra de la evidencia de cargo y cómo se la utilizaría. Es decir, cómo concluyen en que con esa evidencia se puede comprobar la culpabilidad”, explicó.

“Nosotros entendemos que la sentencia no ha respetado los lineamientos de los casos Ruiz y Cantero para los juicios abreviados y creemos que tiene que ser declarada nula”, aseguró Lewis.
“Lo que decimos es que la admisión es un consentimiento, pero no hay voluntad. Es una persona que estaba presa, que la amenazaban con que iba a seguir presa y no sabía dónde iba a terminar esa situación. Se hizo cargo de hechos que ni siquiera la fiscal había intentado conseguir elementos para probarlosy algunos que eran de una jurisdicción totalmente extraña a la de tribunales”, dijo.

 

¿Persecución a Podio Barreiro?
El Dr. Lewis sostuvo que, “entre otras cuestiones, las personas que perseguían a Podio por parte del MPA deberían tener por ley un actuar objetivo. La propia presunta víctima que es la expareja de Podio, trabaja en el lugar donde se arman estos legajos. Y el fiscal general Diego Vigo tenía una relación sentimental con la presunta víctima”.

Agregó que se trata de una “relación sentimental que nosotros no juzgamos pero que, evidentemente, entendemos que significa un indicio de algo que va en contra de una actuación objetiva”.

Más elementos
“El elemento fundamental son las fallas en el procedimiento. Los precedentes Ruiz y Cantero precisan cuáles son las circunstancias a tener en cuenta para que el tribunal se cerciore de que no ha habido una suerte de consentimiento auspiciado en la persona que se está declarado culpable”.

“Pero además hay un contexto donde cualquiera puede pensar que es víctima de una persecución en su contra. Por ejemplo, cuando se lo pone en prisión preventiva por un delito que no amerita la prisión preventiva, cuando se lo amenaza con llevarlo a una Unidad de alto nivel de conflictividad y también cuando hay una falta evidente o datos objetivos para creer que no hay un actuar objetivo por parte del MPA. Muchos de ellos surgen de las propias declaraciones que nosotros consideramos comprometidas”, afirmó el abogado defensor de Podio Barreiro.

 

Apelación
Teniendo en cuenta todo lo mencionado, “presentamos un recurso de apelación a la condena el 1 de febrero y en este momento las actuaciones han sido elevada a los Colegios de Jueces de Segunda Instancia de Rafaela que está intentando formar un Tribunal para juzgar el caso”.

“Hay una colecta escandalosa de pruebas. En algún momento una allegada a la presunta víctima dijo que ellos nunca habían visto ninguna situación de amenaza ni de violencia, pero que una vez habían acompañado a la presunta víctima en referencia a un hecho de 2016 a al hospital y que allí los médicos le habían dicho que tenía que hacer una denuncia porque el cuadro que presentaba implicaba que había habido golpes”, detalló.

“Se acompañó la historia clínica pedida por la misma fiscal, se citaron a estos profesionales a declarar y una de las médicas referenció que no se acordaba exactamente. Comentó los protocolos que se siguen en esas situaciones y no recordaba haber hecho esas afirmaciones tan tajantes, que le parecía raro. El otro, tajantemente dijo que no, que él no podría haber dicho eso y que no había sido así”.

“Hay cosas más graves en este procedimiento. En el caso Ruiz y Cantero, la corte explaya que en la audiencia debe hacerse una indicación de la evidencia que hay sobre cada hecho y cómo esa evidencia funciona de manera cargosa, que no se hizo. Se utilizan como prueba de cargo las declaraciones de un directivo de un club de tiro y de otra persona que vende armas que justamente terminan declarando, a pesar de que son interrogados por fiscalía, a favor de la hipótesis de Podio”, precisó Lewis.

“Nosotros no estamos diciendo que no se lo debe declarar culpable, sino que es tal el tenor de las irregularidades que debe anularse la sentencia, debe declararse nulo el procedimiento”.
 

Vínculo entre la fiscal y la presunta víctima
Acerca del vínculo entre el fiscal de la causa y la presunta víctima, el Dr. Lewis comentó que aparece como un elemento clave en la causa. “Es un elemento clave que se hubiera solucionado de una manera muy sencilla: llevando a tramitar la causa a otra sede donde fuera tramitada por personas que no pudieran estar sospechadas de parcialidad dentro de la órbita del poder judicial por compartir el ámbito de trabajo”.

“Vimos además que esta persona comparte mucho más que el ámbito de trabajo, comparte una relación de amistad con la fiscal que llevó adelante la causa y una relación sentimental con el jefe de los fiscales de la región -en referencia al Dr. Diego Vigo-. Y ella misma trabaja en el lugar donde se arman estos legajos”.

En ese marco, “la hermana de Podio –mientras estaba preso– presentó una denuncia, y esa investigación la llevaron a Rosario, donde terminaron no investigando nada, circunstancia que estamos recurriendo”.

Vigo apartado de la causa
“Cuando se realiza una investigación, se solicitan cámaras privadas. Y hay una cámara de un negocio cercano que detectó lo que denunciaba la hermana de Podio y lo presentó como evidencia en la causa. El MPA, en una situación cuasi corporativa, no se ocupó de verificarla”. Tras la denuncia, el fiscal regional de Rafaela, Diego Vigo fue apartado de la causa.

Fuente: Radio Rafaela

Te puede interesar