La jueza Fortunato concedió que el "zar del juego clandestino" deje la cárcel

JUDICIALES 25 de abril de 2021 Por Ramiro FORTIS
Los fiscales Guillermo Loyola y Gabriela Lema se opusieron a la pretensión de la defensa de Peiti, y solicitaron que siga detenido en prisión preventiva, pero la jueza Fortunato le concedió el beneficio
Cristina-Fortunato
Jueza Cristina Fortunato

Leonardo Peiti no está en condiciones de seguir un tratamiento psicológico y psiquiátrico detrás de las rejas, determinó la Junta Especial de Salud Mental que examinó al hombre sospechado de manejar una red de juego clandestino en la provincia de Santa Fe. Este dictamen fue presentado por los abogados defensores Luis y Ángelo Rossini, en una audiencia de revisión de prisión preventiva.

Peiti fue sometido a una junta médica el pasado martes, y el viernes por la tarde la jueza de Rafaela Cristina Fortunatto presidió la audiencia en la cual la defensa del empresario rosarino solicitó la morigeración de prisión y el traslado a una clínica en la cual pueda recibir asistencia psiquiátrica y psicológica. Los fiscales Guillermo Loyola y Gabriela Lema se opusieron a la pretensión de la defensa de Peiti, y solicitaron que siga detenido en prisión preventiva.

 La magistrada aceptó la pretensión de la defensa y determinó que el establecimiento médico al que sea trasladado Peiti informe semanalmente las novedades en la terapia que reciba Peiti.

 "Evidentemente tiene una situación de salud que merece ser atendida", sostuvo Luis Rossini en comunicación con Geraldine Brezán por 7 AM, y adelantó que van a presentar una denuncia contra los fiscales Lema y Loyola.

20 días detenido
Peiti quedó en prisión preventiva el 2 de abril por decisión del juez José Bottero, imputado como jefe y organizador de una asociación ilegal que tuvo como objetivo la administración, explotación económica en forma habitual y continúa de juegos de azar y apuestas sin contar con la debida autorización. Se estima que dicha organización funcionó durante el periodo comprendido entre el 12 de julio de 2017 y se extendió hasta el 18 de agosto de 2020. Según develó la investigación, la explotación de los juegos al azar tuvieron su despliegue en Rafaela y la localidad rural de Eusebia.

 El día anterior se había impuesto su prisión preventiva en otra causa por la que los fiscales Lema y Loyola le achacaron a haber conformado una asociación ilícita que operó en Rafaela, Sunchales y Ramona entre el 12 de julio de 2017 -fecha de la denuncia anónima- y el 18 de agosto de 2020, fecha en la que los investigadores desarrollaron los allanamientos.

 Sobre el señalado jefe de las apuestas también pesan otras dos causas de las cuales una impulsaron los fiscales de Rosario, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery de la Unidad Especializada de Criminalidad Organizada. En aquella causa, Peiti declaró como arrepentido por lo que su declaración involucró de lleno a dos fiscales (actualmente destituidos de su cargo) de esa jurisdicción: Patricio Serjal (exfiscal regional) y Gustavo Ponce Asahad (exfiscal), ambos imputados de haber cobrado sobornos a Peiti para que éste pueda desarrollar su clandestina actividad.

 En tanto, la otra investigación que pesa sobre Peiti fue la que se radicó en la Justicia de Melincué y que estuvo a cargo del fiscal Matías Merlo. La misma ya fue elevada a juicio en diciembre del 2020 y fue la primera que puso la lupa sobre los negocios que desarrollaba el rosarino en el interior de la provincia de Santa Fe.

Con información de Aire Digital

 

Te puede interesar