El examen que tuvo que “rendir” el príncipe Guillermo para ser aceptado por las amigas de Máxima

ESPECTÁCULO 03 de mayo de 2021 Por Julia VOSCO
?url=https%3A%2F%2Fcalifornia-times-brightspot.s3.amazonaws

La Reina Máxima de Holanda, viene siendo furor a nivel mundial en estos últimos días debido a un libro que salió sobre ella que estalla en el mercado. En se cuentan una serie de acontecimientos de la vida de ella, entre ellos el haber conocido al príncipe Guillermo, hombre que con el tiempo se convertiría en su esposo y padre de sus hijos.
En el libro” Máxima, la construcción de una reina”, escrito por los periodistas Paulla Galloni Rodolfo Vera Calderón, se habla en un capitulo, del primer viaje de el príncipe Guillermo de Orange a la Argentina. Se trata del año 1999, cuando Máxima invitaba al hombre de la realeza a conocer su país. Hasta ese momento nadie sabia quien era ese holandés extranjero del que una argentina se encontraba profundamente enamorada.

En Bariloche vivía Florencia Firpo, una intima amiga de Máxima, de vacaciones al igual que la Reina, también estaba Valentina Velardi, otra persona fundamental de su entorno. Para ese grupo de amigas era importante que las parejas de ellas supieran una cosa: esquiar y que lo hagan de manera excelente. En eso consistía el examen.
Cuando el príncipe Guillermo llegó a tierras sureñas, parecía no tener idea absoluta del deporte. Fuentes cercanas a la Reina aseguran que nadie sabia su verdadera identidad hasta entonces y que Máxima lo presentó como “Alex” para no se sepa nada. Así y todo, fue tratado como un “plebeyo” que tenía una prueba por delante si quería estar con ella.
La realidad fue totalmente distinta a la que muchos esperaban, desde su día uno en las montañas, Guillermo demostró ser una persona muy audaz y se ganó la felicitación y el respeto del entorno de Máxima. Así se desarrolló la prueba que al parecer el príncipe pasó y con excelentes resultados que le trajeron mucha felicidad a futuro.

Te puede interesar