El presidente de España también respaldó la negociación con el FMI

POLÍTICA 11 de mayo de 2021 Por Román LEJTMAN
CCQKM4CNGH5VXA6L6F23WOLFV4

Alberto Fernández se reunió con Pedro Sánchez en el segundo día de actividad oficial de su gira por Europa en la que buscará el apoyo de países clave para la negociación de la Argentina con el Club de París y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Con el primero tiene un vencimiento de más de 2.000 millones de dólares a fin de mes y con el FMI dos cuotas de capital por un total cercano a los 4.500 millones de dólares que debe cancelar con el FMI en septiembre y diciembre. Si el Gobierno no paga o negocia su financiamiento, el país cae de nuevo en default.

El presidente argentino logró el apoyo de su par español y así lo dejaron en claro en la declaración conjunta que realizaron luego del encuentro en la Moncloa: “El presidente Fernández sabe perfectamente que España siempre ha abogado para que Europa mire con mayor compromiso las posibilidades de América Latina. Durante estos meses largos también en la Cumbre Iberoamericana trabajamos para revisar el mecanismo de sobretasas que tiene el FMI y está dañando y mucho las posibilidad de financieras de Argentina. Apoyamos en esto al presidente Fernández”, dijo Sánchez.

A su turno, Fernández expresó: “Le agradezco siempre el apoyo que nos ha dado una y otra vez cuando debimos hacer nuestros planteos frente a los organismo por la inmensa deuda que nuestro gobierno heredó en 2019. Siempre España estuvo de nuestro lado y quiero darle las gracias al Presidente”.

Y reiteró el pedido de la Argentina de que se suspenda en la pandemia “la aplicación de la sobretasas a los países que se excedieron en el cupo crediticio que triplica la tasa que se paga”. “Espero que en octubre el FMI lo trate y lo elimine”, completó el mandatario.


En el inicio de su declaración, Sánchez anunció que viajará a la Argentina el 8 y el 9 de junio con una “delegación amplia del gobierno y de empresarios y empresarias” y adelantó que España aprobó una “internacionalización de la economía” que significará inversiones por 4500 millones de euros en América Latina “y en particular a la argentina como uno de los países más prioritarios”.

Asimismo, hizo público el apoyo de España a la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, algo que semanas atrás había pedido el presidente de Estados Unidos, Joseph Biden: “España ha presentado un documento de posicionamiento para efectivamente respaldar la liberalización de las patentes en relación con las vacunas. Queremos incentivar la transferencia de conocimiento y tecnología, aumentar las capacidades rápidamente de producción de la vacuna para que sea universal e impulsar y agilizar la distribución de las vacunas a todos los puntos del planeta”.

Alberto Fernández le agradeció a Sánchez el apoyo y suscribió sus palabras sobre las inversiones y las patentes de las vacunas: “Esta noticia de llevar adelante un proyecto de inversión que tiene a América Latina como objeto central es para nosotros una gran noticia y, como le decía al presidente, tenemos que relanzar ese acuerdo estratégico que siempre hemos tratado de imponer con la mayor fortaleza. Argentina y España tienen que estar unidas y trabajar en consenso. Tenemos muchas miradas en común”.


Y completó: “Compartimos con el presidente también esa mirada que yo planteé en el G20, cuando la vacuna todavía no existía, de la necesidad de declarar a la vacuna como un bien global. Era algo que había hablado en febrero con el Papa Francisco, que toda la humanidad tenga acceso a esa vacuna. Argentina ya está produciendo el principio activo de la vacuna de AtraZeneca, trabajando junto a México. Según me ha informado el presidente López Obrador, a fin de este mes vamos a tener el primer lote de vacunas. Argentina está en condiciones de empezar a producir la vacuna Sputnik. Estamos esperando la aprobación de calidad y hemos avanzado con la producción de Sinopharm. Es un imperativo moral y ético que la vacuna llegue a todo el mundo”.

 

La previa de la reunión

España forma parte del Club de Paris e integra el board del Fondo Monetario Internacional. Antes de acompañar la estrategia de negociación de la Argentina, Pedro Sánchez quería conocer los detalles para evitar que la opinión pública española complique aún más su gestión en la Moncloa. Sucede que la coalición socialista perdió los comicios en Madrid y eso implicó un duro golpe a la estabilidad de Sánchez y una estocada mortal al conglomerado de agrupaciones de izquierda que avalaron su designación como jefe de Gobierno pese a la resistencia de los históricos barones del PSOE.


“España está más débil. No es la España de hace un año, un año y pico. La derrota en Madrid fue durísima y además porque rompió la coalición”, comentó Felipe Solá en el viaje desde Portugal a España.

-La derecha siempre gana en Madrid-, replicó Infobae al Canciller.

-Sí. Pero no así. Fue una derrota fuerte. Y Sánchez debe estar más preocupado, concluyó Solá.

La estrategia de negociación de Alberto Fernández es muy fácil de explicar: pretende que se posterguen los pagos al Club de Paris y el FMI y que se apruebe con el apoyo del G7 un programa económico que no implique un plan de ajuste.

El Presidente argentino necesita también que España avale la posibilidad de redistribuir entre los países medianos la ampliación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que asignará el FMI a todos sus socios. El DEG es una moneda que crea el Fondo y que se puede usar para ampliar las reservas líquidas del Banco Central ante la eventualidad de tener que pagar los vencimientos de capital del 2021.


Si España avala la estrategia de redistribuir los próximos DEG asignados a Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Canadá y Rusia, por citar a ciertas naciones poderosas, Argentina podría beneficiarse con un ayuda financiera extra que no estaba en los cálculos de Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán.

A los países deudores como Argentina, el FMI le cobra un super cargo que en 2021 estará cercano a los 920 millones de dólares extras.

Sánchez invitará a almorzar a Alberto Fernández y su comitiva antes de la inmediata salida al aeropuerto Adolfo Suárez/Barajas rumbo a París, tercera escala de la gira oficial por Europa. Allí habrá un encuentro clave con Emmanuel Macron, presidente de Francia, quien tiene una de las llaves para lograr que la Argentina logre postergar el pago de más de 2.000 millones de dólares que se debe al Club de París y vence a fin de mayo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar