Alerta en el Gobierno: el promedio de nuevos casos diarios en todo el país aumentó el 33% en 7 días

CORONAVIRUS 20 de mayo de 2021 Por Mariel FITZ PATRICK / Sandra CRUCIANELLI
2LPPUKDR3RABNHRDBJJJBUSFXM

La meseta alta en los contagios diarios de fines de abril y principios de mayo dejó de ser tal, y a horas de que venza el último decreto de necesidad y urgencia (DNU) con restricciones a la movilidad y la presencialidad en la escuelas en el Área metropolitana (AMBA), la curva de casos volvió a crecer. La novedad es que ya el epicentro no sólo es el conglomerado urbano de la Capital y el Gran Buenos Aires, sino que - tal como publicó ayer Infobae -, los contagios en el resto de las provincias también aumentaron, con situaciones críticas en algunos distritos como Santa Fe o Córdoba, por ejemplo.

Si bien el foco de la disputa política estuvo puesto las últimas semanas en la Ciudad y el Conurbano - por la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de judicializar el primer DNU presidencial y sostener las escuelas abiertas-, la suba de contagios se extendió a todo el país, y el Gobierno analiza nuevas restricciones. Si bien el jefe de Estado descartó un retorno a la fase 1 de una cuarentena dura en el nuevo DNU que firmará mañana viernes, en el Gobierno advierten que la situación es “grave” y requiere tomar medidas.

En este contexto, el Presidente le pidió mayores controles y no descarta imponer una medida drástica de suspensión total de la circulación los fines de semana para las áreas más comprometidas. Hay coincidencia en que las reuniones sociales son foco de contagio, y que se debe cerrar toda actividad comercial no esencial, pero persisten algunas diferencias sobre la suspensión completa de las clases presenciales. La Ciudad estaría dispuesta a aplicar cierres más estrictos sábados y domingos, pero quiere sostener la presencialidad para el nivel inicial y primario.

En el entorno presidencial hay malestar con gobernadores por no haber dispuestos restricciones más severas antes, y no efectuar un control más efectivo de las medidas ya existentes.

Los expertos le plantaron ayer al jefe de Estado que el escenario es “muy complejo” por la “circulación de las nuevas variantes de alta transmisibilidad”, y el aumento de las muertes. Ayer, el Ministerio de Salud informó que en las últimas 24 horas se reportaron 39.652 contagios, nuevo récord desde el comienzo de la pandemia, y otros 494 fallecidos por coronavirus.

 

Qué pasó en la última semana

Si se mira lo que sucedió en el Gran Buenos Aires y la Ciudad, los números indican que se frenó la baja que venían experimentando en los contagios en las última quincena de abril y primeros días de mayo, producto de las restricciones dispuestas por el DNU presidencial el último 16 de abril.

Pese a que el Presidente criticara nuevamente al jefe de Gobierno porteño esta semana - ”le hicieron decir a la Corte que lo que ellos querían... ¿Y quién tenía razón?”, sostuvo en declaraciones públicas - hasta principios de mes, las limitaciones en la movilidad y el cierre nocturno de bares y restaurantes surtieron efecto a ambos lados de la General Paz. La baja en los casos se dio más allá de que hubiera clases presenciales en el nivel inicial y primaria en el distrito porteño, y las escuelas estuvieran cerradas en el Conurbano.

Pero en la última semana de mayo, el escenario cambió. Del análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae de los reportes diarios del Ministerio de Salud de la Nación, el promedio de nuevos casos subió el 20% en la provincia de Buenos Aires en los últimos siete días: pasó de un promedio de casos diarios el 13 de mayo de 8.703, a los 10.486 de ayer. Sin embargo, este crecimiento en territorio bonaerense responde más a un aumento de contagios en el interior, que a la suba de casos en los municipios que rodean la Capital, que son los más poblados. Así se lo admitieron fuentes del Ministerio de Salud bonaerense a Infobae.

En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, el ascenso fue levemente mayor, del 23%. La media móvil del 13 de mayo había sido de 2.146 contagios diarios; apenas una semana después, este indicador fue de 2.643 contagios promedio en 24 horas. Se toma la “media móvil” para los últimos siete días - o el promedio de la semana - a fin de evitar saltos en los casos informados en una jornada en particular por problemas en la carga, o los descensos en los reportes del fin de semana.

Pero el aumento a nivel nacional superó aún más esos porcentajes y alcanzó el 33%. El 13 de mayo la media móvil era de 20.932 contagios cada 24 horas; ayer, el promedio diario escaló a 27.941. Y si se excluyen los contagios de PBA y CABA, el aumento de los contagios en el resto del país durante la última semana fue aún superior, el 47%, según surge de los datos analizados por Infobae de los reportes diarios.

Por eso, la videoconferencia de ayer de Alberto Fernández con una primera tanda de 12 gobernadores, mientras que hoy tendrá lugar otro encuentro virtual con el resto para terminar de definir cómo será la nueva etapa a nivel nacional. El anuncio de las nuevas medidas sería mañana viernes, según fuentes oficiales. El Gobierno quiere que los gobernadores profundicen las restricciones y se comprometan a fortalecer los controles en sus distritos, algo que hasta ahora no sucedió de forma unánime. Solo algunas jurisdicciones, como Santa Fe, decidieron tomar medidas recién esta semana por el aumento de casos y saturación de camas de terapia.
Qué pasó con los fallecidos

A nivel nacional, los muertos por COVID-19 la última semana también aumentaron, aunque menos que los contagios: el 16%. El 13 de mayo el promedio de nuevos fallecidos fue de 427, mientras que ayer ascendió que ese valor subió a 494.

En la Provincia, los fallecimientos también crecieron pero más que los casos, al registrar una suba del 22 %,en los últimos siete días. El promedio de muertos diarios pasó de 237 diarios el 13 de mayo, a 289 ayer.

En la Ciudad, en cambio, hubo un descenso del 11%. El promedio de muertos cada 24 horas bajó de 52 a 46 en siete días.

 

Demoras en la carga de información

Esta suba del 47% en el interior del país incluye la carga atrasada de Formosa que informó el Ministerio de Salud de la Nación entre el lunes y ayer. La provincia gobernada por Gildo Insfrán “sumó” en solo tres días 10.974 “nuevos” contagios, de los cuales, sólo 2.043 correspondieron a esas jornadas. El retraso en los números de casos de Formosa generó un cruce entre la Nación y el gobierno provincial sobre las responsabilidades en la demora con que aparecen los contagios en el Sistema Nacional de Vigilancia en la Salud (SNVS).

Infobae analizó los reportes diarios que el Ministerio de Salud de la Nación actualiza diariamente en su portal de Sala de Situación, ya que tras descargar el dataset sobre COVID_19 del sitio de datos abiertos de la cartera sanitaria nacional, constató que la carga está incompleta y no es posible contar con la información actualizada.

Y si bien tanto a nivel nacional, como en la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires se registraron aumentos, esas subas fueron menores si se analizan los números del dataset oficial de ayer. Esta situación sucede también con los fallecidos, como reveló Infobae a principios de mayo, cuando detectó que a nivel nacional se informaba un número total de muertos a nivel país que era inferior al real, por retrasos en la notificación en el SNVS por parte de las distintas jurisdicciones.

En la última semana, los datos oficiales del dataset arrojan un aumento inferior al que reflejan los reportes diarios del Ministerio de Salud de la Nación: el 12% de suba en los casos diarios promedio a nivel nacional, del 9% en la Provincia y del 10% en CABA.

 

La situación en el Conurbano

La situación en el Gran Buenos Aires (GBA) no se agudizó tras el DNU presidencial del 16 de abril, pese a los indicadores negativos en todo el país. De hecho, en los 40 partidos bonaerenses que integran el AMBA se viene evidenciando una baja, según los datos que maneja la cartera sanitaria bonaerense a cargo de Daniel Gollán. De un promedio diario por semana de 9.838 casos en la tercera semana de abril se pasó a 6.870 en la segunda semana de mayo. Es un descenso del 30%. El total de casos acumulados en el Gran Buenos Aires sumaba 1.107.257 hasta ayer.

Pero al mismo tiempo que bajaron los casos en GBA, subieron un 24% los contagios en el interior de la Provincia. El promedio de nuevos casos diarios fue de 1.869 en la tercera semana de abril ascendieron a 2.314 en la segunda semana de mayo.

Estos porcentajes cambiaron en el último mes en cuanto a la distribución geográfica dentro de PBA. Mientras que en la tercera semana de abril, el 82% de los nuevos casos se registraban en el Conurbano y el 18% en el interior de la provincia, en la segunda semana de mayo, el 72% correspondía a GBA y el 28% en los municipios del interior de la Provincia.

 

Máxima presión sobre las UTIs

El aumento de los contagios en la última semana, también incrementó la presión sobre el sistema de camas de terapia intensiva. Ayer se registró un nuevo récord de 5.877 pacientes internados en unidades de cuidados críticos, el más alto desde que empezó la pandemia. Hace una semana, el 13 de mayo, eran 5.420.

La ocupación de camas UTI estaba ayer al 72 % a nivel nacional, cuando hace siete días estaba en el 69%, considerando todas las patologías, del sector público y privado. En el AMBA, ese indicador se mantuvo estable la última semana en el 76,40%

Fuente: Infobae

Te puede interesar