El Gobierno nos sigue tomando como "conejitos de india": Compró una nueva vacuna china

CORONAVIRUS 26 de mayo de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
L2KEX6OA6JGBDBQGCC35YVL43A

El gobierno nacional concentra sus esfuerzos en el objetivo más importante: conseguir la mayor cantidad de vacunas posible para lograr la inmunidad de rebaño. En ese sentido, el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, confirmó esta tarde que el Gobierno cerró un acuerdo para comprar la vacuna de una sola dosis del laboratorio chino CanSino Biologics. El anuncio se da en medio de las dudas sobre si esa unidosis otorga o no inmunidad sólo por seis meses. Y si bien se prevé que la firma del acuerdo es inminente, hasta el momento no hay información oficial sobre la cantidad de inoculantes que llegarían al país ni la fecha aproximada.

La vacuna de CanSino Biologics cuenta con la misma tecnología que la vacuna contra el ébola, que consiste en vectores virales (material genético), y los virus utilizados como vehículos están atenuados. En consecuencia, no pueden causar la enfermedad del COVID-19. Al recibir el inoculante, el vector viral producirá cientos de réplicas del antígeno para que, de esta forma, el sistema inmunológico genere una respuesta con anticuerpos neutralizantes después de 14 días. 

 
Los estudios para el desarrollo de la vacuna de origen chino se realizaron en Argentina, México, Chile y Pakistán, entre otros países. Tiene una eficacia del 90,98% para casos graves y del 65,7% para casos asintomáticos. Es de una sola dosis, un dato para nada menor por el ahorro en el costo y por la facilidad que ello implica en la logística.

“Estamos estudiándola en Argentina en 3.000 pacientes. En los próximos días iniciaremos un estudio en pacientes con VIH también con esta vacuna. Es una inoculación de una sola dosis aunque no descartamos la posibilidad de estudiar si funciona mejor con una segunda”, precisó consultado por este medio Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

 De origen chino, cuenta con la misma tecnología que la vacuna contra el ébola, del mismo laboratorio (EFE)
Luego de haber sido testeada en 78 centros de estudio, la vacuna se encuentra en la última fase de prueba. A través del Beijing Institute of Biotechnology, CanSino probó su vacuna en Argentina con un ensayo doble ciego del que participó la Fundación Huésped y cuyos sobres, que indican quién recibió la fórmula y quién no, se abrirían en breve. Además, se probó en Rusia, Pakistán, México -donde ya se aplica- y Chile.

La inoculación de Cansino facilitará el desarrollo de la campaña de vacunación ya que además de aplicarse con una sola dosis se almacena a una temperatura de ntre 2 y 8 grados, es decir que no requiere congelación, lo que facilita su logística. “Otro punto importante para esta vacuna es que se guarda a temperatura de heladera”, informó a Infobae el prestigioso infectólogo y asesor del gobierno nacional Eduardo López.

“Ya se aprobó en Hungría. Antes de usarse aquí tiene que aprobarse por el Ministerio”, aseguró Sued. El productor de vacunas anunció el sábado que las autoridades húngaras emitieron un certificado de Buenas Prácticas de Fabricación (GMP, por sus siglas en inglés) para su vacuna recombinante. Marcando la segunda vez que una vacuna china COVID-19 ha recibido un certificado de este tipo de un país de la UE después de Sinopharm. La emisión de este certificado aumentó la confianza en las vacunas chinas en los países europeos, ya que persisten los temores de coágulos sanguíneos entre las vacunas AstraZeneca y Johnson & Johnson.


La información sobre el acuerdo la confirmó Cafiero esta mañana en diálogo con Luis Novaresio, por radio La Red. Ante la consulta del periodista sobre el estado de las negociaciones con la farmacéutica Johnson & Johnson, que también produce vacunas de una dosis, el jefe de Gabinete respondió: “Muy bien. Y también cerramos la semana pasada con CanSino, que es otro laboratorio que también hizo el ensayo clínico aquí, en Argentina, de la Fase III durante el año pasado. Nosotros tenemos una instrucción precisa del Presidente de ampliar las negociaciones necesarias para adquirir la mayor cantidad de vacunas que se pueda”.

De todas formas, reconoció los problemas para lograr el objetivo principal: “El cuello de botella de la producción (de vacunas) lo conocemos, lo mismo con las entregas, lo hemos dicho infinidad de veces. Seguimos hablando de lo que falta, y está bien, pero también hablemos de lo que llegó. Llegan dos millones y medio de vacunas, la Argentina está llegando esta semana al 20 por ciento de su población al menos vacunada con una dosis”.

Con una población de 45 millones de habitantes, Argentina compró más de 65 millones de dosis de las cuales recibió poco más de 14 millones de vacunas. En total son 14.355.710, de las que 7.645.710 corresponden a la vacuna Sputnik V -6.585.550 del componente uno (la cifra incluye las 609.965 que llegaron ayer a Ezeiza) y 1.060.160 del dos-. Asimismo, 1.286.400 del laboratorio AstraZeneca llegaron a través del mecanismo Covax (de ellas 204.000 arribaron el domingo al país y 580.000 Covishield, que se trata de las desarrolladas por esa farmacéutica y la Universidad de Oxford elaboradas en el Instituto Serum de la India. Finalmente, 4 millones de dosis de la vacuna Sinopharm llegaron al país en varios vuelos desde el 25 de febrero.

Otras 843.600 dosis de la vacuna AstraZeneca hicieron su ingreso esta semana al país y son las primeras de los 4 millones de dosis que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció el 11 de mayo que llegarán a territorio nacional antes de fin de mes. Se trata de los embarques correspondientes al contrato celebrado el año pasado por las 22,4 millones de dosis entre el gobierno argentino y la empresa farmacéutica, cuyo cumplimiento está demorado y generó críticas del Poder Ejecutivo. El principio activo de estas dosis fue producido en la Argentina por el hub biotecnológico mAbxience (Grupo Insud).

Fuente: Infobae

Te puede interesar