El mayor buque de la Armada de Irán se hunde por causas desconocidas en el golfo de Omán

INTERNACIONALES 02 de junio de 2021 Por Ángeles ESPINOSA
RSAEKDVKCIB2GWN5KSJAWTJFGE

El mayor buque de la Marina de Irán, el Kharg, se ha hundido este miércoles en el golfo de Omán, tras incendiarse la víspera por causas desconocidas, según informan los medios iraníes. Aunque los intentos por controlar el fuego fracasaron, la tripulación pudo ser rescatada y trasladada al cercano puerto de Jask, al suroeste del país, a la entrada del estratégico estrecho de Ormuz.

 
De acuerdo con la agencia estatal de noticias iraní, IRNA, el incendio se inició el martes, pero tras 26 horas de intentos, las autoridades no fueron capaces de controlarlo. “Todos los esfuerzos para salvar el navío han resultado infructuosas y se ha hundido”, informa la agencia. Las imágenes que ha difundido muestran una enorme bola de fuego sobre el barco en diferentes momentos del día y a varios marinos a bordo antes de la evacuación.

El Kharg, que toma su nombre de la isla donde se halla la principal terminal petrolera iraní, realizaba una misión de entrenamiento, según la televisión estatal. El barco cisterna, con cuatro décadas de servicio, era uno de los pocos de la Marina iraní capaz de reabastecer a otros barcos en alta mar. Además, contaba con grúas para mover carga pesada y disponía de helipuerto.

Aunque las autoridades iraníes no han explicado la causa del incendio, los observadores analizan la posibilidad de que no se trate de un accidente. El pasado marzo salió a la luz una guerra naval secreta entre Irán e Israel a raíz de que el primer ministro de este país, Benjamín Netanyahu, acusara a Teherán del ataque al mercante Helios Ray, registrado en Bahamas por una empresa de Israel.

Aquel incidente, también en aguas del golfo de Omán, no era un caso aislado. Al menos otro navío comercial israelí había seguido la misma suerte, al parecer en respuesta a una docena de operaciones de comandos israelíes contra petroleros y otras naves iraníes. En abril, el Saviz, un barco que llevaba años anclado en el mar Rojo frente a las costas de Yemen y del que se sospechaba que era una base de la Guardia Revolucionaria iraní, sufrió un ataque atribuido a Israel.

 

Misteriosas explosiones

Desde 2019, varios cargueros han sido objeto de misteriosas explosiones en el mar de Omán, que comunica con el estrecho de Ormuz, una vía de agua estratégica por la que a diario cruza una quita parte del petróleo que se comercializa en el mundo. La Marina de Estados Unidos ha acusado a Irán de esos incidentes, al parecer causados por minas lapa adheridas al casco de los barcos.

Teherán ha negado cualquier implicación en los incidentes que se produjeron en un momento de tensión con Washington por su retirada unilateral del acuerdo nuclear y la reimposición de duras sanciones económicas a la República Islámica. Ahora, ambos negocian en Viena, con la mediación europea, cómo reactivar aquel pacto.

El hundimiento del Kharg es el último desastre de la Marina iraní. En 2020, durante unos ejercicios militares, un misil que atacó por error a un navío de su flota causó la muerte a 19 marinos e hirió a otros 15, también frente al puerto de Jask. Dos años antes, un destructor se hundió en el mar Caspio.

Fuente: El País

Te puede interesar