El Gobierno avanza con el operativo electoral y confirmó a la empresa Indra al frente del recuento provisorio

POLÍTICA 03 de junio de 2021 Por Juan Piscetta*
IX5XGHB35FFGVN3CYDMLNUEKII

Después de una breve interrupción en 2019, la empresa Indra volverá a estar a cargo del escrutinio provisorio para las elecciones legislativas de 2021. Finalmente, el Gobierno adjudicó la licitación a la firma de capitales españoles en una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial.

La decisión fue confirmada a través de la Decisión Administrativa 534/2021 que lleva las firmas del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Según el pliego aprobado de la Licitación Pública de Etapa Única Internacional Nº 81-0022-LPU20 del Ministerio del Interior, Indra ganó la oferta valuada en $1.594.702.340 por el servicio de “diseño, planificación, desarrollo y operación del servicio de digitación, procesamiento y publicación para el Recuento Provisional de Resultados a nivel nacional y distrital”.

La propuesta corresponde tanto para las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) como las generales de legisladores nacionales, conjuntamente con las elecciones ejecutivas y legislativas provinciales así como municipales que se realicen de forma simultánea durante el año 2021.

“Con esta adjudicación concluye la etapa de contratación más importante vinculada con las elecciones de este año que quedan encaminadas para su realización con el calendario electoral vigente o las fechas que determine el Congreso de la Nación”, sostuvo la directora nacional electoral, Diana Quiodo.

Históricamente, Indra estuvo al frente del monitoreo de los datos del recuento provisorio de votos prácticamente en todos los comicios de los últimos veinte años, desde 1997 y hasta 2017. Sin embargo, ese predominio tuvo una pausa en 2019 durante el gobierno de Mauricio Macri. En las presidenciales de ese año, la firma a cargo del operativo electoral fue la estadounidense Smartmatic, que llegó al negocio en la Argentina de la mano de la gestión de Cambiemos.

Smartmatic también se presentó en la licitación abierta del pasado 25 de marzo, aunque esta vez quedó segunda en el orden de mérito, tras ofertar $1.704.201.929.

Si bien las dos propuestas cumplían con las condiciones fijadas en los pliegos, la Comisión Evaluadora del Ministerio del Interior recomendó en un informe elaborado el 19 de abril pasado adjudicar la licitación a Indra por contar con un puntaje de 276 puntos sobre un total de 300. En el caso de Smartmatic, en la evaluación técnica obtuvo un resultado de 250 puntos.

Desde el ministerio del Interior destacaron que Indra se ajustó a los parámetros técnicos requeridos para la prestación del servicio, con una oferta económica “de casi 110 millones de pesos menos que lo ofrecido por la empresa competidora”. E hicieron una comparación: en comparación con las elecciones legislativas de 2017, la propuesta tiene un costo 31% menor en dólares respecto de la que resultó ganadora ese año.

“En razón de ello y conforme la evaluación realizada, se considera a la oferta base de la firma Indra SI S.A. la más conveniente para el organismo contratante, con un puntaje final de 97.60 puntos, por resultar su oferta base técnicamente admisible y económicamente conveniente”, señala el texto de la disposición del Poder Ejecutivo.

En el marco del proceso licitatorio, Smartmatic efectuó una presentación ante el Ministerio del Interior donde cuestionó esa evaluación técnica y “la constitucionalidad de la exigencia de la previa integración de la pertinente garantía para la procedencia de la impugnación del Dictamen de Evaluación”.

Ahora bien, la Oficina Nacional de Contrataciones dictaminó que “en todos los supuestos en los que el oferente y/o interesado decida ejercer la facultad de impugnar el dictamen de evaluación deberá presentar, sin excepción, la correspondiente garantía”.

“En consecuencia, y en pos de tutelar los principios de igualdad y transparencia que informan las contrataciones públicas corresponde rechazar la impugnación formulada por la firma Smartmatic”, resolvió el Gobierno.

Sin embargo, Smartmatic no se quedará afuera totalmente del dispositivo electoral. La consultora, que en la región mantiene una importante despliegue en Venezuela, tiene un contrato de exclusividad firmado con Correo Argentino hasta 2025. Bajo su órbita está la transmisión de los telegramas, que informan los votos consignados por las autoridades de mesa.

En la Dirección Nacional Electoral destacaron el proceso de contratación del recuento provisorio, ya que incorporó “un elemento inédito en la administración electoral argentina que fue la participación de todos los actores en los comicios”. Durante el trámite, los apoderados partidarios, entidades de la sociedad civil, empresas tecnológicas y autoridades de aplicación realizaron 55 observaciones y/o sugerencias al trámite, que generaron 67 respuestas y consideraciones elaboradas por parte de los técnicos del Ministerio del Interior.

“Esto permitió hacer una contratación del servicio de recuento provisorio más transparente y económico, pero además le devolvió al Ministerio del Interior, el ámbito natural, una función clave en todo proceso electoral que había sido cedida al Correo durante la gestión Cambiemos”, subrayó Quiodo.

Aunque es un aspecto técnico de lo electoral, el escrutinio provisorio no estuvo exento de polémicas en el pasado. En las últimas elecciones presidenciales, los operativos de simulacro de votación tuvieron inconvenientes en la transmisión de datos que generaron suspicacias para la entonces oposición del Frente de Todos. Esas críticas se repitieron el fatídico 11 de agosto de 2019 ante la demora de carga de la información mientras que en las generales de octubre, Smartmatic zanjó las fallas y superó los récords de velocidad en el conteo.

Con el proceso de contratación más grande cerrado, el Senado de la Nación sesionará hoy desde las 14 para debatir la postergación por un mes de las PASO y las elecciones legislativas de este año por la segunda ola de coronavirus que atraviesa el país. De avanzar ese proyecto como está previsto, las primarias se realizarán el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre a fin de que la población esté en mejores condiciones sanitarias para afrontar el desafío electoral.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar