El extraño dibujo que hizo el principal sospechoso del caso Madeleine McCann durante la indagatoria

SUCESO 15 de junio de 2021 Por Julia VOSCO
ARCHI_850514

El 12 de mayo Madeleine McCann, la nena británica desaparecida hace 14 años en Portugal, cumplió o hubiera cumplido 18 años. Cuatro días antes, el alemán Christian Brüeckner, el principal sospechoso en el caso, aseguró ser inocente en una carta con una caricatura que mandó desde la cárcel donde purga una condena por violación.

Brüeckner fue condenado en diciembre de 2019 a siete años de prisión por la violación de una mujer estadounidense de 72 años que ocurrió en 2005 en Praia da Luz, el pueblo donde desapareció Maddie, el 3 de mayo de 2007.

En la carta que publicó el sitio Bild, el pedófilo de 44 años calificó la investigación en su contra como “escandalosa” y dijo que los fiscales que dirigían la investigación habían “avergonzado al sistema legal”.

“Acusar a un sospechoso es una cosa, pero es algo completamente diferente cuando un fiscal inicia una campaña de prejuzgamiento público antes de iniciar el proceso principal”, escribió Brüeckner, que habló por primera vez desde que se lo vinculó al caso.

El sospechoso se quejó de ser víctima de una campaña difamatoria y habló también sobre la libertad de expresión: “No está pensada para que la gente diga o escriba lo que le gusta oír a la mayoría”

Brüeckner pidió asimismo la renuncia de los fiscales de Brunswick Hans Christian Wolters y Ute Lindemann. “Ambos demuestran que no son aptos para el cargo de ‘defensores honestos del pueblo alemán’. Realmente, son una vergüenza para el sistema legal alemán”.

Junto a la carta, Brüeckner mandó una caricatura de los dos fiscales en una pizzería que grafica la supuesta falta de pruebas en su contra. ”Voy a pedir un filete forense”, dice un hombre que se parece a Wolters. “Delicioso, yo también”, agrega una mujer que sería Lindemann.

En junio del año pasado, el fiscal Wolters sorprendió al mundo cuando presentó a Brueckner como un nuevo sospechoso principal en el caso, tras años de búsquedas infructuosas.

Wolters afirmó repetidamente que tiene pruebas de que Madeleine está muerta, pero nunca reveló cuál es esa evidencia ni cómo podría estar relacionada con Brüeckner.

Brueckner vivió durante 12 años en la región portuguesa del Algarve -de 1995 a 2007- a pocos kilómetros del hotel de Praia da Luz, el pueblo portugués donde desapareció McCann. Se mudó de vuelta a Alemania poco después del caso.

También se le investiga por la violación en 2004 de una joven irlandesa de 20 años y por la agresión sexual a una niña de 10 años en la región portuguesa de Algarve, el buso sexual la hija de su exnovia en 2013 en un parque de Braunschweig y por otros casos de asesinatos y desaparición de niños no resueltos en Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

A fines de 2020, los padres de Madeleine emitieron un comunicado en el que renovaron su intención de encontrar a su hija. “Nunca se detuvo la esperanza, la energía y la determinación para encontrar a Madeleine y descubrir la verdad”, escribieron.

Fuente: TN

Te puede interesar