Carne: el Gobierno lanza medidas para aplacar precios y asegurar oferta

ECONOMÍA 22 de junio de 2021 Por Yanina Otero*
matias-kulfas

El Gobierno presentará este martes un paquete de medidas tendientes a contener el precio de la carne en el mercado interno que durante el último año se incrementó más del 70%. Los anuncios comprenden desde el lanzamiento de un plan ganadero que tiene como objetivo incentivar la producción nacional de carne, hasta cupos mensuales para la exportación, pasando por la restricción de exportar algunos cortes particulares, hasta la ampliación de precios populares en las góndolas.

Luego de semanas de negociaciones con los frigoríficos exportadores, ayer se venció el plazo que había estipulado el Gobierno de cerrar los envíos de carne por 30 días, es por ello que esta semana avanzará finalmente con resoluciones concretas que tiene como foco desacelerar el incremento del producto en las góndolas.

En primer término, se concretará el lanzamiento de un Plan Ganadero, tal como adelantó el ministro de Producción Matías Kulfas, que tendrá entre sus ejes el desarrollo de la ganadería en el Norte Grande y además prevé incentivos fiscales y créditos blandos para el sector. La mirada el Gobierno está centrada en que la Argentina produzca más carne no solo para crecer no solo en exportaciones sino también para asegurar el normal abastecimiento en el mercado interno. Según trascendió el objetivo es alcanzar cinco millones toneladas de carne al año, desde los 3 millones actuales.

Para ello, en una primera instancia, se fomentará el engorde para obtener animales más pesados y de esta manera conseguir mayor productividad en el mediano plazo.

En paralelo y luego de haber alcanzado un acuerdo con los frigoríficos exportadores, se ampliará el volumen de carne a precios “populares” que aporta el sector privado para abastecer el mercado interno. De esta manera, los exportadores se comprometerán a volcar 12.000 kilos al mes hasta fin de año.

Otra de las medidas con la que avanzará el Gobierno será la restricción de exportar algunos cortes particulares de carne que cumplen un rol clave en la mesa de los argentinos. Básicamente, se buscará incrementar la oferta en el mercado interno de asado y vacío, matambre, entre otros.

En la misma línea, según trascendió, esto conllevaría que se reabrirían las exportaciones de carne, pero no en su totalidad, es decir, habrá un cupo que rondará alrededor del 65% de lo que se enviaba al exterior previa intervención del Gobierno.

En líneas generales, esta batería de medidas se extenderá al menos hasta fin de año y además continuará activa una mesa de diálogo entre el sector cárnico, los frigoríficos y el Gabinete económico de Alberto Fernández para monitorear el desarrollo del sector.

Otro de los ejes en esta nueva etapa para la carne argentina, será el de un mayor control en las exportaciones, más allá de los volúmenes, el foco también estará puesto en evitar y desarticular maniobras fraudulentas por parte de los frigoríficos exportadores.

En este marco, desde la Mesa de Enlace de entidades del agro, continúan reclamando que no fueron convocados por el Gobierno para dialogar respecto al cierre temporal de las exportaciones de carne. Según trascendió, si bien fueron invitados al acto en el que se anunciará mañana el flamante Plan Ganadero, la decisión sería pegar el faltazo.

Es que las entidades del campo esperaban que luego del paro de comercialización de hacienda que concretaron por más de 10 días, el Gobierno daría el brazo a torcer como lo hizo a comienzos de año con los envíos de maíz.

Lo cierto es que, según explican en el oficialismo, ya no hay margen para que la carne continúe subiendo en las góndolas. Antes del cierre de las exportaciones el Gobierno esperaba un gesto de buena voluntad del sector que nunca llegó y por eso hoy avanza con medidas concretas para liberar envíos, pero sin descuidar el mercado interno.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar