A 10 años del descenso de River, qué fue de la vida del plantel que perdió la categoría

DEPORTES 26 de junio de 2021 Por Omar EDEN
E4PNTIYNYJA6RKMIARNQQJDZDY

El 26 de junio de 2011 fue el día más duro en la historia de River Plate. Lo que todo el mundo creía que nunca iba a suceder, finalmente pasó. Tras la igualdad 1 a 1 ante Belgrano en el Monumental (cuatro días antes había caído por 2 a 0 en el Gigante de Alberdi), el Millonario quedó condenado a perder la categoría y disputar una temporada en la B Nacional, la segunda categoría del fútbol argentino.

Si bien hubo un futbolista que caminó la redención y se convirtió en ídolo y otros lograron destacarse en Europa e incluso llegar a vestir la camiseta de la Selección, algunos no lograron tener un pico deportivo en su camino deportivo post River.


¿Qué fue de la vida de los futbolistas que disputaron la Promoción ante Belgrano de Córdoba?

JUAN PABLO CARRIZO:


Supo ser campeón en el Clausura 2008 y regresó a la institución luego de sus pasos por Lazio y Real Zaragoza para darle un salto de calidad al plantel. Esa tarde ante el Pirata fue su última función con la camiseta millonaria. Tras ese partido su carrera, nunca pudo recuperar el nivel que lo llevó a la Selección y a ser catalogado como el arquero del futuro. A los 37 años, actualmente se encuentra sin equipo. Su último partido oficial fue el 15 de diciembre de 2019, cuando atajó para Cerro Porteño de Paraguay en la derrota como local por 4 a 2 ante General Díaz.

CARLOS ARANO:

El lateral no tuvo un gran paso por Núñez y fue titular en el partido de vuelta ante Belgrano -jugó en la zona media del campo-. Si bien se quedó para dar una mano en la B Nacional, no tuvo los minutos que deseaba y retornó a Huracán, donde ganó una Copa Argentina y la Supercopa Argentina. Tras retirarse en Barracas Central a inicios del 2016, Chiche comenzó una carrera como formador. Actualmente es el entrenador de la Quinta División de Racing.

JONATAN MAIDANA:


Si bien jugó los dos partidos contra el Pirata (en Córdoba ingresó desde el banco), el marcador central logró dar vuelta la página y convertirse en uno de los principales referentes del exitoso ciclo de Marcelo Gallardo. En Núñez conquistó 12 trofeos: un campeonato local, cinco copas nacionales y seis copas internacionales (se destaca la Copa Libertadores de 2018 ante Boca, el eterno rival). Tras un breve paso por el Toluca de México regresó para ser uno de los puntales del Muñeco en la última línea del campo.

ALEXIS FERRERO:

Luego de destacarse en Tigre y Colón, River apostó por el marcador central para mejorar la defensa en el mercado de pases de 2010. Supo ser una fija para JJ López y fue titular en los dos partidos contra Belgrano. Siguió en el club seis meses más, pero tras un cortocircuito con Matías Almeyda se marchó rumbo a Huracán. Se retiró a mediados de 2019 en Gimnasia de Mendoza y actualmente es el mánager de Central Córdoba de Santiago del Estero.

JUAN MANUEL DÍAZ:

Llegó de un buen andar en Estudiantes de La Plata, el uruguayo no pudo dejar su huella en el Millonario. Continuó en la institución pese al descenso, e incluso marcó un gol en el primer partido (1 a 0 ante Chacarita). Antes de lograr el boleto a Primera se marchó rumbo a Nacional de Uruguay. En 2017, hostigado por algunas lesiones, decidió retirarse en el AEK Atenas de Grecia.

FACUNDO AFFRANCHINO:

Irrumpió de muy buena manera en River y contribuyó en el título de 2008 con Simone como DT, pero luego su carrera se fue diluyendo. El mediocampista, que fue de la partida en el segundo duelo contra los cordobeses, pasó por 9 clubes desde su primera salida del Millonario. Hoy defiende la camiseta de Olimpo de Bahía Blanca, entidad que disputa el Torneo Federal.

WALTER ACEVEDO:


A los 32 años, luego de un breve paso por Malta y Guatemala, decidió retirarse para dedicarse a la representación de futbolistas (en su cartera se destaca la presencia de Mauro Zárate). Surgió de San Lorenzo y pasó por Independiente antes de recalar en River. Tras la pérdida de categoría se marchó a Banfield.

ROBERTO PEREYRA:

Uno de los que más creció pese a recibir este duro golpe en los inicios de su carrera. Fue vendido a Udinese y en Europa se ganó un lugar en la selección argentina. Pasó por la Juventus y ganó 5 títulos (dos Serie A, dos Copa Italia y una Supercopa Italia). La pasada temporada retornó a la entidad de Friuli, donde es titular indiscutido.

ERIK LAMELA:

Su nombre es famoso desde chico, debido a que Barcelona quiso llevárselo cuando estaba dando sus primeros pasos en las inferiores de River. Luego del descenso fue transferido a Roma. Tras dos temporadas en la Serie A recaló en Tottenham, donde se desempeña actualmente. Al igual que el tucumano también tuvo un paso por la Selección.

MARIANO PAVONE:


Uno de los futbolistas que quedó marcado por lo acontecido en la Promoción. Su penal errado ante Juan Carlos Olave es un tema recurrente en sus entrevistas. El Tanque pudo rehacer su carrera. Su buen paso por Lanús le permitió recalar en Cruz Azul de México, donde fue campeón en dos oportunidades. También jugó en Racing y Vélez. Actualmente es uno de los referentes de Quilmes, en la B Nacional.

LEANDRO CARUSO:

El delantero, a los 39 años, es la carta goleadora de Dock Sud, uno de los principales animadores en la Primera C. Luego de la pérdida de categoría retornó a Godoy Cruz. También pasó por Huracán, All Boys y Juventud Unida de San Luis.

JUAN JOSÉ LÓPEZ:


El descenso es una cruz que aún carga. El Negro, que supo ser ídolo y campeón como futbolista, tomó las riendas del equipo sobre el final del torneo tras la salida de Ángel Cappa. Este histórico resultado lo marcó y prácticamente le puso punto final a su carrera como director técnico, ya que solamente tuvo dos breves aventuras en el ascenso argentino: San Martín de Tucumán en 2014 y Juventud Antoniana de Salta en 2016.

“Yo aprendí que el capitán del barco no se baja nunca. Salva a los tripulantes y a toda la gente del barco, pero él se hunde con el barco. Y yo soy un capitán. Yo me hundo con mi barco. Así es mi vida. Al que le gusta, que le guste. Y al que no, mala suerte. Yo soy así. Yo por River doy la vida. Que no te quepa la menor duda”, supo reconocerle a este medio.

ADALBERTO ROMÁN:

Llegó a River para transformarse en baluarte de la defensa, pero su error en la ida contra Belgrano de Córdoba lo condenó para siempre entre los simpatizantes millonarios. Luego de un breve paso por Palmeiras retornó a su país, donde defendió las camisetas de Libertad, Cerro Porteño y Sportivo San Lorenzo.

En 2019 dejó el fútbol de manera profesional (estuvo cerca de jugar en División Intermedia en 2020, pero la pandemia truncó la posibilidad) y se mudó a La Colmena para dedicarse a la ganadería. Compró un campo y tiene su propia granja.

PAULO FERRARI:

El lateral no pudo estar en la vuelta de la Promoción por llegar al límite de tarjetas amarillas y tras el descenso decidió regresar a Rosario Central, donde se retiró a mediados de 2018. Al año siguiente comenzó su aventura como entrenador en el Canalla. Luego recaló en San Martín de San Juan, pero el pasado 22 de junio dejó de ser el DT tras caer por 4 a 1 ante Tristán Suárez.

MATÍAS ALMEYDA:


A las pocas horas del descenso, el Pelado tomó la decisión de colgar los botines para calzarse el buzo de entrenador y tratar de depositar a River Plate nuevamente en la máxima categoría del fútbol argentino, algo que logró en la siguiente temporada. Desde 2019 es el estratega del San José Earthquake de la MLS.

EZEQUIEL CIRIGLIANO:

Fue titular en el partido de ida de la Promoción y siguió en la institución luego de bajar de categoría. Su carrera finalmente no fue lo que insinuó cuando comenzó y deambuló por varios clubes. Luego de pasar por Estados Unidos, México y Chile rescindió su contrato con Godoy Cruz de Mendoza en búsqueda de continuidad.

MAURO DÍAZ:

Tuvo poca participación en la campaña, pero fue titular en el duelo de ida ante Belgrano. Luego de un puñado de duelos en la B Nacional pasó a Unión Española de Chile. También jugó en Dallas y Shabab Al Ahli de Dubai. A mediados de 2019 regresó al país para vestir la camiseta de Estudiantes de La Plata, donde se desempeña actualmente.

ROGELIO FUNES MORI:


El Mellizo, que fue de la partida en el Gigante de Alberdi, brilla en el fútbol azteca con la camiseta de Rayados de Monterrey, donde es considerado un ídolo. El Tata Martino presionó para nacionalizarlo y convocarlo a la Selección de México. Luego de contribuir en el ascenso y destacarse en la vuelta a Primera, emigró al Benfica. También pasó por el Eskişehirspor de Turquía.

DANIEL VILLALVA:

Sus escasos minutos los tuvo ingresando en el final del partido de vuelta, en búsqueda del milagro. Se quedó y fue pieza de recambio en la B Nacional. Luego de un prolongado paso por México (Veracruz y Querétaro) y un año en Goiás de Brasil, el Keko recaló en Guaraní de Paraguay.

FABIÁN BORDAGARAY:

Fue el único refuerzo para un semestre crucial y nunca pudo destacarse (no marcó goles en los seis partidos que disputó). Tras una escasa participación en la Segunda División comenzaron sus aventuras por distintos equipos: Argentinos, San Lorenzo, Rangers de Chile, Levadiakos de Grecia, Caracas de Venezuela, Defensa y Justicia, Rosario Central, Dorados de México y Banfield.

Fuente: Infobae

Te puede interesar