El TEG de JxC: Lilita alza la guardia, el PRO duda y la UCR se envalentona

OPINIÓN 29 de junio de 2021 Por Claudio Mardones*
1624920984163

A una semana de su virtual proclamación, el médico Facundo Manes se transformó en el principal producto electoral de la UCR para salir del segundo plano que ocupa dentro de Juntos por el Cambio. Su relanzamiento, junto a la victoria del Frente Cambia Jujuy, liderado por el gobernador Gerardo Morales en las elecciones locales de este domingo, colocaron al partido radical en una posición expectante ante los crujidos de la interna que atraviesa al PRO, por la disputa de liderazgo entre el expresidente Mauricio Macri y el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta. 

Si bien todavía no confirmó su postulación, en los últimos diez días Manes se movió en modo candidato y para este martes tiene prevista una reunión en formato virtual con la totalidad de los intendentes radicales bonaerenses. Sin embargo, el arranque de la carrera política del neurólogo en la provincia de Buenos Aires no será fácil: la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, lo quiere dentro de una lista de unidad encabezada por ella. El radicalismo está dispuesto, pero siempre y cuando ese lugar quede en manos de su flamante incorporación.

El tironeo revela el nivel de diferencias que tienen los socios de la alianza opositora en territorio bonaerense. También la ausencia de liderazgos ante la derrota electoral en 2019 de María Eugenia Vidal cuando buscó su reelección como gobernadora. A nivel nacional, el partido amarillo sigue rumiando la tensión entre Macri y Rodríguez Larreta luego del encuentro que ambos mantuvieron el viernes pasado. No lograron disipar la incertidumbre sobre las candidaturas para la Ciudad y para la provincia de Buenos Aires y luego el fundador del PRO decidió viajar a Europa por diez días. El alcalde quedó en hablar con la exministra de Seguridad Patricia Bullrich para que acepte una lista de unidad detrás de Vidal en la Ciudad de Buenos Aires, pero es solo uno de los problemas que tiene por delante para ordenar la interna bonaerense del PRO, donde impulsa la postulación de su vicejefe Diego Santilli. Tiene un puñado de competidores que no acompañan su desembarco, como el extitular de la Cámara Baja, Emilio Monzó, que prefiere a Manes.

El hueco que dejó Vidal en la provincia y el tironeo de la UCR con Carrió beneficia, por ahora, a Manes en medio del tembladeral que surca a la alianza bonaerense por las peleas internas del PRO. La movida fue tejida por el extitular de la UCR, Ernesto Sanz, y el titular de la UCR provincial, Maximiliano Abad, pero su suerte dependerá del nivel de aceptación que tenga dentro del macrismo y de la Coalición Cívica. 

Manes "podría reunir una lista única detrás de él", dijo este lunes el titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo. Buscó abrir un paraguas ante la ofensiva que prepara la Coalición Cívica. "Lilita" habló el domingo para dejar en claro que Manes tiene que resignar sus ambiciones para entrar a la alianza y recibir su respaldo. "Hay que ver si Manes quiere la unidad" porque quiere "ingresar a la política para llegar a la presidencia en dos años", dijo la oriunda del Chaco. "Quiere llegar en helicóptero a la Casa Rosada con una especie de mesianismo que no es cristiano, porque hay gente que quiere llegar a la Casa Rosada en helicóptero, gente que sin conocer la política quieren llegar a la Casa Rosada como una cuestión religiosa y quieren que todos nos pongamos a disposición de ellos", se quejó la fundadora de la Coalición Cívica. 

"Una cosa es ser neurocientífico y otra es tener cultura" para intervenir en política, advirtió Lilita para recordarle a la UCR su poder de daño. Carrió no se cortó sola. Sus declaraciones fueron posteriores al Plenario Federal que realizó la CC el sábado, conducido por el diputado nacional y presidente del partido Maximiliano Ferraro. La fuerza acordó un pronunciamiento para reclamar listas de unidad y que "se generen los acuerdos e integraciones con grandeza, humildad, generosidad, renunciamiento y unidad". Deben tener la misión de "evitar la partición de la Argentina ante la  grave crisis en ciernes". De ahora en adelante, Ferraro está mandatado para "realizar las alianzas necesarias para cumplir este objetivo, evitando internas y lograr candidaturas de consenso sin prevalecencias y hegemonías". 

También le pide a la conducción partidaria "que coordine con las autoridades de cada uno de los distritos la estrategia de alianzas y las conversaciones con la UCR, el PRO y el peronismo republicano". La orden va con una advertencia, porque "de ser necesaria la incorporación de otras fuerzas políticas deberá ser bajo estos principios y guiados por estos objetivos en coordinación con la estrategia nacional que en esta reunión se ha debatido y acordado". 

Después de las elecciones jujeñas de este domingo, Morales también buscará terciar en la interna bonaerense mientras construye su eventual precandidatura presidencial de la UCR para 2023. Con una ventaja de 28 puntos por encima del peronismo, la lista de la versión jujeña de JxC lo puso al mandatario provincial en el lugar que buscaba. "Lo de ayer me hizo pensar. Manes y (el senador nacional por la Ciudad) Martín Lousteau son potenciales candidatos a presidente, y sería un honor acompañarlos si así fuera; me hizo pensar que puede haber un radical como candidato a presidente", resaltó el mandatario jujeño, luego del triunfo en su distrito por casi 30 puntos por sobre el kirchnerismo.

"El radicalismo tiene territorio y capacidad de gobernar, para lograr acuerdos", repitió el mandatario y se sumó a los recaudos que lanzó Cornejo. Consideró que Carrió tiene que "bajar un cambio" ante la ofensiva que le aplicará a Manes hasta que cierre una negociación que le convenga a su partido. 

 

 

* Para www.letrap.com.ar

Te puede interesar